Foro oficial Dragon Ball Multiverse

Foro oficial Dragon Ball Multiverse

Comunidad española y latina del comic dragon ball multiverse.
 
ÍndicePortalCalendarioGaleríaFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Últimos temas
» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 29 - Budokai XXIV. Los buenos, los feos y los malos.
Hoy a las 10:51 am por Tserleg

» CAPITULO 4: EL GRAN TORNEO
Ayer a las 8:28 am por Pablich

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 28 - La llegada de Raditz.
Lun Jul 17, 2017 10:03 am por Tserleg

» Cadena de Preguntas
Sáb Jul 15, 2017 6:30 pm por QuetiJavcc

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 27 - Lunch Bicolor.
Lun Jul 03, 2017 5:39 am por Tserleg

» Dragon Ball Centuries - Capitulo 3
Miér Jun 21, 2017 10:58 am por arian725

» Mr Satán vs Tao Pai Pai
Dom Jun 18, 2017 2:50 pm por GT si es bueno

» DBZ: Rompiendo el limite 4
Mar Jun 13, 2017 10:28 am por Tserleg

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 26- Campo de batalla: Múrdor.
Lun Jun 12, 2017 9:30 am por Tserleg

» fanmanga: dboth saga III revelations chapter 37 ends
Jue Jun 08, 2017 2:53 am por yami82

» DBZ-Rompiendo el Limite 3
Miér Mayo 31, 2017 10:24 am por Tserleg

» CAPITULO 1: TIEMPO
Lun Mayo 29, 2017 9:50 am por Pablich

» CAPITULO 3: LA LEGION DEL MAL
Lun Mayo 29, 2017 8:14 am por Pablich

» ¿Alguien sabe como cambiar de nombre de perfil?
Dom Mayo 28, 2017 8:49 am por Pablich

» Trolleadas en chats 3.0
Dom Mayo 21, 2017 5:25 pm por Pablich

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 25- Combate deportivo. Combate real.
Jue Mayo 11, 2017 9:44 am por Tserleg

» Censura de palabras en el foro.
Miér Mayo 10, 2017 6:01 am por Strider

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 24- Magia vs Tecnología.
Lun Abr 17, 2017 9:55 am por Tserleg

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 23- Viaje espacial.
Sáb Mar 18, 2017 11:41 am por Tserleg

» CAPITULO 2: LA GUERRA DEL TIEMPO
Miér Mar 15, 2017 5:37 am por Tserleg

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 22- Budokai XXII. Final.
Lun Feb 27, 2017 7:46 am por Tserleg

» Anime de Dragon Ball Multiverse?
Jue Feb 16, 2017 11:44 pm por sokushageta

» 10.000 juegos del ZX-SPECTRUM para Tu PC, Con Menu Incluido !
Jue Feb 09, 2017 5:17 am por usa-software

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 21- Budokai XXII
Lun Feb 06, 2017 10:05 am por Tserleg

» Versus de DB
Dom Ene 29, 2017 4:23 am por er_feyd

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 20- El quinto hombre.
Lun Ene 23, 2017 6:50 am por Tserleg

» CAPITULO 1: LA PATRULLA DEL TIEMPO
Dom Ene 22, 2017 7:13 pm por Pablich

» Los dos mejores y los dos peores enemigos principales de película de DB
Dom Ene 15, 2017 9:41 am por Janemba20

» Capitulo 6 final
Sáb Ene 07, 2017 3:15 pm por thetis

» Capitulo 5
Sáb Ene 07, 2017 3:14 pm por thetis

» Capitulo 4
Sáb Ene 07, 2017 3:13 pm por thetis

» Capitulo 3
Sáb Ene 07, 2017 3:12 pm por thetis

» Capitulo 2
Sáb Ene 07, 2017 3:11 pm por thetis

» Capitulo 1
Sáb Ene 07, 2017 3:09 pm por thetis

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 19- ¡Lucha contra Piccolo!
Lun Dic 26, 2016 7:15 am por Tserleg

» DBS alcanzó a GT en capítulos. ¿Hasta ahora cuál es mejor?
Dom Dic 25, 2016 8:31 am por John Fénix

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 18- Piccolo Daimaoh
Sáb Dic 24, 2016 10:54 pm por Tserleg

» Sprites actualizados 23/12/16
Vie Dic 23, 2016 6:48 pm por Pablich

» Presentacion + Aporte
Miér Dic 21, 2016 4:20 am por Strider

» CAPITULO 4: EL GRAN TORNEO
Sáb Dic 17, 2016 3:04 am por Pablich

Indice
Temas más activos
PALABRAS ENCADENADAS
¿Quien es este personaje?
Dragon Ball Z: Battle of Gods-Post de debate
Adivina el Nombre (Todo lo relacionado con Dragon Ball)
MULTIVERFANS
Cadena de Preguntas
Trolleadas en chats 2.0
Dragon ball legendary
Dragon Ball Heroes: Informacion y deseos
Encuestas de Chicas guapas. (2)...

Comparte | 
 

 KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 28 - La llegada de Raditz.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Tserleg
Spopobitch
Spopobitch
avatar

Mensajes 46
Fecha de inscripción 26/03/2016
Reputacion 0

MensajeTema: KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 28 - La llegada de Raditz.   Lun Jul 17, 2017 10:03 am

LA LLEGADA DE RADITZ



Raditz: Este trasto debe estar averiado. Según esto una de las dos fuerzas tiene un nivel absurdo. De todos modos seguramente será la de Kakarotto.

Raditz llegó al bosque de donde figuraban ambas energías. Estaban tras una arboleda muy frondosa, con matorrales entre árbol y árbol. Los dos seres poderosos que había detectado resultaron ser un rubio barbudo y una hermosa mujer peliverde haciendo el amor:
- Disculpe, pero claramente se ha confundido de camino. - Le dijo Chuck Norris al despistado intruso.

Raditz se largó pitando e incómodo. Aparte de lo comprometida y surrealista de la situación, le llamaron la atención dos hechos:
- El detector estaba estropeado, pues el nivel de combate del barbudo figuraba como "Fuera de Rango". Pero eso no quitaba que la sola presencia de ese tipo resultara apabullante, y hasta la fecha no le había ocurrido ni las pocas veces que había coincidido con las Fuerzas Especiales. Sólo con el propio Freezer, y ni con él hasta ese punto. Claro que Raditz ignoraba que el Emperador escondía transformaciones que le podían hacer incluso más poderoso.
- Estaba convencido de no haber visto jamás a la peliverde, pero no podía evitar sentir cierto déjà vu al verla. Como si la hubiera conocido en algún otro universo alternativo. *

Sleep

Bosque del Pavor. Dos años antes del Budokai XXIII.

Ten Shin Han y su amigo Chaoz se hallaban en la susodicha isla para entrenar, su misión consistía en retratar una flor del paraíso. En otros tiempos el Maestro Tortuga lo que les habría encargado hubiera sido un ramillete, pero la utilidad de esta planta era proporcionar la juventud eterna, y ya la había conseguido unos pocos años antes mediante las bolas del dragón.

Ten y Chaoz no eran unos expertos en la literatura del siglo XVI, pero de serlo no habrían escogido este bosque como escenario para una de las bucólicas novelas pastoriles de la época. Pero en la escuela de la Grulla se habían acostumbrado a comer cualquier cosa y a dormir en cualquier sitio, y no eran hombres de asustarse por ver unos árboles feos.

Tras buscar un rato las plantas, finalmente las encontraron. Junto a un par de viejos conocidos:
- Vaya, a quien tenemos aquí. - Dijo el Maestro Grulla. - Un par de traidores desagradecidos. Hermano, saludémosles como se merecen. - Tao Pai Pai sonrió malévolamente, ante la perspectiva de volver a zumbar a Ten y Chaoz, como en los tiempos en que ocasionalmente ayudaba a su hermano Grulla a entrenar a sus pupilos.

Chaoz abrió la boca con asombro. Ten Shin analizó la situación con su tercer ojo:
- Chaoz, ellos no son reales, sino simples ilusiones.

Las ilusiones les atacaron con sendos ataques energéticos. Ten y Chaoz apenas tuvieron tiempo de bloquearlos, sufrieron daño:
- No tengas miedo Chaoz. - Dijo Ten, aunque él mismo sentía un poco. - El daño que nos pueden hacer sí es real, pero ahora somos más fuertes y podremos con ellos.

- ¡Ja, ja, ja! - Rieron Grulla y Tao. El primero añadió. - No sólo estáis verdes por haber pasado a una escuela inferior, sino que además sois idiotas. Nosotros solos podríamos con vosotros, pero además hemos traído a unos amigos. No es que nos hagan falta, pero han insistido en venir aquí a divertirse.

Junto a los dos asesinos aparecieron: los generales Red y Black, con sus armaduras ironman; Blue a palo seco, porque ya era bestia de por sí; el capitán Gero Jr. con su armadura cibernética; y los androides Apolo y Bliss.



Presente.


Una vez alejado del bosque de marras, Raditz observó de nuevo su detector:
- Las siguientes energías elevadas más cercanas están en esa dirección. Son un grupo de cinco, ¡no!, de siete, aunque las otras dos no eran tan elevadas.

Siguió volando a gran velocidad:
- ¡Ajá! Están cerca de esa columna kilométrica que se pierde en el cielo. Ya los veo. El enano  cabezón verdoso tiene unas 400 unidades de combate, sus tres secuaces de colorines 300**. Caray, esa morena es preciosa. ¡Uhm! También es de 300 unidades. Los otros que casi no detecto apenas llegan a las 100, son esos dos indios, el adulto y el niño.
Entre todos suman más poder que yo, pero aún así debería poder con ellos fácilmente. Parece que los tres humanos van a enfrentarse a esos 4 seres, los muy estúpidos. Lo más práctico sería esperar a que se maten entre ellos y preguntar por Kakarotto a los supervivientes, aunque si ayudo a esa monada igual consigo algo más que información, ¡je, je!
¡Un momento! La morena se ha girado y me está señalando. Y ahora me hace señales para que me acerque. ¿Cómo me habrá detectado? Estoy lejos y a su espalda, de no ser por el detector no me habría fijado en ellos a esta distancia.

- Vaya, que hombre tan apuesto. - Pensó Chichi cuando Raditz llegó hasta su grupo. Le saludó. - Hola forastero, veo que eres muy fuerte. ¿Nos podrías ayudar contra estos tipos? Son gente mala y con malas intenciones. Y tranquilo, su jefe no es el Emperador Pilaf, sólo un tipo que se le parece.
- Vuestras peleas no son asunto mío, mujer. ¿Alguien aquí conoce a Kakarotto? Es un guerrero del espacio parecido a mi, y con una cola como esta.

Los humanoides de colorines, que eran Garlic Jr. y sus esbirros, iban a contestar a Raditz como era debido por su impertinencia, pero Chichi se les adelantó:
- ¡AAAAAAAAAAHHH! ¡Ya sé quien eres! De acuerdo, te contestaré, pero si a cambio me ayudas contra estos tipos. De todos modos también quieren conquistar la Tierra, así que ibas a pelear con ellos de todos modos.
- ¡Ya basta! - Reventó Garlic. - Forastero, mantente al margen. Debo ascender la Torre Celestial para reclamar lo que es mío.
- ¡No le hagas caso! - Replicó Chichi. - Se dirige al Palacio Celestial con malas intenciones, sus auras son malignas. Seguro que quieren hacerle algo malo al Todopoderoso.
- ¡Es un usurpador!
- ¡Es buena persona!
- ¡BASTAAAAAAAAAAAA! - Explotó Raditz. - ¡Vuestras peleas no me conciernen! ¡Tú, mujer! ¿Si acabo con estos tipos me hablarás de Kakarotto?
- ¿Cómo que "tú, mujer"? Mi nombre es Chichi, ten educación. Pero sí, si nos ayudas te diré lo que sé de tu hermano.
- Entonces está decidido. Vosotros, tendréis el honor de morir frente a un guerrero del espacio.
- ¿Será presuntuoso? ¡Sansho, Nicky, Ginger! ¡A por él!


Raditz deja escapar una mueca de superioridad al ver a los tres demonios cargar a por él. Se dirige a por Sansho, el esbirro más corpulento, y lo lanza bien lejos de una patada. Le da tiempo de sobra para esquivar a Nicky, el más alto; y no necesita hacer lo mismo con Ginger, el más pequeño y que se parece a su jefe Garlic Jr. salvo en su color caqui, porque Chichi también lo envía a hacer puñetas con un simple ataque de ki.

Ella no se ha separado de sus amigos Bora y Upa, pues calcula que Raditz es poderoso de sobra para ganar solo, y prefiere prevenir posibles ataques hacia sus compañeros. Sansho y Ginger se reponen; Ginger saca dos cimitarras de su espalda, Nicky una katana de su pierna; ahora que conoce un poco mejor a sus adversarios Garlic Jr. en persona se sumará a la pelea. La cosa se va a poner seria.

Raditz tumba al katanero con un ataque de ki; mientras que Chichi desintegra al cimitarrero con otro, para acto seguido salvar a Upa de un golpe a traición de Garlic, quien es enviado al quinto pino de un directo de la furibunda guerrera.
- Chicos, practicad con ese, yo os cubro.
- ¡Kamehameha!

El ataque combinado de padre e hijo impiden que Nicky se recupere a tiempo de salvar a Ginger; Raditz es demasiado fuerte para un Ginger sin ayuda. Por si el kamehame indio no ha bastado, Raditz desintegra a Nicky. Sólo queda el propio Garlic Jr:
- ¡AAAAAAAAAARGH!
El pequeño cabezón se transformó en una versión hipertrofiada de sí mismo, con tres metros de altura y músculos hasta en las orejas, aunque eso sí con una cintura relativamente esbelta para tanta masa muscular.

- ¡Hey, Kakarotto! El tal Garlic Jr. es mucho más fuerte ahora, pero calculo que todavía le puedes. ¿Te ayudo o te dejo solo?
- ¡Yo me encargo solo, mujer! ¡No tenías que haberme ayudado antes! ¡Y mi nombre es Raditz, no Kakarotto!
- A mi o me hablas bien o aún me encargaré de Garlic yo sola. Ya te he dicho que mi nombre es Chichi.

¡Paf! Para pasmo de Raditz, Chichi había vuelto a lanzar al traidor Garlic por los aires, esta vez de una patada circular. Era imposible, pues el nivel de combate del monstruo se había duplicado, mientras que el de la humana era de 307; pero así era.

- Garlic, de momento pelea con Raditz. - Le pidió Chichi. A continuación se dirigió al guerrero del espacio. - Pero como me vuelvas a hablar mal se te acaba la diversión.

- ¡Aaaargh! - Garlic Jr. se levantó lleno de rabia. Raditz se dirigió a por él.

Raditz ataca con una patada media a la derecha encadenada con otra alta a la izquierda. Garlic evita el daño desplazándose a cada patada para poder bloquearlas sin recibir todo el impacto; contraataca con una patada adelantada baja seguida de un derechazo.

Al contrario que los incómodos Bora y Upa, Chichi disfrutaba del combate como una niña. Ambos luchadores eran inferiores a la mayoría de sus compañeros, pero eran fuertes, tanto que unos pocos años antes ningún guerrero en la Tierra hubiera podido soñar con hacerles frente. Peleaban bien, y por si fuera poco el tal Raditz era bastante apuesto, lástima que lo estropeara siendo un imbécil.

Por cierto, el imbécil se estaba imponiendo al demonio. Cuando Garlic comenzaba a acumular demasiadas heridas y cansancio retrocedió. Raditz mostró una mueca de superioridad. Garlic usó la hipervelocidad para alejarse más. Raditz creyó que su oponente por fin iba a huir, y se disponía a perseguirlo cuando Garlic:
- ¡Zona Muerta!



La técnica de Garlic Jr. había abierto un portal que trataba de succionar a todo quisque hacia el otro lado, donde se dislumbraba la Zona Muerta: una fría y lóbrega dimensión, donde sólo vivían demonios, hombres del saco y otros tipos de políticos:
- ¡Ja, ja, ja! - Disfrutaba Garlic como lo que era cuando no estaba transformado, un enano.
- ¡Aaaaaaah! - Gritaban los demás.

Era como si dentro de un avión alguien hubiera abierto un boquete, y todos los pasajeros tuvieran que agarrarse a algo para evitar salir despedidos al exterior. Raditz podía mantenerse en el sitio a duras penas, y si Bora y Upa no fueron engullidos por el portal era porque Chichi se había dado prisa en agarrarlos:
- ¡Raditz! ¡Lánzale algún ataque de ki y envíalo hacia el agujero ese!
- ¡Grumf! - Gruñó el extraterrestre.
- Venga, por favor, no seas tan quejica y hazlo. Podría hacerlo yo, pero prefiero que lo hagas tú. Vamos, no seas malo.

La verdad es que no era cuestión de quedarse plantado haciendo fuerza eternamente. Además, el hecho de que una simple humana se viera capaz de mantenerse en el sitio y atacar al mismo tiempo le picó; él no iba a ser menos:
- ¡Onda de ki!

Raditz pudo reunir toda su fuerza. Como Garlic también tenían la fuerza justa para plantarse en el sitio sin ser succionado no pudo esquivar el ataque. El daño recibido por el enemigo animó a Raditz a sacar todavía más fuerzas:
- ¡Chou Makouhou! - Esta vez fue una onda lanzada por la boca, más potente. Era un misterio si tenía que ver con posibles problemas de aliento.

Garlic Jr. fue aniquilado, y sus pedazos absorbidos por la Zona Muerta que, como si hubiera sido satisfecha con los restos del demonio, fue cerrada:
- ¡Toma de tu propia medicina! - Le dedicó Chichi a modo de epitafio.

- Esta bien, mujer, ahora dime lo que sepas sobre mi hermano Kakarotto.
- O me lo pides con educación o no te lo digo.



A Raditz le sorprendió que una simple humana de 300 unidades de combate (aparte de que según sus informes los humanos más poderosos apenas superaban las 100) le hablara con semejante descaro. Aunque por otro lado, con su poder tan bajo había participado bastante sobrada contra seres superiores a ella, en todo momento había parecido conocer la fuerza de Raditz comparada con esos tipos, y se había mantenido a pie firme contra la Zona Muerta tan bien como él mismo. ¡Sosteniendo a sus dos amigos! La evidencia indicaba un poder mayor que las 300 unidades medidas. Además, aunque no le gustaba su descaro la verdad era que no dejaba de ser toda una belleza:
- Esta bien, ¿Chichi? Por favor, puedes contarme lo que sepas de mi hermano Kakarotto.
- Chichi, - intervino Upa- ¿estás segura? Este tipo es malvado y quiere conquistar la Tierra.
- Es verdad, pero nos ha ayudado y hemos quedado en que se lo diríamos. Además, también tiene derecho a saber de su hermano. Es su familia.

> Raditz, lamento contártelo, pero tu hermano murió apenas llegar a nuestro planeta. ¡No fuimos nosotros! Fue un extraterrestre que vino aquí, porque según él, de mayor tu hermano tenía que exterminar toda la humanidad. La verdad es que lo lamento, el pobre sólo era un bebe cuando murió. Lo siento.
- No te preocupes, sólo lo necesitaba para una misión.
- ¡¿Pero que clase de persona eres?! ¡Te acabo de contar que tu hermano murió siendo un bebé! ¡Y tú como si nada!
- Yo sólo lo he visto una vez, cuando... bueno es igual. Una pregunta, ¿cómo has podido ganar a esos tipos si eran más fuertes que tú?
- Pues porque yo soy más fuerte que ellos.
- Pero el medidor...
- Yo no tengo que explicarte nada de eso, sólo lo de tu hermano. Sí, ese que parece no importarte. Hablando del rey de Roma, ¿no lo habíais enviado aquí a conquistar la Tierra?
- Sí, pero tranquila, ya no nos interesa (de momento). Eso fue antes de que un meteorito destruyera nuestro planeta, y los pocos guerreros del espacio que nos quedan servimos a Freezer.
- ¡El tipo que ha invadido Múrdor! ¡¿Cómo podéis trabajar para alguien así?!
- Entre nosotros, a mi tampoco me gusta Freezer. Pero es el más fuerte.
- ¡Pues hazte más fuerte! ¡Y tus compañeros!
- No lo entiendes, mujer. Freezer...
- ¡Ya te he dicho que tengo nombre! ¡Y eres un cobarde! ¡Y un vago! Mira, cuando tu hermano llegó a la Tierra el hombre más fuerte del mundo tenía la fuerza de mis dos compañeros. Ahora no sólo yo, sino que unos cuantos más os podríamos ganar a ti, a Garlic y a sus amigos juntos. Me da igual lo que diga tu medidor de pacotilla, eso es un hecho.
> Ya había oído hablar de ese tal Freezer, y sé que ni entre todos mis amigos juntos seríamos capaces de vencerle ahora. Pero igual que nos hemos estado preparando contra los guerreros del espacio y ahora os hemos superado, lo seguiremos haciendo para que ni Freezer ni quien venga después pueda con nosotros. Y mira que me estoy sacando una carrera, hago trabajillos ocasionales tanto como preparadora de estrellas del cine como en cameos en películas, pero saco todo el tiempo que puedo para entrenar. Así que si eres un hombre menos excusas y entrena para romper tus límites y no ser más el lacayo de ese malvado. Cuando salves la galaxia podrás ir con la cabeza bien alta, establecerte en algún sitio y conseguir una buena chica.

Tras unos segundos de estupefacción, Raditz respondió:
- De acuerdo, Chichi. Entrenaré, pero por mi mismo. Aunque el detector diga otra cosa la cuestión es que habrías podido vencer sola a estos tipos, no todos los soldados de Freezer podrían hacerlo. Pero para que te sitúes te informaré de que si mi nivel es de 1500 unidades de combate, los de mis compañeros son 5000 y 18000. Y el de Freezer es muchísimas veces mayor, demasiadas. Tu mejora ha sido milagrosa para lo que sabíamos que era posible en un terrícola, pero te recomiendo que no hagas tonterías.
No te digo que no entrenes, al contrario, hay muchos más peligros en la galaxia aparte de Freezer y contra algunos eso puede ser la diferencia. Pero si viene Freezer rendios, si lo hace ahora o en cien años, nunca podréis tener el poder de alguien así.

Raditz abandonó a Chichi y sus compañeros, nadie tenía nada más que decir.



Semifinales del Budokai XXIII. Dos años antes de la llegada de Raditz.


El Maestro Tortuga se acercó a Ten Shin Han y Chaoz para levantarles su dedo acusador:
- ¡No tenéis vergüenza! Acaparar todas las chicas guapas en los emparejamientos, ¡con todo lo que os he entrenado! Lo he descubierto leyendo vuestras sucias mentes. - Remató el virtuoso pervertido.
- Sensei, eso no es así. Lo que es yo no he hecho eso. - Se defendió Ten Shin. Apenas hacerlo se dio cuenta de que era una estupidez, pero siguió. - Yo esperaba toparme en las semifinales con Chaoz, no con Fedra.
- Ya, por eso a Chaoz ha peleado en prelimininares con esos pastelitos de Violet, Lunch y Katarina. - La última era una esbelta y al mismo tiempo exuberante mujer gato, especializada en savaté. - Si no queréis que les cuente a los otros que amañáis los emparejamientos, en el próximo budokai nos tenemos que repartir a las chicas guapas.
- Estoooo, maestro... - Trató de avisar Ten Shin.
- ¡No es negociable! Quiero que alguna vez me toque alguna gachí para así tener excusa para, para, para...

Ese fue el momento en que Mutenroshi se dio cuenta de que detrás de él estaban las tres susodichas y Chichi sacando los dientes y babeando de la rabia. La tunda que le dieron fue monumental, y sólo se libraron Ten y Chaoz porque tuvieron reflejos para largarse. Sólo fueron perdonados más tarde porque al fin y al cabo Chaoz tampoco había aprovechado sus combates para hacer nada malo, y se comprometió a en los siguientes budokais emparejarlas lo más lejos posible del Maestro Tortuga.

Ahora lo relevante era el combate de Ten Shin Han contra Fedra. Todos sabían que él era tremendamente más fuerte que ella, a pesar de que ella también había entrenado duro en los últimos años. Pero no dejaba de ser una adversaria peligrosísima, como había demostrado su victoria contra Chaoz en octavos de final. El pitufo cabezón blanco también era mucho más fuerte que ella, pero tras aniquilar de un golpe una falsa imagen de Fedra, aterrizó fuera del ring; la elfa lo había desplazado con otro de sus espejismos para engañarle.

Con él ya no lo tendría tan fácil. Ya estaba sobre aviso, con su habilidad para detectar energías junto a su tercer ojo (el espiritual que tenía en la frente, ¡malpensados!), detectaría cualquier posible ilusión.

ÁRBITRO: ¡Qué empiece el combate!

¡Bram! De un rápido ataque de ki, Ten Shin Han tumbó a la maga. Espero a que el árbitro le diera la victoria:
- ¡Ten Shin Han es descalificado por atacar antes de dar la orden de comenzar!
- ¡¿Pero qué?! ¡Tramposa! ¡Me has lanzado la ilusión antes de comenzar! Eso no vale y lo sabes.
- ¡Ay, ay! - Se levantó la tambaleante elfa. - Sería trampa si lo hubiera hecho. Pero me temo que te has autosugestionado tu sólo, pero te perdono.
- ¡Cómo que autosugestión! ¡Has hecho trampa y lo sabes!
- Es verdad que si fuera así no lo reconocería. Pero mira la parte positiva, serviría para que te prepares contra los tramposos en las peleas a muerte de verdad.
- ¡La mato! ¡La mato!
- ¡Ten, no te pierdas! - Chaoz había aparecido de la nada para sujetarle.
- ¡Esa es mi chica! - Jaleaba Aníbal, orgulloso de su taimada novia.

Lo único que consoló a Ten Shin Han fue que al menos Fedra fue derrotada en la final por Chuck Norris. Él también había perdido en el pasado contra Chichi por un tecnicismo, y la había visto perder por otra trampa. Así que se preparó bien y utilizó sus habilidades chamánicas indias para protegerse de las alucinaciones de la elfa. Además, también era verdad que él también había derrotado a Gyumao en octavos por una pillería; y que aunque fuera una excusa de Fedra, su injusta derrota lo espabilaría contra villanos en combates al margen de los torneos.



Varios meses después.

Raditz acababa de regresar a la Tierra con sus compañeros guerreros del espacio. Vegeta y Nappa. Vegeta activó su rastreador:
- Las dos únicas lecturas inusualmente elevadas son una de 500 y otra de 400 unidades. Vale, quizá haya valores similares a grandes distancias, pero si fueran de más de 800 los habría encontrado ya. No lo ha hecho y me extraña, porque según nos has encontrado aquí levantas una piedra y te sale un bicho más fuerte que Freezer.
- ¡Ja, ja, ja, ja! - Se carcajeaba Nappa.
- ¡Yo no he dicho nada de eso! - Protestó Raditz. - Sólo hablé de un tipo de 800 unidades, y de una chica que según el rastreador era de 300 pero que era mucho más fuerte que él.
- ¡Ah, sí! - Dijo Nappa. - La preciosidad de las 300 unidades, seguro que disfrutará 300 minutos con un tipo tan machote como yo.
- ¡Chichi es demasiada mujer para ti, calvorota!
- ¡Ja, ja, ja! ¡Raditz se ha enamorado! ¡Raditz se ha enamorado!
- ¡Basta ya de tanta tontería! - Sentenció Vegeta, que era quien había comenzado con el cachondeo. - Si vamos a conquistar la Tierra comencemos por apalizar a esos tipos. Paso de que Kiwi, Zarbon y Dodoria se vuelvan a burlar de nosotros porque tú - señaló a Raditz - no fuiste capaz de conquistar este planetita.

El trío de guerreros del espacio echó a volar hacia las islas de donde provenían ambas energías. En una de ellas encontraron entrenando en el claro de un bosque a un hombre musculoso, calvo y con tres ojos, junto a un enano flotante blanco y cara maquillada. A modo de saludo el trío les lanzó unas bolas de energía, que sorprendentemente fueron detectadas a tiempo y esquivadas por los enclenques terrícolas.

Ambos se dirigieron hacia los forasteros, pero al ver que los disparos eran sólo de tanteo y que los atacantes estaban a la expectativa, en lugar de contraatacar Ten Shin Han les preguntó:
- ¿Quienes sois y a qué ha venido eso? - Tras percatarse de sus colas, añadió. - Debéis ser los guerreros del espacio. - Se encaró hacía el de la melena hasta las rodillas. - Y tú debes de ser Raditz, el que conoció a Chichi hace unos meses. Habéis venido a conquistar la Tierra, ¿verdad?
- Efectivamente. - Contestó el de la melena en punta. - Él es Raditz, el más débil de los tres. - Ten Shin Han y Chaoz ya se habían dado cuenta, pero no lo habían dicho en voz alta porque no eran así de maleducados. - El otro es Nappa y yo soy su jefe Vegeta. ¿Cómo os llamáis vosotros dos?
- Mi compañero se llama Chaoz y yo soy Ten Shin Han.
- Bien, ya sabes a que hemos venido. No obstante, antes nos gustaría saber como es Chichi de fuerte comparada con vosotros, y como de fuertes son el resto de vuestro grupo.

A Ten Shin Han se le encendió una luz:
- Ahora mismo están todos entrenando lejos de aquí, pero casualmente mañana íbamos a reunirnos todos en una de las islas de por aquí. La razón es que vamos a competir en el Budokai Tenkaichi, edición XXIV. Es el torneo de artes marciales más importante de la Tierra y se celebra cada tres años. Si sois tan poderosos no sólo os serviría para derrotar de un plumazo a la élite de nuestro planeta, sino que todo el mundo sabría de inmediato lo fuertes que sois y se rendiría de inmediato.
- Lo que tampoco les serviría de nada, porque nuestras órdenes son limpiar este planeta. Los posibles compradores lo prefieren deshabitado. - Replicó Vegeta. No obstante la idea del torneo, junto a la desesperación que produciría en los terrícolas el saber de antemano que estaban sentenciados, le parecieron algo de lo más tentador.

lol!

En otra isla cercana.


El Dr. Kochin (anciano con un único diente, aspecto no del todo humano y bata de científico loco) había alquilado un apart-hotel para él y sus esbirros: Kishime, un ser similar a Piccolo Daimaoh pero con poderes eléctricos; Ebifruya, un brutote de color rosa y poderes de congelación; Mikokatsun, como Buyon pero bípedo y amarillo en lugar de rosa, pero tan elástico como su homólogo de la Cinta Roja; y cuatro biomanes, una especie de hombrecillos insectos, que los guerreros del espacio verían como una copia barata y azulinegra de sus saibamanes.

Por supuesto no estaban ahí para construir castillos de arena en la playa, ni para ligar con mozas de buen ver en los chiringuitos y pubetos. Los muy ignorantes de la vida.

Tiempo atrás el Dr. Kochin había estado obsesionado con la idea de resucitar*** a su mentor e ídolo el Dr. Wheelo, con la idea de conquistar la Tierra y convertirla en la dictadura de las dos mentes más brillantes de todos los tiempos. Según ellos, para otras habían más candidatos como el Dr. Gero, el Dr. Briefs o el Gran Pilaf (aunque éste sólo lo eran según Mai, Shu y él mismo); pero tampoco era cuestión de repartir la tarta entre tanta gente.

El problema se debía en parte a que una de las bolas del dragón que necesitaba se hallaba en lo más alto de la Torre Celestial. Había tratado de llegar a ella en una nave, pero alguna fuerza misteriosa le impedía seguir el ascenso más allá de cierta altura. Podría haber probado a enviar a alguno de sus esbirros, pero no quiso arriesgarlos debido al otro problema: una de las bolas del dragón se hallaba desaparecida; ignoraba que se encontraba en la mansión de la familia Brief. Las demás se hallaban repartidas en lugares peligrosos como el palacio de Pilaf o la morada del Maestro Tortuga, probablemente el hombre más fuerte del mundo.

Ya que las seis bolas detectadas eran completamente inútiles sin la séptima, y que no podía concebir que su propietarios pudieran saber algo de la séptima y no recogerla, terminó por desestimar su proyecto de resurrección. A su vez se le ocurrió algo mucho mejor, rediseñar el droide de combate que tenía pensado para el cerebro criogenizado del Dr. Wheelo y adaptarla para sí mismo; además de retocar su proyecto de transferencia de mentes para ser él el depositario del cuerpo del hombre más fuerte del mundo y poder salir del droide sin temor a ser derrotado.

Llegó a pensar en secuestrar al Maestro Tortuga, ya el hombre más fuerte del mundo hacía 50 años, cuando murió su jefe Wheelo y él se retiró del mundo. Pero tras salir a comprar nuevos materiales para sus nuevos proyectos, se enteró por una revista que en breve se iba a celebrar un Budokai Tenkaichi. Anteriormente tenía tan poco interés en las artes marciales, y cualquier otra actividad física o deportiva, que ni sabía que existiera eso. La cuestión estaba en que ahí iban a reunirse los mejores luchadores, y podría saber si el legendario Mutenroshi seguía siendo el más fuerte, o si le habría salido algún sustituto.



----------------------

Notas del autor:


* Me refiero al universo alternativo donde se desarrollaría el fanfic "Break through the limits." (Rompiendo los límites), del autor Captain Space. Esta historia es un what-if donde tras el Budokai XXIII Piccolo Junior sigue un entrenamiento más adecuado que en la historia oficial, lo que lleva a Goku a aliarse con Raditz contra él en lugar de hacerlo al revés. El resultado final lleva a Raditz a redimirse, e indirectamente a salir con Lunch.

Esta obra también me ha inspirado a convertir a Lunch en mejor luchadora. Aunque las Lunch Bicolor y Verde son invenciones mías, también me he inspirado en la evolución de Lunch en este fanfic; donde se supone que posee un alma partida en dos, hasta que a partir de cierto momento las fusiona adquiriendo estabilidad emocional y un gran potencial.

https://www.fanfiction.net/s/8400080/1/Break-Through-the-Limit

------------------


** Sobre las unidades de poder.

Según el panfleto de la película "¡Devuélveme a mi Gohan!", los niveles de poder de sus villanos deberían ser:
- Esbirros de Garlic Jr: 350
- Garlick Jr. transformado: 1450

No obstante esta película es incompatible con el canon del manga, ya que tanto contra Raditz como contra Garlic Jr, Son Goku y Piccolo Junior se sorprenden del tremendo poder de Son Gohan. Además el pequeño no ha iniciado su entrenamiento con Junior en ninguna de las dos, cuando lo comenzó apenas morir Raditz. La única manera de hacerlo cuadrar sería que primero conocen a Garlic, Junior no lo entrena por ser hijo de su rival y Goku por miedo a Chichi; y luego conocen a Raditz, y ninguno de los dos conoce el potencial de Gohan porque se han dado un golpe en la cabeza, y también a Krilín, y se les ha olvidado el poder latente del pequeño antes de contárselo a los demás.

Así que he decidido considerar que en unos universo paralelo se encontraron primero con Raditz alterando la historia de Garlic, en otros se encuentran primero con Garlic alterando la de Raditz, y en el mío aparecen todos al mismo tiempo.

¿Qué tiene eso que ver con reducir el poder de Garlic y compañía?
- Goku y Junior tenían apenas 400 unidades cuando Raditz, y considero que deberían ser igual de fuertes contra Garlic.
- Ambos pueden con dos únicos secuaces de Garlic, así que me parece que 300 es más adecuado que 350 para ellos.
- En cuanto a Garlic, me parece que sin transformar estaría casi equilibrado con ellos, por eso le doy 400 sin transformar. Quizá revisando la película le cambiaría 100 arriba o abajo, pero no me calentaré la cabeza porque tampoco importa tanto a mi historia.
- Garlic Jr. transformado no habría podido con Goku y Junior de no ser por su inmortalidad. 800 unidades me parece más que generoso, porque aunque entre los dos combinando fuerzas podrían empatarle en un duelo de kamehames y similares, en combate cuerpo a cuerpo o con miniataques de ki, cualquiera debería ser capaz de vencer a dos tipos con sólo la mitad de poder.

Otra razón por la que no hago mucho caso de las tablas de los panfletos de las películas es que según ellas el coronel (en mi fanfic general) Silver tiene 200 unidades, muy superior al Maestro Tortuga o incluso al Gato Ermitaño. También se ven otros niveles demasiado inflados, no sólo en la Cinta Roja, para cuadrar con el resto de datos "oficiales".

Más niveles de poder discutibles de este fanfic:

- Raditz. Con él hay cierto debate sobre si tiene 1200 o 1500 unidades. Nappa dice de los saibaman, con sus 1200, que tienen el mismo poder que Raditz. Por contra la Daezenshuu y la revista Weekly Shonen Jump le atribuyen 1500.
El manga debería tener prioridad sobre cualquier otra información, pero se puede interpretar que Nappa quiere decir que tienen la misma fuerza exactamente o que sólo es parecida. Así que ambos datos me parecen "verosímiles", por lo que he optado por 1500 debido a que le viene mejor a mi relato.

- Nappa. Los 4000 de la Daezenshuu serían la cifra oficial. Según la misma fuente Junior tenía un nivel de 3500, quien incluso con la ayuda de Gohan y Krilín no es que sea inferior al coloso, sino que se ve completamente abrumado.
Con 5000 la pelea resulta más creíble, y no le pongo los 6000 de otros fanfics (y que yo mismo he estado a punto de poner) porque cuando Vegeta le informa de que Goku tiene 5000 se preocupa. También he partido de que esos 5000 son en estado normal, y que puede alcanzar picos mayores, ya que cuando Goku sube a 8000 se asusta pero aún así se atreve con él. Puede argüirse de que no termina de fiarse de esa cifra, o de que sigue yendo a por Goku porqué está demasiado furioso como para no hacerlo.
En cualquier caso he decidido que Nappa tenga 5000 de normal, y algo más  yendo al máximo. ¿Cuanto más? Se sabrá en el siguiente capítulo.

---------------


*** Ya sé que en la película "El hombre más fuerte del mundo" Kochin no resucita a Wheelo con las bolas del dragón, sino que se limita a despertarlo y a descongelar su base científica. También soy consciente de que la película da a entender que los monstruos se hallaban en la instalación, por lo que realmente Kochin no debería ser capaz de emplearlos si no ha podido realizar su deseo.

Pero esta película también es incompatible con el manga original. Son Goku domina el kaioken pero no la transformación en superguerrero, lo que forzosamente debería situar la historia entre la llegada de Vegeta y su marcha hacia Namek. Sin embargo tras pelear contra Vegeta Son Goku termina en el hospital, y para cuando se ha recuperado Piccolo está muerte y Son Gohan y Krilín en Namek. Así que puestos a tener incoherencias de todos modos, pues retoco un poco la historia del Dr. Wheelo para que cuadre mejor con mi fanfic y santas pascuas.

Por supuesto también es casualidad que Vegeta llegue a la Tierra el día antes del torneo, pero algún día tenía que llegar; y considero que verle, junto a Nappa y Raditz, en este torneo contra los guerreros tortuga no tiene precio. ;)
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 

KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 28 - La llegada de Raditz.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 

 Temas similares

-
» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: Capítulo 0 - Un superélite salvando la Tierra.
» y otra mas para tortuga, moneda de ebusus, del tipo 17
» 28 Septiembre- Nuevas fotos de Robert Pattinson a su llegada a Toronto (27/09/2011) *EDITADO*
» "Mi primer maestro fue un perro".
» El Maestro aparece cuando el alumno esta listo.
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Foro oficial Dragon Ball Multiverse :: Zona Fan-Art :: La zona del fan :: Fan-fics-