Foro oficial Dragon Ball Multiverse

Foro oficial Dragon Ball Multiverse

Comunidad española y latina del comic dragon ball multiverse.
 
ÍndicePortalCalendarioGaleríaFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Últimos temas
» CAPITULO 3: LA LEGION DEL MAL
Ayer a las 3:42 pm por Pablich

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 23- Viaje espacial.
Sáb Mar 18, 2017 11:41 am por Tserleg

» CAPITULO 2: LA GUERRA DEL TIEMPO
Miér Mar 15, 2017 5:37 am por Tserleg

» fanmanga: dboth saga III revelations chapter 37 pages 5-8
Mar Mar 14, 2017 10:47 pm por yami82

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 22- Budokai XXII. Final.
Lun Feb 27, 2017 7:46 am por Tserleg

» Anime de Dragon Ball Multiverse?
Jue Feb 16, 2017 11:44 pm por sokushageta

» 10.000 juegos del ZX-SPECTRUM para Tu PC, Con Menu Incluido !
Jue Feb 09, 2017 5:17 am por usa-software

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 21- Budokai XXII
Lun Feb 06, 2017 10:05 am por Tserleg

» Versus de DB
Dom Ene 29, 2017 4:23 am por er_feyd

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 20- El quinto hombre.
Lun Ene 23, 2017 6:50 am por Tserleg

» CAPITULO 1: LA PATRULLA DEL TIEMPO
Dom Ene 22, 2017 7:13 pm por Pablich

» Los dos mejores y los dos peores enemigos principales de película de DB
Dom Ene 15, 2017 9:41 am por Janemba20

» Capitulo 6 final
Sáb Ene 07, 2017 3:15 pm por thetis

» Capitulo 5
Sáb Ene 07, 2017 3:14 pm por thetis

» Capitulo 4
Sáb Ene 07, 2017 3:13 pm por thetis

» Capitulo 3
Sáb Ene 07, 2017 3:12 pm por thetis

» Capitulo 2
Sáb Ene 07, 2017 3:11 pm por thetis

» Capitulo 1
Sáb Ene 07, 2017 3:09 pm por thetis

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 19- ¡Lucha contra Piccolo!
Lun Dic 26, 2016 7:15 am por Tserleg

» DBS alcanzó a GT en capítulos. ¿Hasta ahora cuál es mejor?
Dom Dic 25, 2016 8:31 am por John Fénix

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 18- Piccolo Daimaoh
Sáb Dic 24, 2016 10:54 pm por Tserleg

» Sprites actualizados 23/12/16
Vie Dic 23, 2016 6:48 pm por Pablich

» Presentacion + Aporte
Miér Dic 21, 2016 4:20 am por Strider

» CAPITULO 4: EL GRAN TORNEO
Sáb Dic 17, 2016 3:04 am por Pablich

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 17- La Postguerra Cintarrojista
Lun Dic 05, 2016 7:01 am por Tserleg

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 16- Batalla en el Cuartel.
Lun Nov 28, 2016 5:25 am por Tserleg

» Las lineas temporales de Dragon Ball Super
Miér Nov 23, 2016 9:44 am por Pablich

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 15- Asalto al Cuartel General.
Lun Nov 21, 2016 5:30 am por Tserleg

» 5- El ayuntamiento
Sáb Nov 19, 2016 3:01 am por Pablich

» 4- El instituto
Sáb Nov 19, 2016 2:45 am por Pablich

» 3- Biblioteca
Sáb Nov 19, 2016 2:29 am por Pablich

» 3- Comisaria
Sáb Nov 19, 2016 2:23 am por Pablich

» 3- Centro Medico
Sáb Nov 19, 2016 2:06 am por Pablich

» 2- Bloque de pisos
Sáb Nov 19, 2016 2:03 am por Pablich

» 1- Callejon
Vie Nov 18, 2016 7:23 pm por Pablich

» Black Goku vs Baby Vegeta
Miér Nov 16, 2016 11:16 am por Ocnarf 9000

» Hope en Barkston: el Edificio
Vie Nov 11, 2016 3:17 pm por er_feyd

» Hope en el Callejon
Vie Nov 11, 2016 2:00 pm por er_feyd

» Tarzán en el cashejón.
Jue Nov 10, 2016 11:02 am por Strider

» Pedido de Ficha
Miér Nov 09, 2016 3:08 pm por Pablich

Indice
Temas más activos
PALABRAS ENCADENADAS
¿Quien es este personaje?
Dragon Ball Z: Battle of Gods-Post de debate
Adivina el Nombre (Todo lo relacionado con Dragon Ball)
MULTIVERFANS
Cadena de Preguntas
Trolleadas en chats 2.0
Dragon ball legendary
Dragon Ball Heroes: Informacion y deseos
Encuestas de Chicas guapas. (2)...

Comparte | 
 

 Dragon Ball 2nd Epoque-El mago mas poderoso entre los namekianos

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
HECTOR4
Webmaster Porunga
Webmaster Porunga
avatar

Mensajes 768
Fecha de inscripción 08/09/2011
Reputacion 132

MensajeTema: Dragon Ball 2nd Epoque-El mago mas poderoso entre los namekianos   Sáb Jun 22, 2013 9:44 pm



Yo comencé a crear este Fanfiction mucho antes de que apareciera el videojuego Dragon Ball Online. Por aquel entonces no pensé en como envejecen los namekianos y simplemente a mi historia le hacía falta un Dende anciano y sabio. Supuse que en cien años Dende podría haber envejecido, pero tras analizar un poco este tema me di cuenta de que esta raza envejece muy lentamente. Luego apareció el mencionado videojuego, donde han transcurrido 216 años y aparece Dende todavía bastante joven, como podeis ver en estas imágenes:

Spoiler:
 

Como quiero ser coherente con todo lo relacionado con la serie he decidido darle sentido al hecho de que el Dende de este Fanfiction sea tan viejo. La excusa que he encontrado es rebuscada, lo admito, pero es la única que me podía salvar en este sentido. Aquí teneis la explicación a modo de crónica.

EL MAGO MAS PODEROSO ENTRE LOS NAMEKIANOS

El Gran Anciano Muri se sentía orgulloso de recibir en su nuevo planeta a aquel guerrero dorado que, de algún modo, salvó a su raza, que luchó por los namekianos contra aquel tirano de glaciar templanza y salvajes métodos. Su agradecimiento sería eterno, pero ahora solo podía ayudarle de una única manera, entregándole a un nuevo Kami Sama que fuera capaz de manipular las Dragon Balls de la Tierra. El candidato era perfecto, el pequeño Dende, que se moría de ganas por reencontrarse con sus amigos Gohan y Krilin. De buenas a primeras a Goku no pareció convencerle el diminuto namekiano:

-Está bien, pero...Tendría que saber usar las Dragon Balls...-el saiyano cuestionaba por su aspecto al joven amigo de su hijo.

-No hay problema. Aunque sea pequeño es uno de nuestros magos de la Familía Dragón mas poderosos. ¡Seguro que será un gran Kami Sama!

De este modo lo presentó el Gran Anciano, como uno de los magos namekianos mas poderosos, un orgulloso miembro de la Familía Dragón. Dende, ya en la Tierra, realizó su cometido, reactivó las pertinentes Dragon Balls y resucitó a Shenron. Las mágicas esferas, como de costumbre, resultaron ser muy valiosas tras la derrota del Bio-Androide Cell. Dende había sido de gran ayuda.

Después de eso el pequeño namekiano ayudó en lo que pudo, ahora tenía un cargo de suma responsabilidad, un planeta entero que custodiar y proteger. Trató de aprender de Pìccolo y del Sr. Popo a ser un buen Kami Sama, tratando de ser capaz de ver todo lo que ocurría en la Tierra desde su nuevo Palacio Celestial. Sin embargo a veces Dende se sentía como un estorbo, como si su razón de ser no fuera mas que mantener activas las Dragon Balls.

Siete años después de la derrota de Cell una nueva amenaza puso en entredicho sus dotes como nuevo dios de la Tierra. Se vio superado por la situación enormemente cuando el monstruoso Majin Boo subió a su palacio y asesinó a todos sus amigos. Él consiguió escapar gracias a la intervención de su leal sirviente, que lo arrojó al vació desde el palacio. Se había salvado, si, pero no se sentía orgulloso, se sentía en cierto modo culpable. No parecía aquel poderoso mago que el anciano Muri mencionó, ni el gran Kami Sama que, se supone, debía ser. Mas tarde alguien de sobras conocido se encargaría de menospreciarle tras la destrucción de la Tierra, por parte del mencionado y malvado majin:

-Eres tonto, Kakarotto...¿¡Por qué has preferido salvar a esos dos y al perro antes que a Trunks y los demás!?

Era así como el príncipe de los saiyanos reprochaba a Goku que en el último momento, antes de que estallara el planeta, hubiera decidido salvar al pusilánime de Mr. Satan, a su perrito Bee y al todavía joven e inexperto Kami Sama de la Tierra, antes que a su hijo Trunks, a Gohan, Piccolo y Goten. Una decisión quizás poco acertada, pero fruto de una situación desesperada, de un rápido acto reflejo nada meditado. Para el rudo Vegeta Dende no tenía mas valía que un humano majadero, ni tan siquiera mas que un perro común y corriente. Y esto le marcó, quedó ahí, en su alma, como una espina que quedó clavada para siempre. Él ahora no servía para nada. Pero en ese momento de crisis no se achantó, de nuevo colaboró en lo que buenamente pudo y de él fue la idea de restablecer la fuerza de Goku para que pudiera empujar la Genkidama que borraría del mapa a Boo.

Años mas tarde se vería impotente cuando el Dios de la Destrucción Beers se marcó como objetivo destruir su planeta. Con todos los que habían en el universo, ¿por qué tenía que ser el suyo? ¿Solo por que Mr. Boo le había dejado sin pasteles era motivo suficiente para destruir un planeta tan bello y próspero? Pero en el fondo sabía que él no podía intervenir en las decisiones de las grandes divinidades del cosmos. Él no era mas que un dios menor, encargado de un diminuto planeta dentro de la inmensidad del universo. Se culpó por aquellos pensamientos, no era propio de un dios desear que otro planeta fuera destruído en lugar del suyo. Esta vez lo dejó todo en manos del destino. Por suerte Goku, con su carisma y potencial, consiguió aplacar la furia de Beers. Pero Dende se sintió debil, débil de espíritu, de carácter. Había otros capaces de dejarse la piel por el planeta, hasta el punto de enfrentarse a los mas altos dioses.

El tiempo pasó, nuestro niño namekiano creció, pero a pesar de eso la cosa parecía seguir igual. Su incompetencia volvió a salir a flote el día en que el engendro mutante llamado Baby le poseyó, al igual que a la casi totalidad de la humanidad. Dende, bajo la influencia del mutante, entregó las Dragon Balls oscuras a Baby, ayudándole a crear su nuevo imperio tsufur y poniendo en peligro el planeta Tierra. Incluso se enfrentó a Kaiobito cuando éste viajó hasta su palacio para obtener el Agua Ultra Sagrada, con la cual se pretendía deshacer la posesión del mutante tsufur y liberar a la humanidad de su yugo. Al final Baby fue derrotado pero la Tierra estalló, una vez mas, esta vez por su culpa y llevándose a Piccolo consigo. Aunque lo hizo, no fueron necesarias sus disculpas, nadie consideró a Dende como culpable de le hecatombe. Aquella vez no hubieron reproches, después de todo el tan orgulloso príncipe saiyano fue quien mas sufrió las consecuencias de las posesiones de Baby. Pero eso a Dende no le valía, quizás le hubiera consolado mas que le hubieran echado en cara su ineptitud.

Meses después ayudaría, junto al fallecido Piccolo, a sacar a Goku del Infierno cuandos los doctores Mu y Gero dejaron al saiyano encerrado en ese averno. Gracias a su intervención Goku pudo regresar a la Tierra para derrotar a Super A-17 y desbaratar los planes de los pérfidos científicos. De nuevo todo salió bien, pero había algo de lo que él debía haber avisado: las Dragon Balls estaban rotas, habían llegado a su límite de energía negativa, dando lugar a la mayor amenaza que la Tierra había sufrido en toda su historia. Siete Dragones Malignos surgieron de las Dragon Balls, con la intención de castigar a los mortales por el abusivo uso que le habían dado a las esferas.

Dende conocía ese peligro, lo había oído en las leyendas antiguas de su pueblo, que decían que hace mucho tiempo estos dragones aparecieron y destruyeron una galaxia. Él debía haber sido mas prudente, debía haber tenido en cuenta aquellos relatos antiguos, y mas cuando el viejo Kaioh Shin advirtió que esas esferas iban en contra del orden natural de las cosas. Bulma le echó en cara que hubiera activado las Dragon Balls. Al verse acorralado él le dijo que la culpa de todo la tenía ella por haber creado el Dragon Radar. Aunque trataba de quitarse el muerto de encima, Dende en el fondo sabía que una vez mas no había dado la talla. El planeta tuvo que sufrir las consecuencias, mucha gente hubo de morir una vez mas y los guerreros de la Tierra tuvieron que dejarse el pellejo como ya era costumbre. Goku derrotó finalmente al último de los Dragones Malvados y Shenron apareció por última vez. El dragón, escapando de la potestad de Dende, no estaba dispuesto a permitir que se repitiera la catástrofe, ya no concedería mas deseos. Pero ahí estaba Goku, el saiyano, dispuesto a sacrificarse a cambio de un último deseo, para salvar a todos los inocentes muertos en las últimas batallas. Y así el padre de Gohan y Goten marchó con Shenron para siempre, dejando un enorme vacío no solo en su familia, si no también en el corazón de todos aquellos amigos que le habían acompañado durante décadas.

La marcha de Goku hizo que Dende recapacitara mucho. La Tierra se había quedado sin su gran héroe salvador, y a pesar de que Goku tenía dignos herederos como Pan y Oob, el namekiano consideró que él también debería espabilar de una vez. No era un guerrero, quizás no poseyera ese espíritu de lucha tan característico de la raza saiyana, pero se suponía que él era un mago de gran poder. Un nuevo afán de superación surgió en el namekiano. Aún recordaba las técnicas mágicas que los ancianos magos de su planeta enseñaban a los niños namekianos que, como él, habían nacido con un alto potencial mágico. O al menos conocía la teoría. Solo quedaba ponerla en práctica.

Los años fueron pasando de manera apacible, sin nuevos peligros que amenazaran el planeta, con alegrías, pero también con días tristes, esos en los que el ciclo de la vida seguía su curso y sus grandes amigos iban desapareciendo uno tras otro. Los vio envejecer y morir, a Gohan, a Krilin, y a todos los demás, mientras él, preso de un metabolismo que le permitía mantenerse joven durante cientos de años, perduraba, los sobrevivía. Los guerreros que protegían la Tierra ya no estaban. Fue entonces cuando tomó una de las decisiones mas trascendentales de su existencia, ofrecer parte de su lóngeva vida al planeta. Se convertiría en un guardián capaz de estar a la altura de cualquier amenaza que pudiera surgir.

Cuando Polunga reconstruyó por primera vez la Tierra, también reconstruyó el Palacio Celestial, y con él la puerta de La Sala del Espíritu y el Tiempo. Si los guerreros habían podido resistir en esa sala mas de un día él también podría. Quería entrenar, mejorar, poner a prueba su potencial mágico, un potencial que él sabía que iba mas hallá de unos simples, aunque valiosos, poderes curativos y de la capacidad de manipular las Dragon Balls. Entró en la sala. El primer año allí se le hizo eterno, las cambiantes condiciones de la sala apunto estuvieron de hacerle desfallecer hasta morir, pero no se rindió. De alguna manera había heredado el afán de superación de sus amigos, ese ímpetu que les hacía levantarse cada vez, a pesar del cansancio, de las heridas. Pero en ese primer año tan solo consiguió habituarse a la sala y a malas penas había logrado desarrollar su magia latente. Y poco a poco fue decallendo. Al final se encontraba extenuado, debilitado, sus entrenamientos ya no le valían de nada, ya no mejoraba, estaba demasiado agotado, después de todo él no había entrenado en su vida, no estaba habituado y había forzado demasiado el cuerpo. Llegó a un punto en que no tenía energía ni para usar sus poderes restablecedores. A pesar de todos sus esfuerzos se vio obligado a salir. La sala le había vencido.

Fuera descansó, valoró la situación, y tras unos días de reposo y meditación su determinación había regresado, aún con mas fuerza. Entraría de nuevo en aquella dimensión. Mr. Popo se preocupaba por él, tratando de convencerlo para que no se forzase, le decía que usara la sala de manera mas prudente, que dosificara el tiempo de estancia en ella, con unas horas al día sería mas que suficiente.

-No se preocupe, Sr. Popo.-dijo Dende.-Ahora se muy bien cuales son mis límites, además, solo me queda un día mas allí dentro.

Así entró de nuevo. Esta vez se veía mucho mas preparado, tanto física como psicológicamente, y esto se vio en los resultados. Con el paso de los meses su poder mágico comenzó a surgir, cada vez con mas fuerza. Consiguió realizar los hechizos que con tanto esmero le habían explicado en su planeta. Los dominó todos, pero eso a él no le pareció suficiente, con ese poder quizás hubiera podido plantar cara a alguien como Freezer, pero sabía de sobras que en el universo podían existir seres muchísimo mas poderosos. Debía rebasar sus límites, inventar técnicas propias, poner a prueba sus poderes mentales, también fortalecer su ki, su resistencia física, su velocidad...Pero el tiempo se le echaba encima, y en el exterior, en la Tierra, no podría mejorar tanto como en esa sala. El límite de dos días, dos años dentro de esa dimensión, era un problema.

Sin embargo Dende había comprendido el funcionamiento de la sala. A ambos extremos de la entrada se erguían dos grandes relojes de arena, que contabilizaban la estancia de cada persona que entraba en ese mundo vacío. Cuando el último grano callera el límite de tiempo espiraría y la puerta desaparecería para siempre, dejándole dentro, atrapado para toda la eternidad. Era consciente de que había una forma de escapar si eso ocurría, y consistía en generar un grito lo suficientemente potente como para abrir un agujero dimensional hacia el exterior. Pero él no tenía la potencia necesaria para ello, así que dio con una nueva solución, mucho mas sencilla: con su magia aumentó el tamaño de los dos relojes de arena, manteniendo la estrechez de la parte central, donde convergen ambos extremos de los relojes, para que la arena siguiera callendo al mismo ritmo. Aunque la verdad es que en principio no sabía si eso funcionaría o no, aún así decidió jugársela.

A Mr. Popo casi le dio un síncope cuando el día en que Kami Sama entró por segunda vez a la sala llegó a su fin. Cuando el últmo minuto acabó Dende aún no había salido y en ese justo instante a Popo se le heló el corazón. El hombre de piel negra trató de abrir la puerta, con todas sus fuerzas, pero no consiguió nada. Estaba claro, había ocurrido lo peor, su querido dios se había quedado allí dentro para el resto de su vida y de nuevo Popo se quedaba solo. Pero la desolación se tornó en alegría desbocada cuando finalmente la puerta se abrió por sí sola y Dende apareció a través de ella.

-¡¡¡Señor Kami Sama!!!-Popo se echó en sus brazos, lloroso.

-Siento haberle asustado, tenía que probar una cosa.-trató de calmarlo el namekiano.

-El tiempo había acabado y la...la puerta no se abría. No podía abrirla y...

-Ah, si. La tenía cerrada desde dentro. Jeje.-se justificó Dende.

-¡¡No vuelva a hacerme eso nunca mas!!

El plan había funcionado y ahora Dende podía usar la sala mucho mas tiempo, casi indefinidamente. Y así lo hizo, siguió usando ese lugar en sus entrenamientos, donde desarrolló sus capacidades hasta límites insospechados. Ningún mago namekiano había conseguido jamás dominar tal cantidad de hechizos y técnicas mágicas. Además sus conjuros y ataques eran muy potentes, los mas poderosos de la historia namekiana, aunque Dende no era consciente de ello. Sus capacidades físicas y mentales se desarrollaron sobremanera, ahora era capaz de visualizar sin problemas todo lo que ocurría en la superficie del planeta.

El tiempo fue pasando y Dende cada vez usaba mas la sala. Dejaba la puerta cerrada, pero sin cerrojo, para que Popo pudiera avisarle si surgía cualquier urgencia y pasaba largas temporadas allí. Cada vez que los relojes estaban a punto de llegar a su límite Kami Sama los hacía mas grandes. Para ayudarse en su entrenamiento invocó criaturas, dragones monstruosos a los que daba a luz expulsándolos por la boca en forma de huevos, una de las capacidades de la Familía Dragón. Esta técnica consistía en realizar unas plegarias al dragón malvado llamado Pokopen, el cual permitía a los namekianos dar a luz a criaturas monstruosas en lugar de a namekianos normales. Así Dende practicaba con sus criaturas, a las que dio variados nombres: Bongo, Gamelan, Organ, Ukelele, Xylophone...Al parecer desde tiempos inmemoriales los namekianos tenían la costumbre de dar nombres de instrumentos musicales a este tipo de criaturas. Con el pasar de los meses les creó un hábitat dentro de esa dimensión, terraformó una gran extensión del lugar a imagen y semejanza de su planeta natal, aunque no disponía de la vegetación característica de Namek, como sus queridos árboles de ajisa. Pero si creó un gran lago, rodeado de hierva y plantas, al que le cambiaba el agua cada cierto tiempo. También creó pequeñas casas para sus dragones e incluso les proveía de alimentos procedentes del exterior. En aquel lugar Dende encontraba la paz, una cierta calma que le ayudaba en sus meditaciones, que llegaban a durar horas y horas. Allí Dende podía abstraerse y desconectar de sus obligaciones como Kami Sama, obligaciones que en el fondo jamás olvidaba del todo.

Nuestro Kami Sama también se dedicó a nutrir su sabiduría, leyendo toda clase de libros. Primero leyó los antiquísimos y polvorientos libros de apuntes que habían dejado los anteriores dioses en una de las habitaciones del palacio, pero después quiso ponerse al día en los temas mas humanos. Popo le provelló de todo tipo de libros sobre las costumbres humanas, sobre su historia, su forma de vida en cada región, libros de filosofía, ciencias, tecnología, religión, incluso libros sobre el mundo del motor, de cocina, de moda...En uno de los libros de historia se encontró con algo muy curioso, algo que le llamó la atención sobremanera. Uno de los apéndices decía así:

Guerra contra el Rey de los Demonios

Esa parte del libro hablaba sobre las guerras que tuvieron lugar hace muchos siglos, contra un ser malvado que se hacía llamar a sí mismo el Gran Rey de los Demonios, y de como el gran maestro de las artes marciales Mutaito y sus alumnos se enfrentaron a él, hasta vencerle. El libro no daba demasiados detalles, ni siquiera mencionaban el nombre de ese rey demonio, y la curiosidad de Dende no se vio saciada del todo. ¿Quién sería ese Rey de los Demonios? ¿Quizás la humanidad ya se había enfrentado antes a Dabra? Eso era imposible, puesto que ese demonio resultó ser excesivamente poderoso. Entonces decidió preguntar a Popo, él seguro que lo sabría. Su sirviente le contó todo, y cual no fue su sorpresa cuando descubrió que ¡¡¡se trataba del padre de su gran amigo Piccolo!!! Un namekiano surgido de la maldad que el anterior Kami Sama había desarrollado en lo mas profundo de su corazón tras tomar contacto con los humanos. Esto le resultó curioso, y hasta preocupante, porque a pesar de que él también había tomado contacto con los humanos no se había vuelto malvado. O eso creía. "¿Quizás yo también haya desarrollado maldad en mi corazón?" se preguntó. Finalmente decidió no darle demasiadas vueltas a esa idea.

Uno de los libros que le resultó mas interesante fue el manuscrito que su amigo Son Gohan le había dejado en custodia antes de morir, el llamado "La Ciencia del Control del Ki". Ese libro era el trabajo que Gohan había realizado a lo largo de sus últimas décadas de vida, donde describía con bases científicas las características del ki y la manera de controlarlo. Pero no se limitaba solo a eso, el manuscrito también recopilaba todas las técnicas que Gohan había conocido a lo largo de su vida, las de sus amigos, pero también las de sus enemigos, e incluso tantas otras que nunca llegó a conocer pero que consiguió rescatar del olvido. Desde las técnicas mas antiguas que el hijo de Goku había recopilado tras largas charlas con Kame Sennin, hasta las técnicas divinas de los dioses Kaioh y Kaioh Shin. Incluso se hablaba de ciertos objetos mágicos como el bastón Nyoibo o los pendientes Potala. Dende trató de imitar algunas de esas técnicas, pero enseguida se dio cuenta de que su potencial de ki no era el suficiente, ni tampoco ese tipo de energía era uno de sus grandes talentos, ese libro no estaba escrito para él, lo suyo era la magia. Así que decidió guardarlo a buen recaudo, para que no callera en malas manos, y por si algún día pudiera hacer falta si surgían nuevos guerreros de buen corazón, a los cuales se les pudieran confiar esos secretos.

Y así siguió Kami Sama, con sus duros entrenamientos en la Sala del Espíritu y el Tiempo, de la cual cada vez abusaba mas. Llegaba a pasar meses terráqueos en ese lugar y poco a poco su cuerpo fue sufriendo las consecuencias, cada vez que salía Popo lo encontraba un poco mas envejecido, lo cual era normal, pues en total había pasado allí cerca de seis meses, unos trescientos años mas o menos en tiempo de la sala. Finalmente Dende decidió aminorar sus visitas a la susodicha, su potencial ya era muy grande. Sin darse cuenta se había convertido en el mago namekiano mas poderoso de todos los tiempos.

El dios de la Tierra no tardaría en verse obligado a usar sus nuevos poderes. El cielo un día oscureció, Shenron había sido invocado. Desde su palacio Dende pudo ver quien había despertado a Shenron:

-¡¿Quiénes son esos?!-preguntaba, mirando a la Tierra, al lado de Popo.-No son humanos y desprenden una gran energía maligna.

-No lo se, señor Kami Sama. Nunca había sentido nada igual.-dijo su ayudante.

-Yo si. Una de esas energías me recuerda a la de aquel demonio llamado Dabra. Es muy parecida.

-Ahora que lo dice es cierto, es el mismo tipo de energía demoníaca.

-¿De dónde habrán sacado las Dragon Balls? Se supone que Goku...¿Qué habrá sido de él?

-Esto es muy preocupante.

-Debería ir y enfrentarme a ellos. No podemos dejar que unos seres tan malvados usen las Dragon Balls.

-¡¡No, usted ahora es muy poderoso pero no sabemos el alcance de la fuerza de esos monstruos!! Deberíamos...

-Si, entiendo, mi querido Popo. Esperaremos antes de actuar. Debemos ser cautelosos.

Pero alguien se le había adelantado. Pan y su nieto Goku Jr. aparecieron frente a esos seres malvados, que presentaron a su capataz con el nombre de Kaarat. Este ser había poseído a Goku, ni mas ni menos. Dende fue testigo de como Son Goku atacaba a sus descendientes, dejando malherido a su tataranieto. El dios del planeta azul no pudo soportarlo mas, salió volando en su ayuda ante la impotencia de su ayudante:

-¡¡¡Señor Kami Sama, no vaya, es muy peligroso!!!

Mientras Kami Sama volaba hacia las frías tierras del norte, donde se encontraban estos elementos maliciosos, el tal Kaarat asesinaba a la anciana Pan, para después ensañarse con su nieto hasta dejarlo fuera de combate. Tras eso Kaarat pidió un deseo al imponente dios dragón:

-¡Oh, gran dragón sagrado Shenron! ¡Concédeme mi anhelado deseo de dominar el universo! ¡Haz que yo, el portentoso hechicero demoníaco Kaarat me alce como gran señor de las cuatro galaxias!

Esto frenó el avance del namekiano. Aunque lógicamente no había escuchado el deseo notó como un cambio en la atmósfera, en el ambiente. Rapidamente siguió su camino. Cuando llegó ya era demasiado tarde. Kaarat y sus hombres ya no estaban allí, no había rastro de ellos, ni de las Dragon Balls, ni siquiera las había visto desperdigarse a lo largo del planeta como era habitual. Dende encontró los cuerpos de Pan y su nieto. Para la anciana ya era demasiado tarde, estaba muerta, tenía el cuello partido, pero el pequeño estaba vivo, sus constantes vitales eran mínimas, pero aún respiraba. Trató de curarle con su magia, pero eso no surtió efecto, el joven no despertaba. El malvado Kaarat había dejado algo en su alma, una energía negativa que mantenía a Son Goku Jr. sumido en las tinieblas. Lo sintió por Pan, le hubiera gustado darle sepultura, pero temía que aquellos seres regresaran, y huyó del lugar precipitadamente llevando consigo al descendiente de Goku.

Trató de volar hasta su palacio, pero de repente infinidad de demonios y monstruos comenzaron a caer de los cielos, y bajaban hacía cada una de las ciudades. Kami Sama cambió el rumbo, temiendo lo peor, temiendo que su mundo hubiera cambiado para siempre, y se escondió en el lugar mas recóndito del planeta, la meseta desértica de Yunzabito. Mr. Popo se comunicó telepáticamente con él:

-[[[¡¡Señor, ¿qué ha pasado?!!]]]

-[[[El planeta ha sido tomado por un ejército de seres malvados.]]]

-[[[¡¡¡¿Cómo?!!!]]]

-[[[No estoy seguro del todo, pero creo que eso es lo que ha pasado.]]]

-[[[¡¡¿Pero cómo es posible?!! ¡¿Tan rápido?!]]]

-[[[Debe ser cosa de Shenron. Lo han usado para tomar el control de la Tierra.]]]

-[[[¡¿Y qué vamos a hacer ahora?!]]]

-[[[Mantenga la calma, Sr. Popo. De momento escóndase en la sala, yo me ocuparé de todo.]]]

-[[[Pero...]]]

-[[[Tengo conmigo al descendiente de Goku. El jefe de este misterioso ejército ha contaminado su espíritu. Tengo que hacer algo para ayudarle, este chico es el futuro de este mundo. Necesitaremos su ayuda a partir de ahora.]]]

-[[[Comprendo, pero me gustaría poder ayudarle.]]]

-[[[De momento no hay nada que podamos hacer. Ocúltese, en cuanto pueda me comunicaré con usted.]]]

Aceptando a regañadientes las órdenes de su señor, Mr. Popo así lo hizo. Los días fueron pasando, y Kami Sama aún trataba de purificar el alma del pequeño saiyano, con funestos resultados.Tan solo conseguía mantenerlo estable con sus poderes restablecedores, pero no podía hacer otra cosa. Tras dos meses todavía no había conseguido ninguna mejoría, Dende empezaba a pensar que el joven no saldría de esta y, mientras tanto, el nuevo Imperio de Kaarat comenzaba a asentarse cada vez mas en el planeta. Entonces una ayuda inesperado apareció.

El joven Kaioh Shin llegó a la Tierra buscando a Dende, llegó al Palacio Celestial, pero allí no encontró a nadie, entonces trató de mentalizarse, intentando captar la energía del namekiano. Al final dio con ella, era muy leve, pero la encontró. Rápidamente se teletransportó frente a él.

-¡¡¡Se...señor Kaioh Shin!!!-como era normal Dende se llevó una gran sorpresa.

-Hola, Dende.

-¡¿Qué hace usted aquí?!

-Supuse que seguías vivo y vine a buscarte. Me ha costado un poco dar contigo.

-Lo siento. Trato de ocultar mi energía. Supongo que sabrá cual es la situación del planeta.

-Si, todos los planetas del universo están igual.

-¡¿Quééé?!

-Luego habrá tiempo para explicaciones. Ese de ahí es el descendiente de Goku, ¿verdad?

-Si, estoy tratando de salvarle, pero no responde.

-Has hecho bien en rescatarle. Déjame un momento.

Dende se apartó del pequeño, que yacía tendido en el suelo, mientras Kaioh Shin se agachaba posando su mano en el pecho de Goku Jr.

-Parece que su espíritu ha sido contaminado con energía negativa.-dijo Kaiobito levantándose de nuevo.

-Si, eso es.

-El hechizo que se ha usado me es familiar. Creo que procede del mundo de los demonios.

-¡¿Cómo?! ¡¿Todos estos tipos que han tomado mi planeta proceden de Makai?!

-Muchos de ellos son demonios, seguramente procedan de allí. Sabemos con seguridad que su líder pertenece a ese mundo.

-Así que ese tal Kaarat es un demonio.

-Eso me temo, aunque yo y mi ancestro tenemos otro tipo de sospechas acerca de él. No parece un demonio normal y corriente.

Dende parecía alicaído, pensativo, mientras decía:

-Así que a todos los planetas del universo les ha ocurrido lo mismo que a la Tierra.

Kaiobito lo miró fijamente, averiguando la razón de su pesar. Ni siquiera tuvo que leerle el pensamiento:

-Tranquilo, Namek está seguro. Justo vengo de allí, de reforzar una barrera mágica que yo y el anciano creamos hace un par de meses alrededor de todo el planeta. Las Dragon Balls de la Tierra están en poder de ese demonio, pero no podíamos permitir que las de Namek cayeran también en sus manos. Son unos objetos muy valiosos, y muy peligrosos.

Dende respiró aliviado, mostrando una leve sonrisa de complacencia.

-Bien, Dende, te ayudaré a salvar a este muchacho. En él puede estar la clave de la salvación. Porque esta vez la amenaza es mucho mas grave que la última vez.

-¡¿Mas grave que los Dragones Malvados?!

-Si, ellos solo pretendían destruir, pero este Kaarat es distinto. Sus movimientos son muy preocupantes, parecen demasiado estudiados, demasiado estratégicos. Luego te contaré todas mis suposiciones, ahora tratemos de encontrar un modo de sacar a este pequeño Goku del abismo.

-Si, tiene razón.

-Veamos, creo que podríamos tratar de limpiar su espíritu, intentar neutralizar la energía negativa con nuestra propia energía positiva. Así quizás consigamos algo. Pero primero hemos de llegar a su alma, nos abriremos camino hasta ella con nuestra magia.

-Si, es una buena idea. No se me había ocurrido. Yo solo he conseguido mantenerlo vivo con mi poder de curación. Pero eso no ha funcionado, no he podido purificar su espíritu con ese tipo de magia.

-Pongámonos manos a la obra. Por cierto, te veo mucho mas viejo. ¿No se suponía que los namekianos vivíais muchos años? Creía que los seres de tu raza envejecíais muy lentamente.

-Si, bueno. Es que he estado entrenando en una sala especial que hay en mi palacio. Allí un día terrestre equivale a un año.

-Ah, si, te refieres a la Sala del Espíritu y el Tiempo, ¿verdad?

-Si, ¿la conoce?

-La vi cuando nos enfrentamos a Boo hace mucho tiempo, a través de una bola de cristal. Fue allí donde Piccolo llevó al majin para que se enfrentara a los pequeños Goten y Trunks, ¿recuerdas?

-Claro, ¿cómo olvidarlo?

-¿Cuánto tiempo hace de eso? ¿Cien años? ¿Quizá mas? Que de recuerdos.

-Hemos pasado mucho juntos. Usted siempre nos ha ayudado desde su planeta sagrado. Muchas gracias por todo.

-No hay de que. La Tierra es un planeta muy bonito. Merece la pena ser salvado. Me sentí muy impotente cuando Beers trató de destruirlo.-tras los recuerdos de aventuras pasadas Kaiobito cambió de tema.-Así que te has estado entrenando.

-Así es. Ahora ya no quedan muchos guerreros para proteger la Tierra y realmente era mi responsabilidad protegerla. Siempre lo ha sido, desde que acepté mi actual cargo.

-Muy bien, así debe ser un verdadero dios. Yo también he aprendido mucho del anciano Kaioh Shin durante todos estos años. No es plan de dormirse en los laureles. Esperemos que esta vez consigamos estar a la altura, jeje.

-Si, esperemos.

-Comencemos.-dijo Kaioh Shin posando sus dos manos sobre el estómago del nieto de Pan.-Debemos ir poco a poco, no podemos utilizar mucha energía, si no podrían descubrirnos.

Dende se sentía identificado con el joven Kaioh Shin, porque a pesar de ser una de las mas grandes divinidades él también había mostrado ser inexperto en algunos aspectos, en el pasado a este joven dios se le notaba la desazón por no haber podido hacer lo suficiente, y eso era algo que el namekiano comprendía muy bien.

Kaiobito ayudó a Dende dándolo todo. Ambos pasaron meses y meses tratando de salvar al pequeño Son Goku Jr. En él veían la llave que abriría las puertas de la libertad en el universo, ahora que el Imperio de Kaarat había impuesto su régimen dictatorial. Ambos dioses intercambiaron opiniones y suposiciones acerca de esa nueva amenaza y llegaron a trazar un plan. Kaiobito usó su inmenso poder mental para enterarse de los cambios que iva sufriendo el planeta, y Dende no dejaba de comunicarse telepáticamente con Popo, para contarle el avance de sus planes. Cuatro años después, cuatro años de dura dedicación en los que ambos dioses, trabajando codo con codo, lograron limpiar por completo el alma de Goku Jr., el descendiente de saiyanos despertó:

-Uuuugh...-Goku Jr. entreabría los ojos.-¿Qu...qué ha pasado? ¿Dónde estoy?-al abrirlos del todo veía borroso, pero conforme su vista se aclaraba pudo distinguir una figura, un hombre de piel verde y orejas puntiagudas.-¿Quién es usted?

-¿Estás bien muchacho?-preguntó Dende, mientras Goku Jr. intentaba levantarse.-No, no te fuerces, pequeño. Aún no estás recuperado del todo. Acabas de despertar de un largo sueño.

-¿Cómo? Uuuuffff...-en verdad el joven se sentía débil, se rindió y se recostó de nuevo.

-Descansa.-dijo Dende con ternura, como el padre que ve despertar a un hijo tras un coma de años.

Kami Sama y Kaioh Shin se miraron a la cara, cómplices en su logro, la alegría les embargaba por dentro, hubieran gritado pero no quisieron molestar al aún convaleciente muchacho. Simplemente callaron, respetando el reposo del pequeño, pero sonriendo apaciblemente. A partir de ese momento comenzaría una nueva época de aventuras, la historia mas grande jamás contada en el Dragon World, y esta vez Dende, el mago namekiano mas poderoso de la historia, jugaría un papel muy importante.






Spoiler:
 


Última edición por HECTOR4 el Dom Jun 30, 2013 10:57 pm, editado 5 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Super A-17
Administrador
Administrador
avatar

Mensajes 1778
Fecha de inscripción 27/12/2011
Reputacion 416

MensajeTema: Re: Dragon Ball 2nd Epoque-El mago mas poderoso entre los namekianos   Lun Jun 24, 2013 12:35 pm

Es hasta exagerado ver lo joven que es Dende todavía en DBO, Piccolo incluso tiene una que otra arruga y sólo le lleva menos de 10 años. Me imagino que tiene que ver el hecho de que Piccolo Jr fue engendrado de una forma poco convencional y por tanto ese crecimiento acelerado le seguirá toda la vida... Otra cosa sería que tal vez los namekianos guerreros envejecen más rápido que los magos, pero claro que sería especular de más.

Con lo de los relojes de arena en la sala, creo que hacerlos más grandes cada vez sería exagerado. Quizá otra opción hubiese sido hacerlos más pequeños y ponerlos a girar lentamente sobre su propio eje conservando el mismo ritmo del paso de la arena de un lado a otro, como si fueran un par de mezcladoras de concreto, así la arena estaría siempre en movimiento sin vaciarse de ningún extremo y el límite de tiempo desaparecería sin necesidad de tocar los relojes nunca más (aunque seguramente es algo rebuscado xD).

Muy buen trabajo, sinceramente fue un placer leerlo.


[DB Multiverse]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
HECTOR4
Webmaster Porunga
Webmaster Porunga
avatar

Mensajes 768
Fecha de inscripción 08/09/2011
Reputacion 132

MensajeTema: Re: Dragon Ball 2nd Epoque-El mago mas poderoso entre los namekianos   Lun Jun 24, 2013 10:24 pm

Super A-17 escribió:
Con lo de los relojes de arena en la sala, creo que hacerlos más grandes cada vez sería exagerado. Quizá otra opción hubiese sido hacerlos más pequeños y ponerlos a girar lentamente sobre su propio eje conservando el mismo ritmo del paso de la arena de un lado a otro, como si fueran un par de mezcladoras de concreto, así la arena estaría siempre en movimiento sin vaciarse de ningún extremo y el límite de tiempo desaparecería sin necesidad de tocar los relojes nunca más (aunque seguramente es algo rebuscado xD).


Lo de los relojes...Pues traté de hacerlo lo mas simple que pude. Que se hagan grandes en un espacio infinito no creo que sea exagerado, pero bueno, tampoco ha llegado a hacerlos tan grandes, quizás XDDD. 


¡¡¡¡Gracias por leer!!!!






Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
HECTOR4
Webmaster Porunga
Webmaster Porunga
avatar

Mensajes 768
Fecha de inscripción 08/09/2011
Reputacion 132

MensajeTema: Re: Dragon Ball 2nd Epoque-El mago mas poderoso entre los namekianos   Sáb Jun 29, 2013 12:51 am

Mirad que ilustración mas guapa nos ha hecho Pokkito para adornar este capítulo:



El Deviantart de Pokkito:

http://pokkito0722.deviantart.com/






Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Dragon Ball 2nd Epoque-El mago mas poderoso entre los namekianos   

Volver arriba Ir abajo
 

Dragon Ball 2nd Epoque-El mago mas poderoso entre los namekianos

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 

 Temas similares

-
» Dragon Ball 2nd Epoque-Crónicas del mundo demoníaco-Kaarat
» peliculas y trailers por fans: Grayson "La Muerte de Batman" - dragon ball z
» Dragon Ball Z: Ultimate Tenkaichi (2011)
» DRAGON BALL KAI
» PICCOLO DE DRAGON BALL Z..por peg..
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Foro oficial Dragon Ball Multiverse :: Zona Fan-Art :: La zona del fan :: Fan-fics-