Foro oficial Dragon Ball Multiverse

Foro oficial Dragon Ball Multiverse

Comunidad española y latina del comic dragon ball multiverse.
 
ÍndicePortalCalendarioGaleríaFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Últimos temas
» ESPECIAL NAVIDAD: UNIVERSO 200
Ayer a las 11:03 am por Pablich

» CAPITULO 2: LEYENDA
Mar Dic 12, 2017 11:00 am por Pablich

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 34 - Ecos de la memoria RAM.
Lun Dic 11, 2017 8:02 am por Tserleg

» fanmanga: dboth saga III revelations Chapter 38 : Majin saga
Sáb Dic 09, 2017 6:20 am por yami82

» CAPITULO 1: UN MUNDO NUEVO
Vie Dic 01, 2017 11:11 am por Pablich

» 1- Hospital
Jue Nov 09, 2017 9:51 pm por Pablich

» Refugio en el hospital
Jue Nov 09, 2017 9:50 pm por Pablich

» Refugio de Sherwood
Miér Nov 08, 2017 6:40 pm por Pablich

» 7- Sherwood
Miér Nov 08, 2017 6:40 pm por Pablich

» Refugio de la presa
Miér Nov 08, 2017 6:35 pm por Pablich

» 6- Archer Greek
Miér Nov 08, 2017 6:34 pm por Pablich

» 5- Danvers
Miér Nov 08, 2017 6:32 pm por Pablich

» 4- Gasolinera de Marvin
Miér Nov 08, 2017 6:26 pm por Pablich

» Refugio en una Granja
Miér Nov 08, 2017 6:24 pm por Pablich

» Refugio en Polksville
Miér Nov 08, 2017 6:23 pm por Pablich

» Refugio en la Prision
Miér Nov 08, 2017 6:22 pm por Pablich

» 3- Prision
Miér Nov 08, 2017 6:20 pm por Pablich

» 2- Polksville
Miér Nov 08, 2017 6:10 pm por Pablich

» 1- Autopista hacia el Hospital
Miér Nov 08, 2017 6:08 pm por Pablich

» 4- Bar de moteros
Miér Nov 08, 2017 6:04 pm por Pablich

» 3- Granjas
Miér Nov 08, 2017 5:47 pm por Pablich

» 2- Lemon Hill
Miér Nov 08, 2017 5:33 pm por Pablich

» 1- Taggart
Miér Nov 08, 2017 5:27 pm por Pablich

» 4- Punto de evacuacion en el Garage
Miér Nov 08, 2017 5:23 pm por Pablich

» 3- La comisaria
Miér Nov 08, 2017 5:08 pm por Pablich

» 2- Club Deportivo
Miér Nov 08, 2017 4:59 pm por Pablich

» 1- El restaurante
Miér Nov 08, 2017 4:49 pm por Pablich

» Mapa del Rol
Mar Nov 07, 2017 10:47 pm por Pablich

» Bill en el centro medico
Lun Nov 06, 2017 3:43 pm por Pablich

» BILL en el bloque de pisos
Lun Nov 06, 2017 3:42 pm por Pablich

» Bill en el callejon
Vie Nov 03, 2017 4:21 pm por Pablich

» Tarzán en el Callejón.
Vie Nov 03, 2017 3:57 pm por Strider

» Trolleadas en chats 3.0
Vie Nov 03, 2017 3:33 pm por Strider

» 7- Lios de faldas
Vie Nov 03, 2017 3:01 pm por Pablich

» Tarzán en el Instituto.
Vie Nov 03, 2017 1:50 pm por Strider

» Tarzán se da una vuelta por la comisaría
Jue Nov 02, 2017 2:31 am por Strider

» 0- El almacen de CHAD
Miér Nov 01, 2017 3:19 pm por Pablich

» Bill y su pandilla llegan al Hospital
Miér Nov 01, 2017 6:30 am por Pablich

» 8- El ayuntamiento
Mar Oct 31, 2017 5:28 pm por Pablich

» Tarzán visita el centro médico
Mar Oct 31, 2017 4:08 pm por Pablich

Indice
Temas más activos
PALABRAS ENCADENADAS
¿Quien es este personaje?
Dragon Ball Z: Battle of Gods-Post de debate
Adivina el Nombre (Todo lo relacionado con Dragon Ball)
MULTIVERFANS
Cadena de Preguntas
Trolleadas en chats 2.0
Dragon ball legendary
Dragon Ball Heroes: Informacion y deseos
Encuestas de Chicas guapas. (2)...

Comparte | 
 

 DBM Universo 16 Capítulo 03

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Rhapsodia
Traductor novela DBM
Traductor novela DBM
avatar

Mensajes 1985
Fecha de inscripción 06/01/2012
Reputacion 14

MensajeTema: DBM Universo 16 Capítulo 03    Vie Jun 28, 2013 2:12 am

Capítulo 3: En casa de Bulma.

A la mañana siguiente, Vegetto se despertó temprano. Al parecer, había tomado los hábitos de Vegeta con respecto al sueño, lo que no impidió que su lado de Goku lo pusiese en su lugar cuando su estómago gruñó en voz alta. Se levantó del sofá que había sido su cama durante la noche y vio a Chichi ya ocupada en la cocina. Su memoria olfativa le dijo que Chichi preparaba arroz pilaf cocido con carne de pollo frito, bistek cocinado en una sartén, huevos fritos y vegetales salteados en salsa de soja. Su estómago se hizo escuchar de nuevo.

-Paciencia. dijo Chichi. Estará listo en un cuarto de hora.

Vegetto se levantó y se estiró a fondo como un felino. Chichi le lanzó una mirada interrogativa. Aparentemente, esta no era la costumbre de Goku. Vegetto crujió algunos huesos y se puso otra vez la ropa que había puesto a su lado durante la noche. Chichi exclamó:

-¿No iras a volver a ponerte eso? ¡No están en buenas condiciones!

-Pero no tengo otra cosa... dijo Vegetto, apenado.

-¡Espera, tengo algo de ropa vieja de Goku guardada en el armario!
Corrió a su habitación y sacó los viejos kimonos de su marido.

–Toma, esto debería servirte.

Vegetto se desvistió sin vergüenza - después de todo, era su marido - y se puso ropa limpia. Que demostró ser un poco grande para él. Chichi soltó una risita:

– ¡Al fusionarse con Vegeta, Goku debió de encoger!


Vegetto se mosqueó:
-¡No te rías o te acordarás de mí, eh!

Chichi encontró esa reacción tan graciosa, tan vegetesca, que redobló su risa. Ofendido en su orgullo, Vegetto, rojo como un tomate, se dio media vuelta y se cruzó de brazos. La mujer encontró esta reacción casi linda. Se calmó y le dijo:

-Bueno, lo siento...

-¡Me da igual! contestó el guerrero, de mala gana.

Chichi luchó por no reírse.

-¡Vamos, vengan a comer! ¡Está listo!

Vegetto se sentó, rígido, y comió de una forma más limpia con la que Goku no había comido nunca. Goten y Gohan llegaron.

-¡Hola mamá, hola papá! dijeron a coro.

-¡Hola, niños! dijo Chichi sirviéndoles su comida.

–‘la. Gruñó Vegetto, tragando un pedazo de pollo.

La comida transcurrió en silencio. Sólo el ruido de los cubiertos sobre la vajilla sonaba en la sala. Cuando un saiyano come, no habla. Una vez que la comida hubo terminado, Vegetto se levantó y anunció:

-Voy a ver a Bulma ahora. Bye bye.

Y en un abrir y cerrar de ojos se teletransportó.

-¿Ha pasado algo mientras dormíamos? le preguntó Gohan con curiosidad.

–Solo que vuestro padre se ha enfadado porque yo le dije que era pequeño. rio Chichi.


Cuando Vegetto llegó a Capsule Corporation, el sol ya estaba alto en el cielo. Entró en el edificio. Bulma se encontraba en el salón. Cuando lo vio, corrió a el:

-¡Eres tú! ¿Cómo estás?

-B... Bien... balbuceó Vegetto, sorprendido.

Ahora que Bulma sabía que Vegetto estaba más atraído por ella que por Chichi, decidió poner la suerte de su lado, y así atraer a su marido al máximo. Ella no quería perder a Vegeta otra vez, y lo encontraba en el saiyajin de tal manera que no veía mucha diferencia, excepto un carácter menos duro y un mechón de pelo que estaba tapándole la cara. Ella le hizo sentarse en el salón.

-Debes tener mucha hambre, voy a prepararte algo de comer.

Vegetto no dijo que acababa de comer. Después de todo, tenía que comer por dos, por lo que no tenía inconveniente en comer el doble. Entraron en la cocina. En este momento, Trunks llegó:

-¡Mamá, es la una del mediodía, tengo hambre!

Cuando vio a Vegetto, su frunció el seño y se fue. El moreno se sintió extremadamente mal. Se preguntó que hacer para que lo aceptara su hijo, cuando Bulma le dijo:

–No le hagas caso, ya entenderá que no has cambiado tanto.

Vegetto asintió con la cabeza, pero se prometió ir a verlo luego. Mientras tanto, él quería la comida. Bulma le sirvió una comida bastante occidental: patatas cortadas en trozos cuadrados en aceite junto con judías verdes a la sartén con ajo y cebolla y de carne un asado de buey cocido al horno. Vegetto sentía impresionado por el olor de su comida. Comió con avidez ante una sonriente Bulma.

-¡Gracias! dijo una vez que hubo terminado. Estoy satisfecho...

-¡El placer es mío!

Vegetto lanzó una mirada a su esposa. Todavía estaba muy bien conservada para su edad. Ni rastro de arrugas, en contraste con Chichi, y Vegetto sabía por los recuerdos de Vegeta que Bulma nunca había recurrido a la cirugía estética. Él se ruborizó por sus pensamientos, todos ellos muy poco católicos. ¿Cómo se podía ser dos personas a la vez y sentirse atraído tanto a una mujer mientras que la otra ejercía un efecto casi repelente? Bulma sonrió, adivinando los pensamientos de Vegetto. Ella sabía que Vegeta, después de una buena comida, era mucho más propenso a ciertas cosas, y al parecer Vegetto era el digno heredero de sus tics. Sin embargo, se levantó y dijo:

-Voy a ver a Trunks...

Por primera vez en su vida, Bulma maldijo a Goku y su carácter demasiado leal. Vegetto encontró a Trunks en su cuarto, ocupado jugando con robots. No se volvió ni siquiera al oír la puerta. Él ya sabía quién era por el ki que su padre despedía.

-Trunks...

-¡Vete! dijo simplemente el muchacho en un tono agresivo.

Vegetto suspiró.

–Escucha... A pesar de lo que estás pensando, sigo siendo tu padre, y...

-¡No, tú no eres mi padre! gritó el niño, interrumpiendo.

Vegetto se quedó conmocionado por un momento antes de continuar:

-Sí, lo soy. ¡Puede que sea Goku, pero también soy Vegeta!

-¡No, no tienes nada de mi padre! persistió Trunks.

-¿Qué?

-¡Mi padre no tiene tu aire atolondrado de tonto feliz! ¡Tampoco tu carácter afeminado! ¡Es doscientas veces más fuerte que tú, y trescientas veces más inteligente! Tú eres... ¡No eres más que una sombra de lo que era! ¡No quiero volver a verte, ni a ti ni a tu cara sucia! ¿Me oyes?

Vegetto agarró a Trunks por los hombros y plantó sus ojos en los de su hijo. Trunks sintió toda la tristeza y la ira que su discurso había provocado en Vegetto. Por segunda vez desde la fusión, Vegeta se expresó a través de Vegetto.

-¡Escúchame, sucio muchacho! ¡Estaba obligado a hacerme esto! ¿Crees que había una opción si quería salvaros a todos de la muerte? Fusionarme con Kakarotto era desde luego la última cosa que quería hacer, pero ¿crees que si hubiese habido otra solución no la habría preferido a esto? ¡Me he visto obligado, maldicion, porque yo quería que tú y tu madre siguieran viviendo! ¡Me había resignado a morir cuando me sacrifiqué! ¡No me vuelvas a hablar así o te haré vivir la peor hora de tu vida, mocoso!


Los ojos de Trunks se abrieron mucho por la sorpresa. Volver a ver por un momento la mirada dura de su padre lo había sacudido hasta el punto en que estaba un poco tambaleante. Se sentó y empezó a llorar. Vegetto se preguntó si la liberación del resentimiento de Vegeta era una buena idea, pero dejó que la dulzura superar la severidad por un momento y cogió al niño en sus brazos. Joven que, a pesar de su vergüenza, se acurrucó para sacar el máximo partido al segundo abrazo que recibió de su padre desde el comienzo de su vida.

Después de pasar cerca de un cuarto de hora para calmar a su hijo, Vegetto se sentía como desbordado de emociones. Con Trunks calmado, los dos se sentían tan avergonzados que ni siquiera sabían qué decir. ¡Y sobre ese tema, Trunks tenía bastante que decir! Vegetto se aclaró la garganta:

-¿Un entrenamiento como en los viejos tiempos, te parece bien?

-¡Sí!

Y salieron para ir a la sala de la gravedad. Vegetto ajustó la sala a 50g para que Trunks se pudiese mover y entraron. Vegetto sintió la diferencia, pero no se movió un pelo, mientras que Trunks se hundió un poco. En el interior, Se quitaron sus camisetas y comenzaron el calentamiento: cincuenta vueltas de la sala al trote, luego cien lagartijas y cien abdominales. Al final, Trunks se transformó para estar más cómodo. Vegetto hizo lo mismo.

-¡Qué ki tan increíble! no pudo evitar comentar el niño. Ya entiendo cómo pudiste destruir a Buu...

-¿Un combate, qué te parece? propuso Vegetto.

-¿Qué? Estás de broma... Eres demasiado fuerte...

-No te preocupes, no lucharé al 100%, dijo Vegetto, volviendo a la normalidad. ¡Y si logras tocar mi cara, te llevo al parque de diversiones!
Vegetto se quedó en blanco debido a una especie de déjà vu. Trunks se llenó de alegría:

-¡Vas a ver!

Corrió a toda velocidad hacia Vegetto y trató de un gancho de derecha en la dirección a la cara que fue inmediatamente parado. Una larga serie de Trunks fue detenido como si nada. Entonces intentó patadas, que también fueron detenidas. Vegetto le dijo:


-¡Eres demasiado predecible! Te digo que si me tocas en la cara tendrás algo, y entonces sólo tratas de tocarme la cara. ¡Las otras partes también cuentan, y además, si me desconcentras, te será más fácil dar en el blanco!

Al decir esto, Vegetto le pegó a Trunks un puñetazo en el estómago. Este último se contrajo, y se agarró el estómago doblándose por la mitad. Vegetto luego le dio un pleno directo en la nariz, que envió a su hijo a ir a parar más lejos. Trunks se puso de pie, llorando:

-Me has hecho daño...

-Lo siento, era para ilustrar lo que estaba diciendo... Te llevaré al parque de todos modos...

Trunks sonrió y salió de la habitación, tambaleándose:

-Oh... Ay ay ay ...

-¡Ve a lavarte! ordenó el saiyajin sonriendo.

-Ok, papá...

Trunks se preguntó cómo había reaccionado la familia Son, pero confiaba en que terminaría por acostumbrarse a esta condición. Vegetto, sudoroso, se guio con los recuerdos de Vegeta a su antigua habitación, y por lo tanto a su antigua ducha.

Cuando entró lo que vio le heló: Bulma estaba en la cama con un camisón transparente y liguero. Cuando ella lo vio, le dedicó su sonrisa más seductora:

-¡Te estaba esperando, guapo!

Se levantó y se acercó con paso sigiloso a su objetivo, objetivo en problemas y por supuesto ligeramente nervioso. Ella se acurrucó contra el saiyano que temblaba en contacto con la humana. Vegetto sabía que él se sentía muy atraído por Bulma, pero actuar tan pronto hacía rebelarse al Goku en él. Tragó saliva y dijo:

-E... Escucha Bulma... Tal vez es un poco demasiado pronto...

-¿Demasiado pronto para qué? le preguntó perversamente Bulma, apretando su cuerpo aún más.

Vegetto abrió su boca en un grito silencioso. Acaban de apretar la parte más íntima de su anatomía. Y terminaría por ceder a sus instintos más bajos, lo sabía, si continuaba calentándole así. Ella se puso de puntillas y lo besó sin previo aviso. Vegetto se puso en marcha a la primera. ¿Quieres calentarme? ¡Bueno, vas a ver! Él le devoró el cuello literalmente. Bulma le susurró:

-Vegeta...

Vegetto se detuvo. ¿Había oído bien? Se separó de Bulma, que se había dado cuenta de su error. Vegetto, pálido, murmuró:

-¿Cómo me has llamado?

Bulma ni siquiera respondió.

-Así que... ¿Desde el principio, no me habéis considerado como una persona completa? ¿Sólo como Vegeta, o como Goku, con un poco de cambio? ¿Eso es todo?

Bulma casi sentía vergüenza de ello. Ella sabía muy bien que estaba buscando a Vegeta a través de Vegetto, al igual que otros buscaban a Goku a través de él. Nadie veía a tres personas en esta historia. Se mordió el labio.

-Escucha... Perdí a mi esposo en esta historia... Y a mi mejor amigo... Así que por favor, no me reproches que los busque dentro de ti, que eres el resultado de su fusión...

Vegetto alzó los ojos llenos de tristeza, que anteriormente pertenecían a Vegeta, y le dijo:

-Creo que voy a ir a exiliarme por una temporada...

¡No! ¿También había cogido esa manía? ¡Conociendo a los dos energúmenos y su manía de ir a meditar cada vez que algo andaba mal, podía estar fuera durante meses! ¡Tenía que detenerlo!

-¡Piensa en tus hijos!

-Esos no son mis hijos. ¡Son los de Goku y Vegeta! ¿No estás de acuerdo?

Esto iba muy mal... Bulma miró hacia abajo, por despecho.

-Cuando regreses, háznoslo saber...

-Sí... dijo Vegetto. Cogió ropa de Vegeta de su armario y se la puso -demasiado pequeña esta vez- y luego salió por la ventana. Bulma también se vistió y se fue a la cocina.

-¡Mamá! ¿Dónde está papá?

–Se ha… Ido...

-¿Ya? Pero... ¡Se quedó toda la noche con Goten! ¿Por qué sólo se quedó unas horas con nosotros? ¡No es justo! ¿Cuándo regresa?

-No lo sé.

Trunks suspiró, molesto. Él contaba con sonsacar a su padre información sobre los saiyajines, que su otro padre nunca había juzgado como buena contarle, más por taciturnidad que por verdadero deseo de ocultar el legado histórico, sin duda. Cogió el teléfono:

-Goten, ¿está papá en tu casa?

-No, ¿por qué?

-¡Acaba de salir!

-Ah... Te llamaré cuando vuelva, ¿ok?

-Sí, ¡gracias, Goten!

–Por cierto, Trunks...

-¿Qué?

-Si mi padre es tu padre, ¿significa que somos hermanos?

-¡Hey! ¡No es una estupidez eso! Bueno, sí, podemos decirlo así...

-¡Es genial, Trunks! ¡Siempre quise que fuésemos hermanos!

-¡Sí, eso es genial! Bueno, te dejo, mi madre me llama para comer.

-Muy bien... ¡Bye bye!


Traducción: Chapopote

Exportación y Edicion: yo
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 

DBM Universo 16 Capítulo 03

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 

 Temas similares

-
» La escala del universo
» LEECH de los masters del universo. TERMINADO
» Las Crónicas de Blorch Capítulo 22 "Dib vs Blorch"
» En el ultimo lugar del universo
» "SCOUTS del UNIVERSO...los...INORGÁNICOS...
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Foro oficial Dragon Ball Multiverse :: Zona Dragon ball multiverse :: Especiales, Novelas y Parodias DBM :: Novelas DBM :: La novela de DBM traducida-