Foro oficial Dragon Ball Multiverse

Foro oficial Dragon Ball Multiverse

Comunidad española y latina del comic dragon ball multiverse.
 
ÍndicePortalCalendarioGaleríaFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Últimos temas
» CAPITULO 1: UN MUNDO NUEVO
Ayer a las 11:04 am por Pablich

» 1- Hospital
Jue Nov 09, 2017 9:51 pm por Pablich

» Refugio en el hospital
Jue Nov 09, 2017 9:50 pm por Pablich

» Refugio de Sherwood
Miér Nov 08, 2017 6:40 pm por Pablich

» 7- Sherwood
Miér Nov 08, 2017 6:40 pm por Pablich

» Refugio de la presa
Miér Nov 08, 2017 6:35 pm por Pablich

» 6- Archer Greek
Miér Nov 08, 2017 6:34 pm por Pablich

» 5- Danvers
Miér Nov 08, 2017 6:32 pm por Pablich

» 4- Gasolinera de Marvin
Miér Nov 08, 2017 6:26 pm por Pablich

» Refugio en una Granja
Miér Nov 08, 2017 6:24 pm por Pablich

» Refugio en Polksville
Miér Nov 08, 2017 6:23 pm por Pablich

» Refugio en la Prision
Miér Nov 08, 2017 6:22 pm por Pablich

» 3- Prision
Miér Nov 08, 2017 6:20 pm por Pablich

» 2- Polksville
Miér Nov 08, 2017 6:10 pm por Pablich

» 1- Autopista hacia el Hospital
Miér Nov 08, 2017 6:08 pm por Pablich

» 4- Bar de moteros
Miér Nov 08, 2017 6:04 pm por Pablich

» 3- Granjas
Miér Nov 08, 2017 5:47 pm por Pablich

» 2- Lemon Hill
Miér Nov 08, 2017 5:33 pm por Pablich

» 1- Taggart
Miér Nov 08, 2017 5:27 pm por Pablich

» 4- Punto de evacuacion en el Garage
Miér Nov 08, 2017 5:23 pm por Pablich

» 3- La comisaria
Miér Nov 08, 2017 5:08 pm por Pablich

» 2- Club Deportivo
Miér Nov 08, 2017 4:59 pm por Pablich

» 1- El restaurante
Miér Nov 08, 2017 4:49 pm por Pablich

» Mapa del Rol
Mar Nov 07, 2017 10:47 pm por Pablich

» Bill en el centro medico
Lun Nov 06, 2017 3:43 pm por Pablich

» BILL en el bloque de pisos
Lun Nov 06, 2017 3:42 pm por Pablich

» fanmanga: dboth saga III revelations special chapter adel&kirie
Lun Nov 06, 2017 12:29 am por yami82

» Bill en el callejon
Vie Nov 03, 2017 4:21 pm por Pablich

» Tarzán en el Callejón.
Vie Nov 03, 2017 3:57 pm por Strider

» Trolleadas en chats 3.0
Vie Nov 03, 2017 3:33 pm por Strider

» 7- Lios de faldas
Vie Nov 03, 2017 3:01 pm por Pablich

» Tarzán en el Instituto.
Vie Nov 03, 2017 1:50 pm por Strider

» Tarzán se da una vuelta por la comisaría
Jue Nov 02, 2017 2:31 am por Strider

» 0- El almacen de CHAD
Miér Nov 01, 2017 3:19 pm por Pablich

» Bill y su pandilla llegan al Hospital
Miér Nov 01, 2017 6:30 am por Pablich

» 8- El ayuntamiento
Mar Oct 31, 2017 5:28 pm por Pablich

» Tarzán visita el centro médico
Mar Oct 31, 2017 4:08 pm por Pablich

» Tarzán -En Barkston- visita la Biblioteca
Mar Oct 31, 2017 3:49 pm por Strider

» Cadena de Preguntas
Mar Oct 31, 2017 2:41 pm por Strider

» El día que me borraron un post por ser enemigo de un amigo del admin.
Mar Oct 31, 2017 5:49 am por Satsuki Momoi

Indice
Temas más activos
PALABRAS ENCADENADAS
¿Quien es este personaje?
Dragon Ball Z: Battle of Gods-Post de debate
Adivina el Nombre (Todo lo relacionado con Dragon Ball)
MULTIVERFANS
Cadena de Preguntas
Trolleadas en chats 2.0
Dragon ball legendary
Dragon Ball Heroes: Informacion y deseos
Encuestas de Chicas guapas. (2)...

Comparte | 
 

 Capítulo 3 - Un loco, un camión y varias cuerdas.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
ryv97
Slug
Slug
avatar

Mensajes 139
Fecha de inscripción 09/01/2012
Reputacion 8

18072012
MensajeCapítulo 3 - Un loco, un camión y varias cuerdas.

Miraba a los lados pero Diego no estaba, no había podido ir muy lejos. Miró detrás suya y había un hombre apuntándole con una escopeta M810.

-No te muevas ni un pelo si quieres ver a tu amiguito. –El hombre era grande y fuerte, tenía una barba que le llegaba hasta el cuello y blanca, llevaba una chaqueta vaquera y unos pantalones vaqueros.

-Dónde está, dímelo. –Marston estaba muy serio.
-Tira toda las armas, todas al suelo. ¡Vamos! –El hombre seguía apuntándole.
Marston le hizo caso y mientras le apuntaba, el hombre metía todas las armas de Marston en un camión que el hombre tenía al lado. Cogió a Marston y le puso unas esposas, lo metió dentro de la camioneta, allí estaba Diego.

-Lo… lo… lo siento, me ha pillado desprevenido.
-No pasa nada, a mí también, ¿A dónde nos lleva? –Marston conseguía mantener la calma a pesar de estar esposado junto a su compañero en una camioneta.
-No lo sé, pero estoy seguro de que este era el tipo que nos hizo la trampa y tuvo que recurrir a este plan B para deshacerse de nosotros.
-Tienes razón, lo único que tenemos que hacer es intentar escapar como sea.

Marston terminó de hablar y le sacaron de la camioneta junto a Diego. Los metió en lo que parecía ser una casa abandonada, el hombre los tiró al suelo.

-¡¿Qué cojones hacéis aquí!? –Los dos se quedaron callados pero Diego habló ya que Marston lo sabía que decir.
-Solo nos pasamos por aquí a buscar armas no queríamos causarle molestias.
-No queríamos causarle molestias… -Repitió el hombre en forma de burla, parecía más calmado- Habéis venido aquí a robarme el territorio, robarme mis armas, robarme… ¡Todo!
-¡Escúchame señor! ¡No hemos venido a hacerte nada, solo queríamos descansar y pillar armas del cuartel! ¡Suéltanos y nos iremos como si no hubiera pasado nada! –Marston se estaba alterando.
-Dejaros… Salir… Imposible. –El hombre salió por la puerta y dejó a Marston y a Diego solos.
Estaban atrapados, no podían salir de la casa abandonada. ¿A dónde habrían ido?
-¿Qué podemos hacer? –Diego lo dejaba todo en manos de Marston.
-Este tío está loco, es un paranoico y así no podremos hacer nada. Tenemos que salir de aquí, ¿Alguna idea chavalito?
-No me llames chavalito… -Diego miró fijamente a Marston.
-Chavalito –Marston se lo dijo mirándole a los ojos.

En ese momento Diego empezó a revolcarse a intentar quitarse las ataduras, estaba muy cabreado, exaltado, quería meterle una buena ostia al cabrón de Marston.

-Tranquilo chico, no vas a conseguir nada
-¡Te crees que soy un chavalito! ¡Posiblemente haya sufrido más que tú en tu puta vida! ¡Aún así tienes cojones de ganarme chavalito!
-¿Y tú que cojones has sufrido? ¿Estar tumbado en una cama mientras los mayores te protegían por ser un niñato?
-¡¿Qué mayores?! Mi familia está muerta –Diego dijo la última palabra con rabia.
-¿Y qué me dices de la resistencia? Seguramente eras el niñato mimado de allí, puedes que haya estado ocho años sin saber nada de esta mier**, pero estoy seguro de cómo van las cosas, los niños primero y siempre será así. Muestra algo de tu parte y haz algo de provecho joder y mientras sigas conmigo atento a mis órdenes.
-¿Y quién me lo dice? ¿Mr. Congelador? Has estado ocho putos años congelado, no sabes nada de esta mier** y no sabes nada de quién soy yo, de quién he sido y de quién seré, así que no vuelvas a decirme que soy un puto niño mimado mientras me lo diga una princesita que ha estado ocho años refugiado de esta mier** y que antes solo servía para matar criminales y terroristas. Ahora tienes que matar a muertos, ¡Muertos! ¿Te crees que es lo mismo? Luego vuelve a decirme que no sé lo que es la vida, cuando tú no tienes ni puta idea de lo que es esto. –Diego se sintió aliviado al acabar el discursito.

Marston le miró fijamente, se le acercó y a dos centímetros de la cara de Diego, Marston le metió un buen cabezazo. Diego se desmayó y el hombre llegó.

-¿Qué le has hecho al pobre chico? Da igual, si queréis salir de aquí, no podrá ser con vida.

Marston se quedó callado, no tenía ningún plan, el hombre los cogió y los llevo a la segunda planta.

-¡¿Qué cojones vas a hacer con nosotros?!
-Os voy a dar de comer a mis amiguitos…

Marston no daba crédito, no podía creer lo que le podía pasar. En ese momento el hombre barbudo ató dos largas cuerdas a cada mano del desmayado Diego. Marston sentía mucha impotencia, no podía hacer nada.

-¡No le hagas nada! –Marston intentaba proteger al chico.
-No pasa nada… Tú serás el primero, dejaremos el chico para después.

Marston estaba callado, tenía que salir de esa como sea, tenía que haber alguna salvación. El hombre ató una cuerda por cada mano de Marston, eran dos cuerdas largas en la que los otros extremos estaban atados a la barandilla del balcón del segundo piso.

-¿Qué vas a hacer conmigo y con estas cuerdas? –El hombre estaba callado mirando a Marston.- ¡Habla!
-Ya te lo he dicho, vas a ser comida de mis amiguitos. Eso te pasa por meterte por dónde no te llaman.
-Estás loco.
-Si si, muy bien, pero díselo a los zombis que están debajo del balcón.

Marston estaba asustado, muy asustado. Iba a ser devorado por una panda de zombis y por la culpa de un viejo chiflado. El destino del joven Diego también estaba marcado…

El hombre agarró a Marston y lo llevó hasta el balcón, miró hacia abajo y estaba lleno de zombis, todos al ver a Marston empezaron a vitorear y a gritar. El hombre le apuntó con su propia Beretta:

-Súbete a la barandilla.

Marston se iba subiendo poco a poco… Con paciencia, no veía ninguna escapatoria. Cuando se subió, el hombre se fue y trajo a Diego que ya estaba despierto mientras miraba a Marston con cara de desorientado.

Los dos estaban subidos en la barandilla, los dos sabían que iban a morir en ese preciso momento, Marston había sentido esa sensación tantas veces desde que salió del criogenizador… Pero el pobre Diego no se merecía eso y encima después de la discusión que tuvieron antes. Los dos se miraron dándose por vencidos.

-Que tengáis buen viaje. –El hombre al decir eso, empujó a los dos al vació. Quedaron colgados desde las manos por las cuerdas y los zombis fueron corriendo hacia ellos que solo podían mover las piernas y dar patadas.
-¡Diego! ¡Aguanta, que podemos salir de aquí! –Diego no se explicaba cuales eran las intenciones de Marston pero creía que había perdido la cabeza.

Metían y metían patadas y más patadas, ¿Cuánto tiempo podían resistir? En ese momento el mismo hombre barbudo que les tiró al vacío, cayó delante de ellos.

-¡¿Pero qué… coño!? –Diego no se podía creer lo que estaba pasando.

Salieron unos disparos hacia los zombis desde arriba, Marston sabía lo que estaba pasando ya que se le veía en el rostro un poco de esperanza, pero Diego no sabía de qué iba todo esto. Las cuerdas empezaron a subir y a subir. Subieron al balcón y allí estaba la respuesta que tanto buscaba Diego, había una chica.

-Marston… ¿Sabías que iba a venir?- Diego no entendía nada.
-No, pero la vi justo antes de que cayéramos.
-Mucho hablar mucho hablar pero a mí no me dais las gracias. –La chica habló. Diego la vio detenidamente, tenía el pelo lacio, castaño y por encima de los hombros, ojos de color avellana y mediría unos… 1.60 y tenía una cicatriz en el ojo izquierdo. Llevaba una camisa negra y por encima un chaleco militar, unos vaqueros cortos y unas mallas negras, también unos zapatos militares hasta debajo de las rodillas y por último llevaba unas gafas puestas encima de la cabeza.
-Gracias… belleza. –Diego al decir esto le guiñó el ojo.
-Muy bien, pero… ¿Cuánto me vais a pagar?

Marston y Diego intercambiaron miradas.

-Sí pagar, soy una mercenaria y si os he salvado la vida no es por gratitud. –La chica tenía muy claras sus intenciones.
-Te pagaremos mientras podamos. Bueno, Diego… Lo siento por lo de antes, se me fue la cabeza. –Marston lo dijo muy arrepentido.
-También fue culpa mía… ¿Puedo seguir contigo?
-Pues claro, me tienes que llevar hasta la resistencia para encontrar a mi familia. –Marston y Diego se alegraron, pero la chica les seguía mirando.
-¿Os creéis que soy tonta? ¿Qué voy a dejar iros sin que me paguéis? –La chica estaba muy convencida.

Diego y Marston intercambiaron las miradas de nuevo y asintieron con la cabeza.

-Pues te vienes con nosotros hasta que te paguemos. –Y entonces cogieron entre los dos a la chica y la llevaron hasta el coche, al principio intentaba imponerse pero luego fue ella sola. La metieron en uno de los asientos de atrás.
-Guapa… ¿Cómo decías que te llamabas? –Diego lo decía intentando ligar.
-No te lo he dicho… Soy Isa, Isa Dragonst.
-Diego Lanc, un placer –Diego le guiñó el ojo de nuevo.

Después de varias horas de viaje llegaron a Madrid, a las afueras.

-Marston, Marston, para, es por ahí.

Estaba todo chamuscado y destrozado, era la base de la resistencia. Diego se alteró y se puso a buscar sobrevivientes, personas, ¡Algo! En ese momento Diego vio entre rocas a un chico, que respiraba.

-Joder tío, ¿Qué ha pasado? ¿Y los demás?

El hombre no podía casi ni respirar, se estaba muriendo. Pero pudo hablar:

-Todo esto… ha sido… un… mutante.




Última edición por ryv97 el Miér Ago 22, 2012 3:01 am, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario

 Temas similares

-
» 50 Primeras Citas (E&B) ~ Capítulo 4.
» Lovely Complex Fandub Latino!! Grabando Capítulo 3
» SaintSeiya Ω - Capítulo 43 - ¡Reviven los dioses de la guerra! ¡Atraviesen el ultimo templo! SUBTTULADO
» La Pantera Capítulo 4 "Superada"
» Fairy Tail - Capítulos Online HD 720p sub-esp
Compartir este artículo en : Excite BookmarksDiggRedditDel.icio.usGoogleLiveSlashdotNetscapeTechnoratiStumbleUponNewsvineFurlYahooSmarking

Capítulo 3 - Un loco, un camión y varias cuerdas. :: Comentarios

isa aparecio al fin pero yo quiero aparecer ya XDDDD por cierto esto esta muy bien hecho
buen capítulo Ryv! a ver qué les podrá decir el chico. Y a esperar a mi aparición en escena XD.
buen capitulo ryv, una pregunta, ¿quien era ese loco?
era un loco cualquiera del pueblo xD no va a tener mas relevancia en proximos capitulos
gracias por la aclaracion XD
Aun no los lei pero hacelos un poco mas cortos Ryv, se buenito :) cuando lo lea te vdoy una opinion mas profunda.
¡¡Oh siii, más gente que entra en el fic!! Es la belleza de Isa xDD. Genial capi colega. Sigue con esto que vas de PM.
Chulisimo tio ^^ mutantes¿? wooo
Como alguien mas se le ocurra llamarme belleza le pego un tiro en el entrecejo, ¿entendido? Ok no.
Si mi personaje sigue así creo que no va a conseguir nada de dinero T.T
Buen capítulo :3
 

Capítulo 3 - Un loco, un camión y varias cuerdas.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 

Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Foro oficial Dragon Ball Multiverse :: Zona Fan-Art :: La zona del fan :: Fan-fics :: Renacer entre muertos-
Cambiar a: