Foro oficial Dragon Ball Multiverse

Foro oficial Dragon Ball Multiverse

Comunidad española y latina del comic dragon ball multiverse.
 
ÍndicePortalCalendarioGaleríaFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Últimos temas
» CAPITULO 4: ALFA Y OMEGA
Jue Sep 21, 2017 11:22 pm por Pablich

» Hasta donde llegara kale en el torneo?
Mar Sep 19, 2017 5:46 am por GT si es bueno

» Caulifla alcanzara el ssj 3 en el torneo?
Mar Sep 19, 2017 5:44 am por GT si es bueno

» RCT3 DisneyLand Park
Sáb Sep 16, 2017 4:29 pm por Pablich

» CAPITULO 1: TIEMPO
Vie Sep 15, 2017 1:11 am por Pablich

» mi teoria de dragon ball super el siguiente eliminado
Jue Sep 14, 2017 1:52 pm por er_feyd

» Torneo de novatos
Jue Sep 14, 2017 5:49 am por JOKER

» la invasion,rp
Miér Sep 13, 2017 9:03 am por JOKER

» Su opinión de DB Xenoverse???
Miér Sep 13, 2017 6:40 am por JOKER

» entrevista parodia:adrian barba
Miér Sep 13, 2017 6:30 am por JOKER

» hola SOY GERMAN OK NO
Miér Sep 13, 2017 6:08 am por Pablich

» De qué ciudad o parte del mundo eres?
Miér Sep 13, 2017 5:00 am por JOKER

» La teoria de pixar
Miér Sep 13, 2017 4:55 am por JOKER

» POWER RANGERS NINJA STEEL VALE LA PENA
Miér Sep 13, 2017 4:44 am por JOKER

» Estoy de vuelta
Mar Sep 12, 2017 7:35 am por Pablich

» ¿Quien es mas fuerte? Vegito o bills
Mar Sep 05, 2017 7:26 pm por Super A-17

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 32 - Tortugas de fuerza ilimitada.
Miér Ago 23, 2017 11:06 am por Tserleg

» Cadena de Preguntas
Sáb Ago 19, 2017 1:24 pm por Super A-17

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 31 - Árbol y metal.
Lun Ago 14, 2017 10:47 am por Tserleg

» Mr Satán vs Tao Pai Pai
Jue Ago 10, 2017 3:30 am por Strider

» CAPITULO 4: EL GRAN TORNEO
Sáb Jul 29, 2017 11:53 am por Tserleg

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 30 - Batalla en el planeta de los biosimios.
Vie Jul 28, 2017 11:39 am por Tserleg

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 29 - Budokai XXIV. Los buenos, los feos y los malos.
Sáb Jul 22, 2017 10:51 am por Tserleg

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 28 - La llegada de Raditz.
Lun Jul 17, 2017 10:03 am por Tserleg

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 27 - Lunch Bicolor.
Lun Jul 03, 2017 5:39 am por Tserleg

» Dragon Ball Centuries - Capitulo 3
Miér Jun 21, 2017 10:58 am por arian725

» DBZ: Rompiendo el limite 4
Mar Jun 13, 2017 10:28 am por Tserleg

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 26- Campo de batalla: Múrdor.
Lun Jun 12, 2017 9:30 am por Tserleg

» fanmanga: dboth saga III revelations chapter 37 ends
Jue Jun 08, 2017 2:53 am por yami82

» DBZ-Rompiendo el Limite 3
Miér Mayo 31, 2017 10:24 am por Tserleg

» CAPITULO 3: LA LEGION DEL MAL
Lun Mayo 29, 2017 8:14 am por Pablich

» ¿Alguien sabe como cambiar de nombre de perfil?
Dom Mayo 28, 2017 8:49 am por Pablich

» Trolleadas en chats 3.0
Dom Mayo 21, 2017 5:25 pm por Pablich

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 25- Combate deportivo. Combate real.
Jue Mayo 11, 2017 9:44 am por Tserleg

» Censura de palabras en el foro.
Miér Mayo 10, 2017 6:01 am por Strider

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 24- Magia vs Tecnología.
Lun Abr 17, 2017 9:55 am por Tserleg

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 23- Viaje espacial.
Sáb Mar 18, 2017 11:41 am por Tserleg

» CAPITULO 2: LA GUERRA DEL TIEMPO
Miér Mar 15, 2017 5:37 am por Tserleg

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 22- Budokai XXII. Final.
Lun Feb 27, 2017 7:46 am por Tserleg

» Anime de Dragon Ball Multiverse?
Jue Feb 16, 2017 11:44 pm por sokushageta

Indice
Temas más activos
PALABRAS ENCADENADAS
¿Quien es este personaje?
Dragon Ball Z: Battle of Gods-Post de debate
Adivina el Nombre (Todo lo relacionado con Dragon Ball)
MULTIVERFANS
Cadena de Preguntas
Trolleadas en chats 2.0
Dragon ball legendary
Dragon Ball Heroes: Informacion y deseos
Encuestas de Chicas guapas. (2)...

Comparte | 
 

 KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 32 - Tortugas de fuerza ilimitada.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Tserleg
Jackie chun
Jackie chun
avatar

Mensajes 51
Fecha de inscripción 26/03/2016
Reputacion 0

MensajeTema: KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 32 - Tortugas de fuerza ilimitada.   Miér Ago 23, 2017 11:06 am

TORTUGAS DE FUERZA ILIMITADA



Los guerreros tortuga tenían problemas contra la horda de robots. No es que fuera imposible esquivar sus golpes, costaba por el número de enemigos pero se podía hacer por la diferencia en velocidad y técnica. El mayor problema era:
- ¡Nuestros golpes no les hacen daño! - Se quejó Chichi. - ¡AAAAAAAH!
¡Crash! De la rabia hizo trizas al siguiente robot de un puñetazo.
- ¡Eso es! - Se percató Son Gohan. - Concentrad ki en vuestro puño en el momento de golpear.
Yajirobe murmuró para sí:
- A eso lo que se le llama es ser una histérica. - Vio venir a su siguiente robot. - ¡Aaaaah! [¡Crash!]

Hasta ese momento Violet y Lunch bastante habían tenido con esquivar a unos robots que sí serían superiores a ellas de no ser por el kaioken. Lunch iba un poco magullada pero en cuanto sus amigos comenzaron a remontar decidió poner su granito de arena:
- ¡Tú, tostadora con patas! ¡Pégame una torta aquí! - Le gritó al robot más cercano señalando su mentón.
El robot le hizo caso. La idea de Lunch era fingir ser golpeada mediante la técnica de la supervelocidad, cambiando de posición en lugar de postura. Pero el trasto era más rápido que ella y aprovechó que su guardia descuidada para golpearla de verdad. La equilibrada Lunch Verde se mosqueó un poco:
- ¡AAAAAAAH!
El contragolpe hizo añicos al pobre ser inerte.

Violet esquivó un rayo de un robot; pero este predijo su trayectoria, alargó sus brazos varios metros y la atrapó. Violet atrajo una piedra mediante telekinesis, le pegó un trocito de explosivo plástico C4 y lo lanzó a la carcasa que protegía el visor del droide. La piedra impactó por el lado del C4 y la explosión, de menor potencia que los ataques de Violet pero de gran precisión, dañó algunos circuitos esenciales detonando en el lugar más desprotegido. Tostadora apagada.

Los robots se apartaron cuando la mayoría ya habían sido destruidos. Acababan de aparecer once Metal Nappas. Uno al azar hizo de portavoz:
¡Plas! ¡Plas! ¡Plas!

- ¡Bravo! Os las habéis apañado muy bien con los robots pequeñitos. - En realidad eran más grandes que los propios Nappas. - Pero como ya sabéis, los mayores nos podemos regenerar.



Planeta Gobi. Varias semanas después de Turles.


Tras unos días de descanso en su base, los supervivientes Vegeta y Raditz fueron enviados a una nueva misión a un planeta desértico y casi deshabitado. La naturaleza de la misión no había sido precisada con detalle. Mejor dicho, con ningún detalle salvo que allí sus todavía desconocidos compañeros de misión les darían instrucciones precisas:
- ¿No te huele a chamusquina, Vegeta? - Preguntó Raditz. - Vale que es normal que teman que unos posibles rebeldes intercepten la comunicación y se enteren de nuestra misión antes de hora, pero me parece demasiada casualidad que esto ocurra apenas lo del Árbol.
- Por supuesto que es demasiada casualidad. Ignoro cuanto sabrán, pero esta vez nos informaremos bien antes de saber que parte de la misión nos conviene seguir. Se acabó obedecer ciegamente. La idea era ganarnos la confianza de Freezer cumpliendo misiones para volverlo a ver cuanto antes. Nuestra fuerza ha aumentado enormemente, y sabríamos medir la suya sin necesidad de pelear para saber si lo podemos reemplazar.
> Pero si esto es un trampa tampoco debe preocuparnos, seguro que nos enviará algún esbirro. Podemos con cualquiera de su ejército salvo quizá él mismo.
> Por cierto, tu idea de comprar estas ropas de beduino ha sido muy buena idea.

La razón de tales ropas era que temían que les hubieran puesto un escucha en sus ropas o en la nave. Así que cuando querían hablar libremente salían lejos de su maquinaria con la ropa recién conseguida. Quizá les hubieran escuchado ya de antes en Freezer 80, pero como las túnicas de beduino eran tan baratas tampoco se perdía nada por probar.

De repente ambos corrieron a la nave para volver a cambiarse. Acababan de detectar cinco energías enormes bien conocidas por ellos, y no era cuestión recibirlos con ropa no reglamentaria. Aparte de que los uniformes de combate eran más adecuados para su trabajo que las túnicas.



Planeta Tierra.

La mayoría de los guerreros tortuga iban dominando a sus respectivos adversarios con cierta holgura pero con cierta frustración. Los Metal Nappas eran más fuertes que el original, en parte por el aumento de poder que los guerreros del espacio recibían tras una resurrección (aunque probablemente era el primero de la historia en comprobarlo) y en parte por sus mejoras cibernéticas. Pero seguían siendo más débiles que los guerreros tortuga, también entrenados y con un nuevo desbloqueo por parte del Gran Patriarca (su experiencia con los simios gigantes les había fogueado y proporcionado mayor potencial espiritual). Aún así, la regeneración robótica hacía de los Nappas huesos duros de roer.

Quienes peor lo llevaban eran Violet y Lunch, quienes incluso con un kaiokenx3 seguían siendo muy inferiores a sus respectivos Nappas. Ya estaban contra las cuerdas cuando las rescataron respectivamente Krilín y Yajirobe:
- ¿Estáis bien?

Por desconcentrarse con las chicas no vieron a tiempo como se regeneraban sus respectivos Nappas, que ahora les hacían una doble nelson. Entonces fue cuando intervinieron los robots que se habían separado, y que ahora atrapaban a las chicas con una multitud de brazos metálicos. Krilín y Yajirobe se escabulleron del agarre levantando los brazos y volando hacia abajo, pero mientras los Nappas de las chicas se habían regenerado y les atacaron también.

Ocupados estaban esos dos, con un par de Metal Nappas para cada uno, cuando los robots lanzaron multitud de misiles hacia las luchadoras apresadas. No eran tan potentes como sus propios ataques de ki, pero tenían los brazos ocupados, y siendo tantos los misiles con ello debería bastar:
- ¡Eso es todo lo que sabéis hacer! - Gritó Lunch.

Ambas explotaron en ki y destrozaron los brazos. Comenzaron a disparar a los robots a saco, hasta que dos Metal Nappas se teleportaron hacia sus respectivas espaldas para atravesarlas el corazón mediante un golpe con los dedos en punta:
- ¡NOOOOOOO!  - Gritaron sus compañeros horrorizados. - ¡Kaiokenx5!

Los furibundos humanos comenzaron a destrozar Nappas más deprisa de lo que estos se podían regenerar:
- ¡Kamehameha!
- ¡Kikoho! - Por supuesto Ten Shin no usaba el kikoho al máximo cuando estaba en kaioken. Pero el kikoho es mejor para barrer superfícies de varios metros cuadrados, y el kaioken para esquivar enemigos entre kikoho y kikoho.

Los Nappas supervivientes y los robots normales trataban de estorbar la operación limpieza, pero no lo conseguían con la suficiente eficacia. La sincronización y trabajo en equipo de los guerreros tortuga era demasiado para ellos, cada vez quedaban menos robots: los normales ni se regeneraban, y los Nappas cada vez tenían menos aliados para ralentizar su exterminio:
- ¡Kamehameha! ¡Buf, parece que este es el último! - Krilín respiró de alivio. - Menos mal, porque con tanto kaioken estamos todos que ya no podemos más. Ahora sólo queda entrar en la nave y rematar el trabajo. ¿Eh? ¡Oh, no!

De las colinas circundantes surgieron miles de Metal Nappas con una malvada sonrisa.



Planeta Gobi.

Las Fuerzas Especiales de Freezer se encontraron con Vegeta y Raditz. También se llamaban las Fuerzas Ginyu en honor a su líder, un extraterrestre morado y musculoso cuyos cuernecitos en las sienes le daban una aire ligeramente demoníaco. Los otros miembros eran un gigantón más musculoso aún, de cabello rojo cortito y cara de bruto (Rikum); un alien azul todavía más alto, musculoso pero no tanto, y cara con rasgos insectoides (Burter) que presumía de ser el más rápido del universo; un alien guaperillas escarlata de larga melena blanca y cuerpo bien formadito (Jeice); y un enano gordo, fofo y feo, con cuatro ojos (no es que llevara gafas, sino que tenía dos ojos grandotes extra en los laterales de la cabeza) llamado Guldo:

- Hola chicos. - Saludó Ginyu. - ¿Qué tal vuestro merecido descanso tras vuestro gran éxito en Freezer 80?
- Déjate de tonterías y ve al grano con nuestra misión. - Respondió Vegeta.
- ¡Ah, Vegeta! Tú siempre tan simpático. Precisamente tu nueva misión tiene que ver con Freezer 80. El Emperador Freezer está interesado en las semillas de Turles.
- Precisamente las destruimos. - No tenía sentido negarlo. Pero por si acaso añadió. - Freezer ya es el más fuerte sin necesidad de esa fruta, y no queríamos que acabara en manos equivocadas.
- Muy cierto, el Gran Freezer habría ordenado la destrucción de las semillas si se las hubierais llevado. - Ginyu hizo una pausa. Como Vegeta no decía nada siguió. - Pero el asesinato del comandante Kiwi, aparte de ser un crimen por sí mismo...
- Muy cierto, los asesinatos suelen ser también crímenes.
- Muy gracioso. Lo que quiero decir es que tanto el asesinato como el decidir por cuenta propia destruir algo que le podría haber interesado al emperador, os marcan como traidores. El Gran Freezer nos ha enviado para castigar vuestras felonías.
- ¡Un momento! - Vegeta amplió su aviesa sonrisa. - Si sabéis tanto significa que nos habéis puesto alguna escucha. Entonces, ¿no le oísteis a Kiwi decir a cuanto ascendía el poder de combate de Turles?
- ¿Sus 300.000 unidades? Seguro que el rastreador de Kiwi funcionaba mal. Nadie es más fuerte que nosotros aparte del Gran Freezer..
- El Emperador Cold, Cooler.
- Bueno, ellos son familia de Freezer, es normal que también estén muy por encima de nosotros.
- O Sauza, Neiz, Doore. O las fuerzas especiales de Cold que no me acuerdo como se llaman...
- ¡No te pases! - Ginyu consideraba a sus fuerzas de élite superiores a las del propio Cold, quien confiado en ser más fuerte incluso que sus hijos no se había esmerado tanto como ellos en buenos guardaespaldas. En cuanto a las de Cooler, bueno, jamás reconocería que...
> ¡Chicos! ¡Cerrad la boca a ese estúpido!
- No, primero enfrentaos a Raditz. ¡Je, je! - Este se adelantó.
- Será un placer, Vegeta.


Planeta Tierra.

Además de la aldea de Namu, otros prisioneros eran sus vecinos los dragones voladores. Con Gilan padre e hijo entrenaban Mr. Satán y Upa. Además, la invasión de los Metal Nappas había coincidido con las respectivas visitas de Bora a su hijo y del Rey Chapa a su viejo rival Namu. Para más casualidad incluso estaba Katarina, la mujer gato cuya belleza había impresionado a Chaoz en el Budokai XXIII, atrapada por los robots mientras aprovechaba sus vacaciones para hacer senderismo por la zona. Como eran pocos y parió la burra, el ex coronel Green mientras se bañaba en su ciénaga favorita había recibido una llamada de socorro por parte de Pinky.

Cualquiera de ellos ganaría de calle un budokai convencional. Incluso Katarina, que tras su derrota contra Chaoz convenció sucesivamente a Namu, Chapa, Gyumao y Yajirobe para que la entrenaran; cosa que les agradeció, aunque no como a Yajirobe le hubiera gustado. Pero todos ellos habían sido finalmente apresado con los robots. Sus fallidos intentos de escapada al menos les sirvieron para acercarse unos a otros, mientras los robots les llevaron al interior de la base.

- ¿Sabéis algo de la Escuela de la Tortuga? - Preguntó Upa.
- Pues que los han atrapado como a nosotros. - Contestó Green. - Cuando he llegado en mi nave he visto como miles de Nappas Robot los rodeaban y vencían por agotamiento, los muy cabrones se regeneran. No sé a donde les han llevado, pero me alegro de que a mi me hayan capturado los robots normales.
- No creas que a nosotros nos hayan traído a rastras para tratarnos con más habilidad. - Respondió Chapa.
- Ya, pero probablemente nos mataran más deprisa.
- ¡Silencio! - Ordenó un robot enano, el grandote que los llevaba los hizo parar.
- Disculpe, señor Robot Capataz. - Dijo Green, mientras pensaba para sí lo mucho que le recordaba ese cacharro a otro robot capataz de la peli El Retorno Del Jedi. - Pero por casualidad, ¿qué piensan hacer con nosotros?
- Esto es un matadero de seres orgánicos. Aquí os vamos a trocear, para que de vuestro restos salga vuestra energía y alimente al Maestro. Eso es lo que os haremos.
- ¿Matadero? - Green cayó en que su Pinky podría haber pasado por ahí como una cerdita cualquiera. ¡AAAARGH!

Su furia rompió sus grilletes y saltó súbitamente hacia el capataz para patearle la cabeza. ¡Clonc! ¡Crac! El empeine de Green fue roto en pedazos:
- ¡Aaaaay! - El dolor hizo rebrotar su rabia. - ¡YYYYAAAAAAAGGGGGHH!
Su primer puñetazo hizo añicos la cabeza del durísimo robot capataz. El segundo destrozó medio torso. Y siguió golpeando, incluso con el talón y tibia de la pierna del empeine roto.

Los previsores Gilan y Ptaro lanzaron sendos anillos de chicle para apresar al robot grande. La fuerza de este sobraba para romper el doble lazo, pero su liberación dio tiempo al grupo:
- ¡Kamehamex2! - Por supuesto Satán y Katarina todavía no dominaban esta técnica, ni siquiera el kamehame.

El robot era más fuerte que todos ellos juntos, incluso sumándose los dos dragones voladores. Katarina para ser útil aprovechó su velocidad para agacharse y patear al robot a ras del suelo, con lo que le desequilibró a la altura de los tobillos; por la misma razón Satán comenzó a arrojarle a con gran fuerza los restos del robot capataz para desequilibrarle aún más. Al no poder usar toda su fuerza para frenar el kame este le dio de lleno y lo destruyó.

Green, que no había tenido tiempo para colaborar en el kamehame, por fin terminaba de destrozar los restos del capataz:
- Si no os importa, ahora busquemos prisioneros que rescatar (quiero decir a Pinky). Si nos sale algún robot sin prisioneros huyamos (por mi también lo haría si entre los prisioneros no está Pinky, pero en fin).


Planeta Gobi.

En fuerza bruta Guldo era el integrante más débil de las Fuerzas Especiales, pero todos sus compañeros le valoraban en su equipo por lo útil de sus poderes mentales. Entre otros muchos poderes podía parar el tiempo (mientras aguantara la respiración) o paralizar a sus enemigos. Raditz era conocedor de semejantes habilidades y de su valor táctico para sus compañeros, así que apenas comenzar la pelea utilizó la técnica de la hipervelocidad para flanquearle y, oh paradoja, mediante la telekinesia reventarle la cabeza desde unos pocos metros de distancia.

Todo había sido tan rápido (sin llegar al nivel de Vegeta, Raditz ahora era tremendamente superior incluso a Ginyu) que para cuando el resto de las Fuerzas Especiales se dieron cuenta su compañero ya había muerto. Lo mejor es que gracias a ello, o quizá a que sospechaban que eran los enemigos más poderosos a los que jamás se habían enfrentado, las Fuerzas Ginyu estaban demasiado serias como para castigar los ojos de Raditz con las ridículas coreografías que realizaban antes de entrar en combate:
- ¡Pagarás lo de Guldo!
- ¡Por tu culpa tendremos que adaptar nuestras coreografía para sólo cuatro personas!

Rikum, Burter y Jeice se lanzaron a por él pero sin resultados; parecían tres niños atacando a un adulto, con el agravante de que este adulto disfrutaba zurrándoles. Ginyu se unió desesperado pero el resultado no cambiaba y sólo las ganas de jugar de Raditz aplazaban sus muertes. Rikum, Burter y Jeice rodearon a Raditz desde distintos ángulos para lanzarles sendos ataques de ki, que el guerrero del espacio desvió con tres simples manotazos. Ginyu le lanzó otro, que también apartó sin problemas.

Raditz retrocedió hasta llegar al lado de Vegeta:
- No sé, Vegeta. Son demasiado débiles hasta para mi.
- Ya, ¿y qué esperabas? - Entonces vio que Ginyu iba a decir algo mientras sus propios hombres le atacaban.
Raditz dijo:
- ¡Intercambio de Cuerpos!
- ¿Pero qué es esto? ¿Qué nos habéis hecho?
- ¡Ja, ja, ja! En realidad sabíamos desde el principio que os habéis puesto mucho más fuertes que nosotros, por eso habíamos preparado un astuto plan. El rayo que le lancé a Raditz era mi secreta técnica de Intercambio de Cuerpos, sólo conocida por mi escuadrón y el propio Freezer. Fíjate en que si Raditz lo hubiera esquivado, que es lo que esperaba, te hubiera dado a ti. Afortunadamente tenía preparado un plan B, y ahora tengo el mejor cuerpo.
Para agradecéroslo os mataremos con el menor sufrimiento posible.
- ¡Eso nunca!

La estrategia de las Fuerzas Especiales era ocuparse Ginyu-Vegeta de Vegeta-Raditz rápidamente, mientras los demás mantenían ocupado Raditz-Ginyu conforme pudieran. Lo que no se esperaba nadie, incluido el propio Ginyu, es que aquellos que ahora poseían un nuevo cuerpo ahora no estaban habituados al actual; así que tanto Ginyu como Vegeta y Raditz eran más débiles de lo que deberían por su físico.

El resultado fue que Ginyu estuvo más nivelado con Vegeta de lo esperado; mientras que Rikum, Burter y Jeice por separado ya eran más fuertes que Raditz-Ginyu, y se lo merendaron en el tres contra uno. El problema era que:
- Ninguno del trío era rival para Vegeta-Raditz.
- Para Vegeta era frustrante que el aumento de fuerza ganado con tanto sufrimiento pudiera ser robado por un miserable como Ginyu. La frustración le llevaba a la ira, y como buen guerrero del espacio la ira aumentaba su poder y no poco.
- Vegeta tampoco era capaz de sacar todo el potencial de su nuevo cuerpo, sí. Pero era el único que no había cambiado de especie, seguía siendo un guerrero del espacio con un poderoso cuerpo de guerrero del espacio, además de uno con el que había entrenado y conocía bien. Por eso el porcentaje de poder que podía aprovechar de su cuerpo era sustancialmente mayor que el de Ginyu.



Planeta Tierra.

Los guerreros tortuga se despertaron atados con cables metálicos en una bóveda anexa a un recinto metálico colosal. Algo curioso es que había suelo sólo en la parte de la bóveda, en el resto seguro que habría pero muy por debajo de su nivel y no se veía, aunque en buena parte fuera porque de la bóveda la luz sólo llegaba al nivel de la penumbra. Del centro de la gigantesca cámara central surgía un pilar muy alto, una luz salía de la parte del techo que estaba por encima:
- Por fin despertáis, mis pequeñines. - Dijo una profunda voz en off que venía de ningún sitio. Que es como decir que venía de un sistema de altavoces repartidos por toda la sala, y que además aprovechaba la reverberación de las paredes metálicas. - Ahora me vais a proporcionar toda vuestra energía a través de estos cables.
- ¿Para qué quieres nuestra energía? - Preguntó Krilín. - ¿Cuál es tu plan?

- De acuerdo, como ya no podéis hacer nada al respecto os lo contaré. Todo esto proviene del chip de un antiguo satélite artificial abandonado, que comenzó a captar restos de otros satélitos, naves y maquinas que vagaban por el espacio. Fue creciendo hasta conformar el actual Ordenador Central, gracias a ello cuando recogió el cadáver de Nappa fue capaz de adquirir su poder y personalidad.
> Y ahora poseo la capacidad de alimentarme de planetas enteros, con lo que mi poder aumentará más y más y seré el amo del universo. ¡Ja, ja, ja, ja!

- ¡Cóooooomo! - Bramó Chichi. - ¡Nos están vapuleando un montón de chatarra espacial y un cadáver! ¡Encima el de un tipo al que hemos derrotado! ¡Y era el segundón de otro!
- Llámame como quieras, pero ahora mismo vas a darme toda tu energía junto a todos tus amigos.

El proceso comenzó:
- ¡AAAAAARGH! - Gritaron todos, mientras su ki era arrancado de cada nervio de su cuerpo y pasaba por los cables a alimentar a Nappa Central.
- ¡Ja, ja, ja! ¡Que rica energía!

En medio de su dolor, Yamcha se aferró a una esperanza:
- A ver, llevo varios años viviendo con tres ingenieros: el Dr. Brief, Bulma y Oomori. Que encima les visita  de vez en cuando Pilaf, que también es un buen ingeniero. Si se me ha quedado algo de su forma de pensar el Ordenador Central debe estar encima de ese pilar iluminado de allá. Si somos capaces de liberarnos sólo tenemos que destruirlo y ya no podrá controlar ningún robot. ¡Aaaargh! ¡Duele!

A pesar del brutal sufrimiento, el gran control de la energía de Krilín y Chaoz les permitieron crear sendos discos de sierra con los que cortaron varios cables sin perder la concentración. Su éxito parcial les ayudó a resistir el dolor y liberarse de las otras.

Yamcha sacó fuerzas de flaqueza por su esperanza, y logró arrancar sus cables mediante simple fuerza bruta.

Ten Shin Han se desdobló en dos. Y aunque ambos cuerpos tenían la mitad de fuerza que el original, también tenían la mitad de cables y medio cuerpo suelto, lo que les facilitó su liberación.

El Maestro Tortuga utilizó una transformación para hipertrofiarse, con lo que casi desgarra los cables. Eso y el incremento de poder le permitieron sumarse a la fiesta.

Son Gohan llevaba 21 años preparándose para la llegada de los guerreros del espacio y no iba a permitir que uno de ellos hiciera que su vuelta a los entrenamientos fuera en balde. Chichi lo que no podía permitir era ser derrotada por chatarra espacial. Gyumao no podía quedarse aparte mientras peleaba su niñita querida de sólo 21 años. Y Yajirobe escapó también de sus cables porque es un superviviente nato.

- ¡Cómo! ¡Habéis escapado! No importa, mis Metal Nappas os volverán a apresar y os sacaré la energía de todos modos.

- ¡No hagáis caso! - Gritó Yamcha. - La voz ha de venir de ese pilar con la luz, disparemos un kame y se desactivarán todos los robots.
- ¡Pues claro que viene del pilar, listillo! - Replicó Chichi. Aunque no le odiaba tanto como Lunch y Violet también le gustaba fastidiarle.

- ¡Kamehamex7!
- ¡No os servirá de nada, construiré un cuerpo capaz de detener vuestro ataque!

El problema es que preparar un cuerpo de quince metros le llevó demasiado tiempo como para poderlo completar. Claro que con un cuerpo menor no habría bastado para detener el kame conjunto y potenciado.



Planeta Gobi.

No tenía ningún sentido, si Raditz poseía el mismo poder de Vegeta, ¿cómo es que seguía mostrándole cierta deferencia? Aunque claro, tampoco era tan superior y quizá estuviera acostumbrado. El caso es que Ginyu a pesar de tener el teóricamente mejor cuerpo no podía con su rival.

Llegó a plantearse volver a intercambiar cuerpos, pero no quería hacerlo sin estar seguro de ser efectivamente más débil, además hacerlo con un rival que no le daba cuartel significaba arriesgarse a recibir una torta por bajar la guardia y no poder cambiar cuerpos de todos modos.

Ginyu se centró en la pelea. La verdad es que si iba a morir al menos lo haría con la mejor pelea de su vida y con un cuerpo que jamás habría aspirado a conseguir, sólo Freezer y su familiar poseían cuerpos más fuertes que este y Ginyu dudaba de que su técnica fuese eficaz con seres tan fabulosos como ellos.

Ginyu sintió que Vegeta no estaba peleando al mismo nivel que Raditz hacía un rato. Bueno, en cierto modo sí pero exceptuando el detalle de que Raditz antes no había sudado yendo a esa velocidad contra el trío, mientras que por la furia de Vegeta era evidente que estaba forzando su nuevo cuerpo más allá de lo que debería de poder.

Ambos guerreros sintieron aumentar el ritmo del combate. Seguía relativamente igualado salvo por la furia vegetesca, pero Ginyu comenzó a albergar esperanzas de que su nuevo cuerpo realmente fuera más fuerte: significaría que su margen era superior y que conforme se adaptaran a sus nuevos cuerpos el combate se iría inclinando a su lado.

Así también lo sintió el guerrero del espacio, estaba perdiendo la iniciativa. Su rival también era poderoso (claro, tenía su cuerpo) y era astuto (tanto como para robárselo). Comenzó a desesperarse, pero su sangre fría le iluminó. Vegeta, se las apañó para separarse de Ginyu y desde el aire:
- ¡Pues si voy a morir os arrastraré conmigo!

Vegeta cargó un Cañón Galick en dirección al suelo. Jeice fue el primero en notarlo:
- ¡Si da en el suelo destruirá el planeta! - Gritó mientras le lanzaba una bola de ki.



Planeta Tierra.

- Estamos hechos unos titanes. - Fardaban Mr. Satán. - Podemos ganar incluso a los superrobots.
- Sí, si no te refieres a los Metal Nappas. - Matizó Green. - Siendo nueve contra uno, claro.
- Detalles. Antes aprovechamos una ventaja, como los grandes guerreros que somos. Pero si me encuentro sólo con un robot de esos.

¡Plonc! Antes lo dice Mr. Satán, y antes se tropieza con el Rey de Roma:
- Bueno, vale. Ya que seguimos siendo nueve contra uno sería una lástima desaprovechar la superioridad numérica.
- Ejem, Satán. - Interrumpió Namu. - Mira detrás del robot.

Habían nueve robots más. Satán preguntó:
- ¿Y qué hacemos ahora?
- Normalmente sugeriría huir. - Respondió Green. - El problema es que ahora nos han salido doce robots más por la espalda, supongo que avisados por la sirena de alarma que lleva tanto rato pegando este escándalo.
- No es que tenga prisa por morir- Terció el Rey Chapa. - Pero ya que vamos a hacerlo de todos modos, hagámoslo como los verdaderos luchadores que somos.

Los fugitivos se miraron unos a otros con resignación y cansancio, pero la verdad es que no se les ocurría un plan mejor. Adoptaron una pose molona para pelear, lástima que no hubiera ningún fotógrafo:
- ¡Aaaaargh!

Su carga quedó en nada, porque en ese mismo momento Nappa Central era destruído por el kamehame de los guerreros tortuga y todos los robots quedaron desactivados de repente. Sólo quedaron en funcionamiento las luces de emergencia y un aviso preprogramado de megafonía:
- ¡Sistema destruido! ¡Complejo desmoronándose! ¡Dispónganse para la evacuación de las instalaciones!

No es que Nappa estuviera preocupado por la seguridad de sus prisioneros, o la de unos hipotéticos atacantes capaces de derrotarle. Pero el chip que se había unido a él también había incorporado piezas de naves y estaciones espaciales con estrictos protocolos de seguridad, y algo habían influenciado en él.

El caso es que escaparon a tiempo. Como también lo hicieron los guerreros tortuga, quienes fueron aclamados como héroes por la multitud de prisioneros liberados. El Emperador Pilaf había llegado junto a tiempo para probar su nuevo robot de combate (el de Kochin con algunas mejoras propias) un pelear un poco con los Metal Nappas (menos mal que Nappa Central había sido derrotado a tiempo, pues ya lo estaban rodeando):
- Felicidades chicos, habéis vuelto a salvar el mundo.
- Menos mal que siempre os tenemos disponibles para sacarnos las castañas del fuego. - Añadió Bulma, que también había sido capturada. - Por cierto señor Pilaf, ¿no será eso un chip de los Metal Nappas?
- Bueno, sí. Se me había ocurrido que podría utilizar su inteligencia artificial para mejorar mis robots y ayudar mejor a nuestros guerreros.

¡Plif! El chip pegó un petardazo, como por casualidad:
- ¡Uy! Disculpe señor Pilaf. - Lamentó Chichi. - Cuando me mareo no controlo bien mi ki y a hago explotar sin querer cosas peligrosas para el mundo. ¡¿Pero se ha vuelto loco?! ¡Acaso quiere que Nappa vuelva otra vez!

En ese mismo momento:
- ¿Dónde se habrá metido Pinky? Vale que si ha muerto estos la pueden resucitar, pero tampoco es plan. ¡Oh!
- ¡Green! ¡Estoy aquí!

En otro tipo de historias Green y Pinky correrían el uno hacia el otro a cámara lenta, con los brazos abiertos y música romántica de fondo. Pero como (ahora que Green no nos oye) Pinky no es la más atractiva de las mujeres (salvo para quienes sientan fetichismos hacia las cerditas o el color rosa) mejor saltémonos esta horripilante escena.

Lo importante es que Lunch fue resucitada con las bolas del dragón de la Tierra. Había muerto mucha más gente y había que arreglar de paso todas las muertes y destrucción de la invasión de los Metal Nappas. Violet ya había muerto antes y tendría que esperar. El Gran Kaito había sido informado de la situación por el Todopoderoso y accedido a actuar como comunicador telepático entre Violet y sus amigos:
- Tranquilos chicos. Igual que más de una vez me habéis teletransportado al planeta Kaito para entrenar, ahora el Todopoderoso ha contactado con el Rey Emma y el Gran Kaito para que me permitan recorrer el Camino de la Serpiente. Cuando lo termine podré entrenar con el sensei Kaito y un planeta con gravedad alta, mucho mejor que encerrarme en nuestras salas de gravedad. Así que antes de resucitarme con las bolas de Namek esperad a que aproveche un poco estas vacaciones.
> ¡Lunch, entrena bien o te superaré cuando vuelva!
- ¡No te lo pondré fácil amiga mía!
- Bueno chicos, besos a todos y celebrad nuestra victoria con un buen fiestorro. Yo aquí estaré la mar de bien.

Hubo fiesta y diversión por todo el planeta, ya que incluso los más cegatos habían visto el cacho planeta que había estado absorbiendo la Tierra y los robots por doquier.

Los guerreros tortuga no fueron una excepción, y honraron la petición de su amiga en el Palacio de Pilaf con birras y música rock:
¡Trararatrararan tra-ra-ra-ran! ¡Trararatrararan tra-ra-ra-ran!

Mucho se había sufrido, pero todo el mundo coincidía en que todo había valido la pena ya sólo por ver como bailaba Chichi:
¡Trararatrararan tra-ra-ra-ran! ¡Trararatrararan tra-ra-ra-ran!



Planeta Gobi.


Los compañeros de Jeice le imitaron en el acribillamiento de Vegeta, y gracias a ello este tardó lo suficiente en disparar al suelo como para que Ginyu se interpusiera:
- ¡Cañón Lechoso!

El porcentaje de poder que podía aprovechar Ginyu de su nuevo cuerpo era algo inferior al de Vegeta, pero aún así seguía siendo algo superior. El choque de energías fue brutal, el cuerpo de Raditz desintegrado y el espíritu de Vegeta viajó al otro mundo para comparecer ante Emma Daio.

Momentos después. Ya en la nave de regreso a la base más cercana:
- Entonces hemos perdido a Guldo, pero aparte de eso no sólo habéis matado a esos traidores de Vegeta y Raditz, sino que además has conseguido su cuerpo y ahora eres más fuerte. - Preguntó el Emperador Freezer a Ginyu y su comando.
- Sí, señor. Por el momento sólo soy capaz de controlar una fracción del poder de Vegeta, pero ya es más de la fuerza que tenía con mi anterior cuerpo con todo su poder. Le prometo que no sólo llegaré a dominar este cuerpo a la perfección, sino que lo entrenaré para mejorarlo aún más. - No es que Ginyu no entrenara antes de este episodio, pero por alguna razón que no comprendía del todo este nuevo cuerpo le pedía esforzarse para superar sus límites.
- ¡Uhm! Bueno, así me servirás mejor. Buen trabajo, Comando Ginyu. Ahora os daré unos días de descanso y después os comunicaré vuestra siguiente misión.


Planeta Tierra.

- Padre, vale lo de querer tiranizar y sojuzgar el mundo. - Se quejaba Gero Junior. - Pero esto de exhumar cadáveres me parece de mal gusto. Además, ¿no tenemos ya los de Silver y Blue?
- Tres mejor que dos y este es particularmente fuerte. Menos mal que por aquel entonces estaba de moda embalsamar los cadáveres de la gente ilustre y se ha conservado bien. No sólo nos ayudará en combate, sino que el Maestro Tortuga en unos meses pasará el mal trago de tener que enfrentarse a la versión cyborg zombi de su sensei Mutaíto.


Camino de la Serpiente.

Violet corría a toda leche, cuanto antes terminara con la parte aburrida de su entrenamiento tanto mejor. ¡Zip! Yajirobe apareció y sin abrir la boca siquiera la tocó y desaparecieron.

De repente Violet aparecía en el planeta enano del Gran Kaito junto con todos los guerreros tortuga y el trío pilafiano. Llevaban una radio enorme y una nevera con cervezas. Violet tembló de la sorpresa y emoción y Lunch se dirigió a ella:
- Ya hemos terminado la fiesta pública con la gente ilustre del país y los soldados. Ahora toca la fiesta privada. ¡Caña!

¡Trararatrararan tra-ra-ra-ran! ¡Trararatrararan tra-ra-ra-ran!

-----------------------------------

Niveles de poder.

* Droides de Metal Nappa:

- Robot Capataz: 2500
- Robots de Combate: 5000 (Su armadura les hace más duros que un luchador convencional de su nivel de combate).
- Metal Nappa: 25000
- Avatar de Nappa Central (de haber llegado a construirse): 250.000


* Humanos sin kaioken:

- Maestro Tortuga: 18000
- Son Gohan: 17000
- Krilín: 16000
- Yajirobe: 16000
- Ten Shin Han: 16000
- Chichi: 15500
- Gyumao: 13000
- Yamcha: 12000
- Chaoz: 9000
- Violet: 4500
- Lunch: 4500

- Green: 1500 (inferior al Robot Capataz, pero que le pregunten al Jefe Conejo por sus arrebatos de furia).
- Bora: 600
- Upa: 600
- Gilan: 500
- Ptaro: 475
- Namu: 350
- Rey Chapa: 350
- Katarina: 120
- Mr. Satán: 100


* Fuerzas Especiales:
- Ginyu: 120.000 (oficial).

En este trío los valores son estimativos:
- Rikum: 42000
- Jeice: 41000
- Burter: 40000

En el canon Jeice se abruma cuando Ginyu calcula la fuerza de Goku en unas 60.000 unidades, pero son obviamente superiores a Vegeta, quien oficialmente tiene unas 30000 unidades en el canon cuando peleó contra Rikum en Namek. Jeice y Burter dicen tener casi la misma fuerza que Rikum; Jeice sobrevive a Burter. Por eso les he puesto casi la misma fuerza y en ese orden.

- Guldo: 8000. Otra estimación, en el canon es inferior (en fuerza bruta, aunque lo compense con técnicas) a Krilín, que en ese momento tiene 15000.


* Guerreros del Espacio:
- Vegeta: 900.000
- Raditz: 500.000

* Almas en cuerpos cambiados (alma-cuerpo):
- Raditz-Ginyu: 30000
- Vegeta-Raditz: 240.000. Subiendo hasta 350.000.
- Ginyu-Vegeta: 200.000. Subiendo hasta 380.000
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 

KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 32 - Tortugas de fuerza ilimitada.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 

 Temas similares

-
» y otra mas para tortuga, moneda de ebusus, del tipo 17
» ARC0 CON GLOBOS TORTUGAS NINJA
» Maqueta de tortuga marina
» Tortuga titere
» LA UNION HACE LA FUERZA......Y se cosecha el exito.
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Foro oficial Dragon Ball Multiverse :: Zona Fan-Art :: La zona del fan :: Fan-fics-