Foro oficial Dragon Ball Multiverse

Foro oficial Dragon Ball Multiverse

Comunidad española y latina del comic dragon ball multiverse.
 
ÍndicePortalCalendarioGaleríaFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Últimos temas
» CAPITULO 2: UNA NUEVA AVENTURA
Hoy a las 11:20 am por Pablich

» CAPITULO 1: EL REGRESO DE FREEZER
Ayer a las 7:49 am por Pablich

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 37- Non aurum sed ferrum...
Lun Abr 02, 2018 6:58 am por Tserleg

» CAPITULO 4: TIEMPO
Miér Mar 28, 2018 10:01 am por Pablich

» fanmanga: dboth saga III revelations Chapter 40 (majin arc III) Luz y oscuridad en nuestros corazones pages 5-9
Mar Mar 06, 2018 12:29 am por yami82

» CAPITULO 3: CAOS
Mar Feb 27, 2018 5:35 pm por Pablich

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 36- Asalto a Freezer-1.
Lun Feb 26, 2018 6:52 am por Tserleg

» CAPITULO 2: LEYENDA
Mar Ene 09, 2018 11:02 am por Pablich

» Cadena de Preguntas
Jue Ene 04, 2018 8:33 pm por Super A-17

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 35- La princesa Nicomicona
Miér Ene 03, 2018 4:34 am por Tserleg

» ESPECIAL NAVIDAD: UNIVERSO 200
Miér Dic 27, 2017 11:58 am por Pablich

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 34 - Ecos de la memoria RAM.
Lun Dic 11, 2017 8:02 am por Tserleg

» CAPITULO 1: UN MUNDO NUEVO
Vie Dic 01, 2017 11:11 am por Pablich

» 1- Hospital
Jue Nov 09, 2017 9:51 pm por Pablich

» Refugio en el hospital
Jue Nov 09, 2017 9:50 pm por Pablich

» Refugio de Sherwood
Miér Nov 08, 2017 6:40 pm por Pablich

» 7- Sherwood
Miér Nov 08, 2017 6:40 pm por Pablich

» Refugio de la presa
Miér Nov 08, 2017 6:35 pm por Pablich

» 6- Archer Greek
Miér Nov 08, 2017 6:34 pm por Pablich

» 5- Danvers
Miér Nov 08, 2017 6:32 pm por Pablich

» 4- Gasolinera de Marvin
Miér Nov 08, 2017 6:26 pm por Pablich

» Refugio en una Granja
Miér Nov 08, 2017 6:24 pm por Pablich

» Refugio en Polksville
Miér Nov 08, 2017 6:23 pm por Pablich

» Refugio en la Prision
Miér Nov 08, 2017 6:22 pm por Pablich

» 3- Prision
Miér Nov 08, 2017 6:20 pm por Pablich

» 2- Polksville
Miér Nov 08, 2017 6:10 pm por Pablich

» 1- Autopista hacia el Hospital
Miér Nov 08, 2017 6:08 pm por Pablich

» 4- Bar de moteros
Miér Nov 08, 2017 6:04 pm por Pablich

» 3- Granjas
Miér Nov 08, 2017 5:47 pm por Pablich

» 2- Lemon Hill
Miér Nov 08, 2017 5:33 pm por Pablich

» 1- Taggart
Miér Nov 08, 2017 5:27 pm por Pablich

» 4- Punto de evacuacion en el Garage
Miér Nov 08, 2017 5:23 pm por Pablich

» 3- La comisaria
Miér Nov 08, 2017 5:08 pm por Pablich

» 2- Club Deportivo
Miér Nov 08, 2017 4:59 pm por Pablich

» 1- El restaurante
Miér Nov 08, 2017 4:49 pm por Pablich

» Mapa del Rol
Mar Nov 07, 2017 10:47 pm por Pablich

» Bill en el centro medico
Lun Nov 06, 2017 3:43 pm por Pablich

» BILL en el bloque de pisos
Lun Nov 06, 2017 3:42 pm por Pablich

» Bill en el callejon
Vie Nov 03, 2017 4:21 pm por Pablich

» Tarzán en el Callejón.
Vie Nov 03, 2017 3:57 pm por Strider

Indice
Temas más activos
PALABRAS ENCADENADAS
¿Quien es este personaje?
Dragon Ball Z: Battle of Gods-Post de debate
Adivina el Nombre (Todo lo relacionado con Dragon Ball)
MULTIVERFANS
Cadena de Preguntas
Trolleadas en chats 2.0
Dragon ball legendary
Dragon Ball Heroes: Informacion y deseos
Encuestas de Chicas guapas. (2)...

Comparte | 
 

 KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 36- Asalto a Freezer-1.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Tserleg
Kamisama
Kamisama
avatar

Mensajes 57
Fecha de inscripción 26/03/2016
Reputacion 0

MensajeTema: KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 36- Asalto a Freezer-1.   Lun Feb 26, 2018 6:52 am


ASALTO A FREEZER-1



Planeta Tierra. Palacio Celestial.

El Todopoderoso convocó de urgencia a los guerreros Tortuga, Bulma (al igual que Lunch, ahora con una buena tripa de embarazada), Pilaf, Mai y Shu para reunirse en el Palacio Celestial con Hikari, Hiro y Fedra. Tras los saludos de rigor:
- Hikari, por favor, comunícales la noticia.
- Freezer está entrenando.
- Ya, y nosotros también. – Preguntó Yamcha. - ¿Dónde está el problema?
- ¡Cállate! – Le gritó Lunch. – Deja que hable la que sabe.

- Gracias señora Lunch. – Hikari se dirigió al resto. – Vegeta, Cooler, y sus respectivas fuerzas especiales han desaparecido misteriosamente en el otro extremo de la galaxia.

Chichi levantó la mano:
- Pero eso es bueno, ¿no? Y…
- Eso será bueno si han muerto realmente. Y sí, el capitán de las Fuerzas Especiales de Freezer era el capitán Ginyu. Ahí tampoco sabemos lo que ocurrió exactamente, Ginyu desapareció hace un tiempo. Y ahora que lo pienso, cuando no tengamos nada que resucitar podríais usar las bolas del dragón para saber donde está. No sea que un soldado raso cualquiera de Freezer os robe el cuerpo en el momento menos pensado.

Ahora levantó la mano Bulma:
- Quizá baste con hablar con Emma Daioh. Si Ginyu está muerto su alma habrá viajado al Más Allá.
- No es mala idea. Volviendo a lo anterior, tras pelear contra vosotros Vegeta se fue volviendo fuerte a la carrera y ahora él es el líder de las Fuerzas Especiales. O era. La cuestión es que ahora tanto el Emperador Cold como Freezer están paranoicos tanto respecto a Cooler como respecto a Vegeta. Tanto si son unos desertores como si alguien los ha matado ahí hay un peligro potencial. Normalmente investigarían el planeta donde desaparecieron, pero ha volado en pedazos.

- Quizá esos bestias hayan destruido el planeta peleando entre sí y se hayan muerto todos por falta de oxígeno.
- Recuerda que los demonios del frío pueden sobrevivir en el espacio, aunque es verdad que si Cooler estuviera por ahí cerca ya le habrían encontrado las naves de Cold.

> Bueno, os acordaréis del aspecto Freezer en su forma más reducida. – Hacía tiempo que Hikari les había enseñado fotos de Freezer y su familia.
- Sí, parece mentira que alguien tan pequeño pueda ser tan poderoso.
- Krilín, precisamente tú no deberías sorprenderte de lo engañoso que puede ser el tamaño. Pero sí que es verdad que ahora que ha aprendido a controlar su siguiente forma, no sólo tiene un físico y tamaño como los de su padre, sino que su poder ha pasado de 530.000 unidades a un millón. Ignoramos si la siguiente será el doble, más, o menos que eso. Pero sí que la mayor diferencia está entre la reducción menos reducida y la final. No es que le encuentre mucho sentido, pero así se lo oyó decir hace tiempo uno de nuestros agentes. La última es a la que se acostumbró Cooler hace tiempo, si encontráis a un Freezer que se le parezca olvidaos.

Ahora levantó la mano Chaoz:
- Un momento, si Freezer ahora se parece a su padre, ¿no debería ser igual de poderoso? – Hizo una pausa. - ¿Tiene Cold formas de aumento?

- Os lo expliqué hace tiempo, pero bueno. No todos vosotros sois igual de fuertes con el mismo kaioken, y no toda la familia es igual de fuerte con la misma forma. En cuanto a si la forma, llamémosla Toro, de Cold es su forma final, o si sus formas de reducción son diferentes a las de sus hijos, no lo sabemos. Nuestros espías nunca le han oído decir nada al respecto, y la verdad es que no me importa. Ya con su forma reducida actual Cold es demasiado para vosotros por mucho que entrenéis durante toda vuestra vida. Afortunadamente vive demasiado lejos como para preocuparnos.

> Freezer sí nos tiene lo bastante cerca como para llegar. Y deberíamos atacarle ahora o nunca. Con vuestra fuerza actual quizá podáis a la forma Toro. El problema es que no podéis dejar de agobiarle, pues con un simple respiro podrá pasar a la siguiente, y ahí la cosa se pondría mal. Si llega a la original teleportaos de vuelta. Ni de coña podréis vencer eso en la vida.

> Pegas de atacarle ahora:
Aún suponiendo que lo matéis antes de dejarle adoptar su forma original, quedaría Cold. Vive demasiado lejos de aquí, y seguramente muera de viejo antes de que le dé tiempo a conquistar hasta aquí. Otra cosa es si en lugar de avanzar conquistando en círculo viene en línea recta para vengar a su hijo. Para evitar que os reconozcan tenemos unos disfraces y la magia de Fedra. Sólo quedaría su nieto Kuriza, pero además de que parece ser más amable que su padre, lo que tampoco es difícil, siempre podríamos organizar su asesinato si muestra señales de peligro. En comparación a Freezer sería pan comido.

El cobarde Yajirobe levantó la mano:
- ¿Algo más?
- Bueno, que visto en frío lo recomendable sería no meternos en problemas, y asumir que probablemente viviremos más si aceptamos quedar a merced de estos tiranos. Pero ya fui deshonrada y desterrada de mi planeta natal por la escasa ejemplaridad de mi carrera política. Luego fui capaz de agradecer a los murdorianos que me acogieran en su planeta salvándoles de la invasión valinoriana, donde encima perdí a mi hija. – Hikari levantó un poco la voz. -Todo para que a la postre todo quedará en nada cuando Freezer sojuzgó Múrdor.

Su voz bajó en volumen, pero no en firmeza:
- Reconozco que mis motivaciones son egoístas, pero no soporto la idea de estar a merced de Freezer y no haber hecho nada por impedirlo cuando tuve la oportunidad, no deseo vivir así. Es verdad que os pido algo demencial, pero… ¿preferiríais vivir así? Sobretodo porque sin vosotros sí que ya no hay nada que hacer.

Yajirobe respodió:
- Ya sabéis que las misiones peligrosas no me gustan, y que si siempre me metéis en jaleos es porque aparte de porque Pilaf me paga, hace tiempo me enseñasteis que si el mundo muere yo muero. Encima ahora que ya no viene nadie a por nosotros aún tenemos que buscarnos el peligro.
> Pero hace tiempo comenzamos a entrenar por si venían los guerreros del espacio. Luego por si venía Freezer y en lugar de conquistar prefería aniquilarnos. ¿Y ahora vamos a no hacer nada, cuando a lo mejor aún así nos mata igualmente? ¡Y un jamón!
> Además, ¿os acordáis de esa top model islandesa que nos presentó Pilaf en la fiesta de nuestra victoria contra Silver y Blue? Pues hace poco que estoy quedando con ella, y cuanto antes termine Freezer antes podré dejar de entrenar y tener más tiempo libre. No sé si me explico.




Planeta Nicomicón.

Jonpierre esperaba en el salón de interrogatorios de una comisaría cualquiera. Se abrió la puerta y entró:
- ¡Deloria!

No había duda, aunque ahora Deloria, o mejor dicho Nicomicona, vistiera ropas formales y su expresión fuera muy diferente a la habitual:
- Saludos, Jonpierre. – Su voz sonó cuerda, y también incluso más desenfadada que de costumbre. - ¿Le han tratado bien mis compañeros?
- ¡Traidora, eras una topo!
- Sí, pero tranquilo, no necesariamente irá a Siverya. – Era un apartado bosque de taiga cercano al Polo Sur del planeta. – Como en el fondo me cae bien le haremos una oferta: sólo seis meses de prisión convencional si nos ayuda con información sobre su gente. Si la información es lo suficientemente valiosa la prisión convencional podrá convertirse en libertad vigilada.

- Jamás traicionaré la causa, así que ya puedes esperar. – Titubeó. - ¿Qué ha sido de los demás?
- Menos mal, comenzaba a pensar que no le importaban. Sus destinos dependerán de como reaccionen, si se porta bien del todo ya le contaré.
> Aparte de eso piense que su mujer e hijos le preferirán con ellos que haciendo trabajos forzados en un campo de concentración syveriano. Si cambia de idea sobre la información ya se lo dirá a mis compañeros, hoy mismo tengo que pasar este caso a otros colegas de la poli.




Planeta Freezer-1. Despacho del Emperador.

El tirano Freezer estaba reunido con sus hombres de confianza:
- Estos dos ricos planetas se nos han sublevado. Eso es lo que me pasa por poner inútiles a su cargo.
> Así que menos vosotros dos, que tendréis que ocuparos de nuestro nuevo fichaje en cuanto llegue para que explicarle como trabajamos aquí, los demás os dividiréis en dos grupos para partir hacía allá de inmediato. Quiero que…

En ese mismo momento un grupo de humanos surgió de repente. Uno de larga melena y una cicatriz en el rostro tenía colocados dos dedos sobre su frente. El más pequeño de todos, maquillado como un payaso, se llevó las manos a sus sienes:
- ¡Disco Solar!

Un inmenso resplandor cegó el despacho. Los compañeros de Chaoz cargaron sus respectivos kamehames hasta que sus ojos cerrados comenzaron a sentir que el resplandor de fuera se estaba mitigando:
- ¡Haaaaa!

Freezer fue alcanzado de lleno, pero a pesar del generoso tamaño del despacho la onda expansiva fue demasiado para un lugar cerrado. Todo el mundo salió despedido.

Los guerreros tortuga se fueron recobrando, rodeados de los escombros de lo que había sido casi medio palacio. Entonces sintieron a unos pocos centenares de metros el enorme ki de Freezer, ligeramente debilitado, pero indudablemente consciente. Si se transformaba antes de llegar a él la situación se complicaría bastante.




Planeta Nicomicón. Pub Xoni.

Una pegadiza melodía de música latina sonaba a toda castaña. No vamos a tararearla para no castigar los oídos del lector, pero baste decir que era la canción del verano.

Júligan tenía una civilizada discusión con un tipo claramente más débil que él y con aires de inseguridad:
- ¡Tú, comemierdas! ¿Me estás mirando mal?
- ¡Pero tío! ¿De qué vas? Sí eres tú el que se ha tropezado conmigo. – Respondía el pobre.
- ¿Me estás llamando torpe? – Júligan se dirigió a sus amigos. - ¡Ja, ja! Me está llamando torpe. – Se encaró a él de nuevo. – Pues tu madre no dice lo mismo de mí.
- ¡¿Qué estás diciendo de mi madre?!

El sujeto de marras creía probable que Júligan le desafiara a salir a la calle; que gracia no le hacía, pero no podía dejar pasar lo de su madre. Júligan lo que había hecho era esperar su reacción airada para lanzarle un puñetazo a traición… que le habría dado de lleno de no ser porque la surgida de la nada Deloria se lo interceptó a tiempo:
- Júligan, lamento interrumpirte en tan mal momento. Pero ha surgido un imprevisto con nuestra gente.
> Caballero, le ruego que aplace sus asuntos con mi amigo. Es que necesito hablar con él ahora mismo.

A ese señor se le abrió el cielo. Aunque refunfuñando para guardar las formas, aprovechó el puente de plata:
- Como quiera, señorita.

Júligan se encaró a Deloria:
- ¿Qué es eso tan importante? – Preguntó todo serio y levantando un poco la voz.
- Verás, - Deloria mantenía su sonrisa como si tal cosa- quería informarte de que nuestros trabajos de esta noche han sido cancelados.
- ¿Qué trabajos? ¡Pero sí no había ninguno! – Dijo señalándose la sien con el índice, mientras lo hacía rotar como un eje.
- ¡Ah, perdona! Sólo sabía que se han cancelado los de todos. Como soy una madera infiltrada y los he arrestado a todos menos a ti.

Júligan estuvo a punto de creerse que era una broma debido a la sonrisa de Nicomicona, pero su mirada ligeramente desafiante le hizo darse cuenta:
- ¡Jua, jua, jua, jua! – A continuación, le dijo a Deloria- ¿Vienes a arrestarme tú a mí? ¿Aquí, delante de todos? ¿Con qué ejército?
- Con esta pistola, que, que… ¡Vaya, que despiste! Me la he dejado en la comisaria.

Tras un segundo de estupefacción, los amigos de Júligan la rodearon. Sonrientes y mirándose unos a otros:
¡Paf! ¡Paf! ¡Paf! ¡Paf! ¡Paf!

No se apreciaron bien los movimientos de Nicomicona, pero todos menos Júligan cayeron en redondo:
- No te preocupes, no les arrestaré. ¿Para qué? Están todos muertos. – Nicomicona levantó su cabello con ambas manos mientras contoneaba su figura. – Por cierto, tú vas a ir a Siverya para toda la vida. Espero que te vaya el sexo con hombres, porque lo que es chicas pocas vas a conocer allí.

Júligan pasó a desempuñar su pistola. Pero tras un fulgurante desplazamiento en 45º, su enemiga agarró su mano antes de poder alcanzar la pistola y le propinó un brutal derechazo en plena boca del estómago.

Nicomicona verdaderamente había llegado con la intención de llevárselo a Siverya nada más que por el placer de fastidiarle. No es que Júligan fuera mucho peor persona que Cooler o ella misma, pero le caía mal. Aún así, al verle en el suelo sintió una punzada de lástima. Una punzada muy pequeña. Así que le cogió del cuello y le ahorró una vida de prisión siveryana arrancándole la cabeza junto a parte de su columna vertebral.

No por crueldad. Bueno, en parte sí, ¡je, je, je! Sino para dejar constancia a los testigos que pudieran parecerse a Júligan de a lo que podía llevar ese tipo de vida.

queen


Planeta Freezer-1.

- ¡Rápido, a por él! – Gritó el Maestro Tortuga mientras cargaba hacia Freezer. - ¡Aaaaah!

Fue abatido por un disparo de pistola. El causante fue Sorbet, un enano alienígena con nariz de payaso negra, pero de aspecto más serio que el de Chaoz. La pistola no es que tuviera una gran potencia de fuego, sino que estaba diseñada para afectar el sistema nervioso de seres vivos. Lo que incluía el control del aparato locomotor y el uso del ki.

Mutenroshi estaba consciente, pero dolorido y fuera de combate. Al contrario que Freezer, cuyo ki todos sentían que se estaba estabilizando:
- ¡Malditos gusanos! – Murmuraba el tirano. – Ahora verán.

Chaoz paralizó a Sorbet con sus poderes mientras Ten Shin le lanzó una bola de energía, pero se interpusieron los dos guardaespaldas de Freezer: Dodoria, un gordo rosa, rugoso y cruel; y Zarbon, un guaperas metrosexual azul verdoso turquesa, de melena verde chillona con cola de caballo, que había aprovechado su confusión para transformarse en monstruo. Algo que le llenaba de ira, pues así su fuerza aumentaba, pero a costa de su belleza narcisista. Los responsables pagarían con sus vidas.

Dodoria para el rayo de Ten, mientras que Zarbon Monstruo lanza un rayo a Chaoz, que si bien lo esquiva fácilmente le fuerza a liberar a Sorbet. Son Gohan le lanza un rayo al último mientras vuela hacia él, pero a esa distancia Sorbet tiene tiempo de sobra para evitar el ataque.

Gohan fue interceptado entonces por Shisami, un joven minotauro rojo, y Tagoma, un alien calvo, delgado y violáceo que parecía un revoltijo del muñeco de Roosevelt y de Saitama el de One Punch Man. En ayuda de Gohan acudieron Krilín y Chichi. Mientras el ki de Freezer comienza a aumentar.

Después de Shisami y Tagoma, los restantes miembros de las recién creadas Fuerzas Sorbet eran Abo y Cado, dos aliens gemelos enanos y rechonchos, uno azul y otro rojo, con cuerpo de teletubbie pero caras de personas decentes, cabeza también rechoncha y una pequeña antenita, de esas que no sirven para nada pero quedan bien a los aliens de ciencia ficción. Ellos fueron quienes se interpusieron a Yamcha y Yajirobe, mientras Freezer seguía aumentando su energía.

Mientras tanto todos los soldados freezerianos de las cercanías ya estaba llegando. A centenares, y más allá de veían miles. Ahora que todos los invasores estaban ocupados, Sorbet consideró que era el momento ideal para seguir haciendo de las suyas.

Gohan, Krilín y Chichi acababan de aprovechar su superioridad frente a Shisami y Tagoma para liquidar al último. ¿Tres enemigos apelotonados? Ideal para unos cuantos tiros al blanco: ¡Piñau! ¡Piñau! ¡Piñau!

Cayeron Gohan, Chichi y Shisame, que sin darse cuenta se había puesto delante de Krilín. El último tuvo un instante de duda. Sorbet le apuntó:
¡Crash!

Para su sorpresa la pistola reventó por la telekinesia de un providencial Gyumao. ¿Buena noticia? No del todo, entre los gorilas de Freezer le habían conseguido tiempo a su jefe para alcanzar la forma Alien.

- ¡Krilín! ¡Ve a por Freezer! ¡Yo me encargo de este! – Rugió el gigante.

De Sorbet y de las primeras docenas de soldados, se encargaría Gyumao. Krilín marchó disparado hacia Freezer quien aumentaba su ki una vez más.




Planeta Nicomicón. Comisaría de policía.

- ¡Deloria!
- Hola, Otilio. ¿Qué tal?
- Entonces eras una poli. ¿Qué has hecho con los demás?
- Buena pregunta, digna de un buen compañero. Normalmente ocultamos esa información a los interrogados, pero como me caes bien haré una excepción contigo. Jonpierre irá a la prisión, si por mucho tiempo o por poco depende de él. A Júligan lo he matado accidentalmente mientras se resistía a su arresto, así como a unos cómplices que dificultaban mi labor policial. En cuanto a Ensaimada le he hecho la misma proposición que a ti.
- ¿Pretendes que traicione a mi causa?
- No, ¿para qué? Eres uno de los últimos eslabones, igual que yo, y dudo que sepas algo interesante que ya no sepa. Lo que sí vas a tener que hacer será escoger entre pasar unos meses en prisión por delitos menores, que podría enumerarlos porque he compartido unos cuantos contigo; o decirme que te vas a olvidar de los jakobinos y volver a casa tranquilamente.
- No sé. El Rey explota al pueblo, no puedo prometer quedarme de brazos.
- Es que no tienes que prometerlo, sólo tienes que decírmelo.
- ¿Cuál es la diferencia?
- Que si volvieras con los jakobinos no serías un perjuro. Podrías seguir diciendo que tienes palabra y eso, aunque por supuesto te caería de prisión lo de ahora y lo de después.
- Dicho así. No prometo nada, pero sí puedo decirte que si vuelvo a la lucha no será con los jakobinos. Eso del atentado no me hizo ninguna gracia.
- Ya. ¿Qué te puedes esperar de un club donde admitan como socios a gente como Júligan, o esa loca de Deloria?
- ¡Ja, ja, ja! Ya. Por cierto, ¿podrías decirme cuál es tu verdadero nombre?
- Podría. Pero no lo haré. – Le guiñó un ojo.
- Oye, ahora que te veo con ropa seria, otro cabello, y… dicho sea de paso, sin esa mirada de alucinada que hacías antes. Te pareces un huevo a las princesas de la Casa Real.
- ¡Ja, ja, ja! Sí, claro. Soy la princesa Proserpina, y paso mis ratos libres como policía secreta.

Otilio encontraba a “Deloria” parecida a la princesa Proserpina, pero todavía más a Nicomicona. Precisamente pocos días antes la había visto en el telediario inaugurando un museo, y entonces había sentido que le recordaba a alguien. Generalmente Nicomicona achacaba estas “confusiones” de la gente a que todo el mundo se parece a alguien, que su aspecto era muy común, etc. Pero para casos como este tenía una coartada extra:
- Bueno, vale. Las princesas son primas lejanas mías. Un tiobisabuelo o tiotatarabuelo suyo dejó preñada a una tatarabuela mía o algo así. Aunque no reconoció el niño, le arregló a la buena mujer un buen matrimonio con un oficial con ganas de ascenso. Desde entonces la familia real siempre ha ayudado a mi rama bastarda, por lo que nosotros somos leales a la monarquía.
> Aparte de eso. Ya que vas a ser libre, necesitarás un trabajo. Se va a construir un polideportivo en Sangonera Town y se necesitan obreros. Si te interesa el curro…

Otilio recordó como Deloria les ayudó a Ensaimada y a él a no involucrarse en el atentado. Por no mencionar la libertad y la nueva oportunidad que le brindaba.
- ¿Porqué haces todo esto por mí?
- Pues por lo mismo que Ensaimada podrá proseguir sus estudios: me caéis bien.

study


Planeta Freezer-1.

Una nave espacial acaba de entrar en la atmósfera del planeta. En ella viajaba el candidato a nuevo campeón de Freezer. No sustituiría a Sorbet como líder de las reestablecidas Fuerzas Especiales, pues el pequeñajo había demostrado más de una vez su buen juicio y capacidad de liderazgo. Y mucho menos a Zarbón y Dodoria como sus dos guardaespaldas personales de Freezer, ya que el Emperador les apreciaba no sólo por su capacidad para el combate, sino también por su capacidad para hacerle la pelota.

El nuevo guerrero no tenía ningún problema con ello, pues aunque sus galones serían inferiores, su sueldo superaría el de todos. Siempre y cuando superara la entrevista de trabajo (un combate de entrenamiento con las Fuerzas Especiales, y si lo superaba otro con el propio Freezer).

Según los informes, este nuevo fichaje poseía una fuerza de unas 250.000 unidades. Inferior a la del propio Freezer incluso en su forma más reducida, claro, pero superior no sólo a la del capitán Ginyu antes de robar el cuerpo a Vegeta, sino incluso a la que los informes indicaban para las Fuerzas Especiales de Cooler.

Otra de las razones por las que Freezer odiaba a su hermano era el hecho de que sus campeones fueran más fuertes que los suyos. Ignoraba porqué gente como Sauza, Doore y Neiz habían preferido a Cooler a alguien tan grandioso como él. Seguro que el hecho de que Cooler fuera menos dado a ejecutar a sus hombres por chorradas, como cuando Freezer pilló a uno de sus soldados diciendo que Joffrey Baratheon era un niñato repelente, no tenía nada que ver.

Afortunadamente, en las últimas semanas los servicios de inteligencia de Freezer descubrieron a este asesino a sueldo de lujo con una fuerza anormal. Un espía hizo las negociaciones, y ya estaba llegando al espacio-puerto de Freezer a punto de terminar los trámites para su contratación.

El rastreador del espía se alteró: varios niveles de poder elevados habían surgido de la nada. Se asomó por la ventana de su nave: medio palacio de Freezer estaba destrozado, había explosiones por doquier y miles de soldados se acercaban a la acción.

El asesino puso su nave en modo aterrizaje automático. Mientras la inteligencia artificial se encargaba del descenso, él abrió la ventana y salió volando. Era más rápido que su nave, y si quería aprovechar la batalla para demostrar sus méritos debía llegar antes de que terminara.




Planeta Nicomicón. Cuarto de baño de Ensaimada.

La preciosa Ensaimada dejó caer su albornoz apenas antes de entrar en la bañera. Todavía estaba estupefacta ante la revelación de que su amiga Deloria en realidad fuera una poli, y todavía más por el hecho de que aún así fuera realmente su amiga y le diera una nueva oportunidad en la vida. Mientras el agua caliente caía sobre su hermosa melena, la mente de Ensaimada se sumió en estos y otros profundos pensamientos:
- ¡Botellón, botellón, bote-llo-ón! ¡Botellón, botellón, bote-llo-ón!

Sólo que esta vez en lugar de irse de juerga con los colegas jakobinos, con quienes no pensaba mantener contacto para evitarse problemas, se iría con sus compis de la universidad. En los días sucesivos seguiría estudiando y sacando buenas notas, pero esta noche se pensaba pillar un pedo que flipas.

Si esta fuera una de esas novelas, ahora mismo Ensaimada estaría tocándose aquí y allá, a sí misma o con alguna amiga igual de exuberante. Pero Ensaimada no era ninguna narcisista, y lesbiana todavía menos. Lo que ocurrió fue que escuchó un inesperado ruído:
- ¡Hic, hic, hic!

Ensaimada se apartó el champú de los ojos. Toda ella estaba empapada a excepción de sus pies; sólo era cuestión de tiempo, pues aunque sus formidables curvas tapaban la caída directa del agua, esta no dejaba de deslizarse por su escultural cuerpo. Ensaimada asomó su linda cabecita por las cortinas de su bañera, de diseño floreado, y vio una rata que se había colocado en su cuarto de aseo:
- ¡Groarrrr!

De un brinco, la espumeante Ensaimada saltó de su bañera al otro extremo del cuarto de baño. Agarró raudamente la sorprendida rata:
- ¡Oooooh! Pobrecito ratoncito. – Le dijo mientras le acariciaba tiernamente- Cuchi, cuchi, cuchi!

La rata, que no era pequeña, tembló de miedo. La dulce Ensaimada prosiguió:
- Eres un ratoncito muy gracioso.
- ¡HIC, HIC, HIIIIC! – La pobre rata quería escapar, o morderle el dedo. Pero estaba bien cogida.
- Te voy a llamar Susanito, y voy a ser tu mamá. Y te voy a dar chocolate y turrón, y bolitas de anís.

En ese momento la maternal Ensaimada sintió los latidos de Susanito:
- ¡Ñaca!

La penátida clavó sus colmillos en el cuello del roedor hasta que pasó de su saludable color alcantarilla a estar más blanco que la pared:
- ¡Slurp, slurp, slurp!

Cuando la hematófaga se percató de que su víctima había perecido se sintió triste. No ya porque para entonces ya no quedara sangre, sino porque ahora ya no podría ser su mamá.

Su pesar le duró hasta que volvió a correr el agua de la ducha:
- ¡Botellón, botellón, bote-llo-ón! ¡Botellón, botellón, bote-llo-ón!




Planeta Freezer-1.

Freezer vuelve a aumentar su energía. Las protuberancias de su espalda comienzan a contraerse, su cráneo vuelve a adoptar una forma más humana futurista:
- ¡Disco de Sierra!

Freezer es forzado a cancelar la transformación. Y si no es porque ve llegar el ataque desde lejos no le da ni a esquivar

Los amigos de Krilín aún no pueden ayudarle pese a su superioridad frente a los lugartenientes. La razón es que los soldados están llegando a cientos y bastante tienen con esquivar las lluvias de disparos de energía. A veces consiguen tumbar a los soldados de un golpe, pero no a los lugartenientes. Quizá podrían en otras circunstancias, pero no están en condiciones de lanzar un golpe demoledor.

Krilín se acerca lanzando pequeñas bolas de ki, que el terrorífico alienígena bloquea. Freezer contraataque lanzando otras, que Krilín esquiva mientras sigue avanzando para buscar el cuerpo a cuerpo. Freezer lo recibe propinando un coletazo, que Krilín bloquea, aunque pierde la iniciativa. Freezer comienza con una patada baja seguida de otra media. Krilín las para, pero Freezer sigue con una lluvia de puñetazos y patadas perfectamente sincronizados.

Krilín bloquea la mayoría, pero ante la creciente velocidad del tirano no puede evitar un porcentaje de golpes cada vez mayor. La adrenalina, combinada con su experiencia permiten mantener al terrícola el tipo lo suficiente como para responder con algunos ataques, de los cuales falla casi todos. Para uno que acierta, la furia de Freezer se reactiva y le sale un coletazo automático que envía al pequeño por los aires. Le sangra la boca, pero apenas aterrizar salta y esquiva el ataque de ki de Freezer.

Híkari:  A pesar de que Krilín lleva el kaioken al máximo Freezer lo supera de largo. Lo sorprendente sería lo contrario, pero quizá pueda aguantarle hasta que los demás estén libres.
> ¡Maldita sea! Tantos años preparando esto y no calcular que la detonación podría atrasarles. Tampoco pensé que los hombres de Freezer pudieran desequilibrar la balanza con lo débiles que son. Está claro que soy un desastre elaborando planes.
> ¡Uhm! Al menos estos tipos no se están bloqueando de terror. Eso de estar en peligro de muerte cada dos por tres les ha fogueado bastante. Veo más fácil perder que ganar, pero no será porque no hayan hecho cuanto esté en su mano.

Freezer emplea la técnica de la doble imagen para sorprender a Krilín por detrás y mandarle al suelo de una patada hacha. Krilín se recupera justo a tiempo, Freezer llega a la distancia de cuerpo a cuerpo y sigue dominando la situación.

Sus compañeros resisten holgadamente la lluvia de ataques de los lugartenientes y tropas, pero tienen demasiados problemas para acudir en ayuda de su amigo. Si tardan en asistirle Krilín no podrá impedir la siguiente transformación de Freezer y todo habrá acabado.

¡ZUM!

En ese mismo instante es cuando Hiro aparece teleportando a:
- Jaco y al resto de la Patrulla Galáctica.
- Al excoronel Green y casi todos los amigos del Budokai. Bora, Upa, Gilan, Ptaro, Chapa, Mr. Satán y Katarina.
- Al reestablecido Escuadrón Petirrojo de los murdorianos, incluidos Galeno, Aníbal, Aries y Palomo, todos equipados con sus respectivas armaduras cibernéticas.
- El antiguo Escuadrón Azul, con Zúnder, Fedra, Tanakis y Mortanios.
- Arielano con su tribu de elfos marinos, junto con unas cuantas más con ganas de jarana.
- El rey elfo Belynio, el general Gábalo y el resto de las mejores tropas valinorianas.

Todos:

“NON AURUM SED FERRUM LIBERANDA PATRIA EST!”

(¡La patria no se libera con el oro, sino con el hierro!)
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 

KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 36- Asalto a Freezer-1.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 

 Temas similares

-
» Primer Asalto !!
» y otra mas para tortuga, moneda de ebusus, del tipo 17
» "Mi primer maestro fue un perro".
» El Maestro aparece cuando el alumno esta listo.
» AL MAESTRO MARIANO BEQUER, RONDEL.
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Foro oficial Dragon Ball Multiverse :: Zona Fan-Art :: La zona del fan :: Fan-fics-