Foro oficial Dragon Ball Multiverse

Foro oficial Dragon Ball Multiverse

Comunidad española y latina del comic dragon ball multiverse.
 
ÍndicePortalCalendarioGaleríaFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Últimos temas
» RCT3 DisneyLand Park
Ayer a las 3:48 am por hanselmejor

» CAPITULO 1: TIEMPO
Jue Ago 17, 2017 10:59 pm por Pablich

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 30 - Árbol y metal.
Lun Ago 14, 2017 10:47 am por Tserleg

» Cadena de Preguntas
Sáb Ago 12, 2017 4:32 pm por Strider

» Mr Satán vs Tao Pai Pai
Jue Ago 10, 2017 3:30 am por Strider

» CAPITULO 4: EL GRAN TORNEO
Sáb Jul 29, 2017 11:53 am por Tserleg

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 30 - Batalla en el planeta de los biosimios.
Vie Jul 28, 2017 11:39 am por Tserleg

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 29 - Budokai XXIV. Los buenos, los feos y los malos.
Sáb Jul 22, 2017 10:51 am por Tserleg

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 28 - La llegada de Raditz.
Lun Jul 17, 2017 10:03 am por Tserleg

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 27 - Lunch Bicolor.
Lun Jul 03, 2017 5:39 am por Tserleg

» Dragon Ball Centuries - Capitulo 3
Miér Jun 21, 2017 10:58 am por arian725

» DBZ: Rompiendo el limite 4
Mar Jun 13, 2017 10:28 am por Tserleg

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 26- Campo de batalla: Múrdor.
Lun Jun 12, 2017 9:30 am por Tserleg

» fanmanga: dboth saga III revelations chapter 37 ends
Jue Jun 08, 2017 2:53 am por yami82

» DBZ-Rompiendo el Limite 3
Miér Mayo 31, 2017 10:24 am por Tserleg

» CAPITULO 3: LA LEGION DEL MAL
Lun Mayo 29, 2017 8:14 am por Pablich

» ¿Alguien sabe como cambiar de nombre de perfil?
Dom Mayo 28, 2017 8:49 am por Pablich

» Trolleadas en chats 3.0
Dom Mayo 21, 2017 5:25 pm por Pablich

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 25- Combate deportivo. Combate real.
Jue Mayo 11, 2017 9:44 am por Tserleg

» Censura de palabras en el foro.
Miér Mayo 10, 2017 6:01 am por Strider

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 24- Magia vs Tecnología.
Lun Abr 17, 2017 9:55 am por Tserleg

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 23- Viaje espacial.
Sáb Mar 18, 2017 11:41 am por Tserleg

» CAPITULO 2: LA GUERRA DEL TIEMPO
Miér Mar 15, 2017 5:37 am por Tserleg

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 22- Budokai XXII. Final.
Lun Feb 27, 2017 7:46 am por Tserleg

» Anime de Dragon Ball Multiverse?
Jue Feb 16, 2017 11:44 pm por sokushageta

» 10.000 juegos del ZX-SPECTRUM para Tu PC, Con Menu Incluido !
Jue Feb 09, 2017 5:17 am por usa-software

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 21- Budokai XXII
Lun Feb 06, 2017 10:05 am por Tserleg

» Versus de DB
Dom Ene 29, 2017 4:23 am por er_feyd

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 20- El quinto hombre.
Lun Ene 23, 2017 6:50 am por Tserleg

» CAPITULO 1: LA PATRULLA DEL TIEMPO
Dom Ene 22, 2017 7:13 pm por Pablich

» Los dos mejores y los dos peores enemigos principales de película de DB
Dom Ene 15, 2017 9:41 am por Janemba20

» Capitulo 6 final
Sáb Ene 07, 2017 3:15 pm por thetis

» Capitulo 5
Sáb Ene 07, 2017 3:14 pm por thetis

» Capitulo 4
Sáb Ene 07, 2017 3:13 pm por thetis

» Capitulo 3
Sáb Ene 07, 2017 3:12 pm por thetis

» Capitulo 2
Sáb Ene 07, 2017 3:11 pm por thetis

» Capitulo 1
Sáb Ene 07, 2017 3:09 pm por thetis

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 19- ¡Lucha contra Piccolo!
Lun Dic 26, 2016 7:15 am por Tserleg

» DBS alcanzó a GT en capítulos. ¿Hasta ahora cuál es mejor?
Dom Dic 25, 2016 8:31 am por John Fénix

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 18- Piccolo Daimaoh
Sáb Dic 24, 2016 10:54 pm por Tserleg

Indice
Temas más activos
PALABRAS ENCADENADAS
¿Quien es este personaje?
Dragon Ball Z: Battle of Gods-Post de debate
Adivina el Nombre (Todo lo relacionado con Dragon Ball)
MULTIVERFANS
Cadena de Preguntas
Trolleadas en chats 2.0
Dragon ball legendary
Dragon Ball Heroes: Informacion y deseos
Encuestas de Chicas guapas. (2)...

Comparte | 
 

 KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 24- Magia vs Tecnología.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Tserleg
Jackie chun
Jackie chun
avatar

Mensajes 49
Fecha de inscripción 26/03/2016
Reputacion 0

MensajeTema: KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 24- Magia vs Tecnología.   Lun Abr 17, 2017 9:55 am

MAGIA VS TECNOLOGÍA




Planeta Murdor.

Eran cuatro elfos. Equipados con los elegantes uniformes de cuero y lino de su ejército, y diversas protecciones corporales de los mismos materiales. En otros tiempos solían llevar armaduras metálicas, pero con la potencia de fuego de los ejércitos actuales ya no tenían sentido. Así que actualmente portan protecciones de materiales ligeros, cuya única función es que ciertos ataques dados de refilón sean aún más de refilón.

Uno de ellos era rubio y con la melena en punta hacia arriba, como si acabara de electrocutarse. Otro tenía unos cabellos negrísimos que contrastaban con la extrema palidez de su piel. El tercero era un castaño de rasgos incluso más elegantes y delicados que sus compañeros. Y el último era una castaña, muy guapa pero con una cara de mala leche que no se la acababa. El rubio se dirigió a los orcos:

- Antes de ponernos a pelear, dejaremos que las chicas se larguen si abandonan aquí sus móviles. Si han de morir prefiero que sea por la bomba, si no se alejan a tiempo, antes que por nuestra mano.

Dicho y hecho, las dos orcas se vistieron en un segundo y huyeron despavoridas. El hecho de tener tan poca ropa que ponerse ayudó a hacerlo rápido, la pega es que al no cubrir de sus cuerpos más que lo justito, dejaba al aire demasiada carne biológicamente mal distribuida. Desde luego si el sargento moreno les permitió marcharse no fue por bondad. La verdadera razón es que la visión de ambas mozas le daban ganas de sacarse los ojos, así que cuanto antes desaparecieran de su vista mejor.

Mientras las chicas se largaban pitando, orcos y elfos, los seis expertos luchadores, se estudiaron mutuamente con la visión desenfocada y mirando más allá de sus rivales para poder reaccionar más rápido a cualquier movimiento de su rival.

Y el primer movimiento fue el de los matorrales de donde habían salido las parejitas orcas, que crecieron hasta engullirlos. Y los apretaron con una fuerza que amenazaba con reventar las armaduras. Afortunadamente, las armaduras además de resistentes iban equipadas con unas cuantas pijaditas. Así que sacaron unas minisierras de sus antebrazos, combinándolas con su gran fuerza física, para salir de los matorrales. Aníbal ahora iba a cargar contra el comando élfico, pero la voz que estaba a su lado le retuvo:

- ¡Sucio traidor, así que me has vendido a los elfos! ¡Acaso no te importa que vayan a aniquilar a millones de los tuyos!
- ¡Galeno! ¡¿Pero te has vuelto loco?! ¿Porqué crees eso? ¡A mi también me están atacando!

El líder élfico le explicó:
- No trates de razonar con él. No sólo le hemos manipulado, sino que además lo hemos mejorado. Contempla las maravillas de la magia élfica.

- Eso vamos a verlo, esto ha de ser una alucinación. ¡Tú, Galeno! ¿¡Qué peli vimos anoche!?
- Una de zombis. Y luego ligamos con las dos monstruos del lago Ness, que tú te hacías el remolón y resultaste estar tan salido como yo.
- Ostras, pues aún resultará ser de verdad.

Del hechizado Galeno surgieron dos Galenos más, y de cada uno de ellos otro, y otros dos. Siete Galenos manipulados rodearon al atribulado médico de combate.



Un nutrido grupo de extraterrestres grandotes, cada uno de una especie, yacía en el suelo de la nave de Bulma:

- ¡Por favor, quitad esta gravedad! ¡Nos aplasta!
- ¿Vais a ser buenos? - Preguntó Krilín a los piratas que les habían abordado.
- ¡Siiiiiiií!
- No me acabo de fiar. - Dijo Yajirobe. - ¿Nos los cargamos y fuera problemas?
- ¡Nooooooo! ¡Por favor! Nos habéis ganado sin pelear, no podríamos haceros nada aunque quisiéramos. Si nos dejáis marchar os daremos nuestro botín. - Aseguró Slayter, líder de la banda.
- Cuidado, podría ser una trampa. - Advirtió Krilín.
- ¿Cómo va a ser una trampa? A unos tipos capaces de mantenerse de pie con esta gravedad mejor dejarles en paz.
- Yo me fío de él. - Dijo Bulma a través de un altavoz. La mayor parte del tiempo ella estaba en la cabina para que los demás pudieran a entrenar con gravedad alta.
- ¡Te fías de él porque es un guaperas! - Protestó Yajirobe mientras Yamcha callaba. La verdad es que efectivamente Slayter era un extraterrestre guapo, salvo por unos cuernecillos que le salían de las sienes y si no te importaba que su piel fuera anaranjada. Un verdadero Yamcha alienígena.

Este se defendió:
- A ver, os tenéis en pie, ¡argh! Mientras nosotros estamos siendo aplastados, ¡urf! Si aguantáis así esta gravedad es que a una normal seríais la leche. No podríamos traicionaros aunque quisiéramos.

Una vez convencidos, Krilín acompañó a uno de los piratas a la nave transbordadora, mientras los demás se quedaban como rehenes. La verdad es que botín pecuniario no había mucho, porque los extraterrestres se aprovecharon de que los terrícolas paletos no conocían el valor de las divisas intergalácticas, para darles quincalla. Pero al menos consiguieron algo de provisiones para emergencias y un atlas galáctico. Afortunadamente, los conocimientos de astronomía de Bulma, junto a una explicacioncilla de Slayter, permitieron descifrarlo.

Una vez se largaron los piratas, a quienes Yajirobe les hizo una pequeña demostración del kamehame por si se les ocurría lanzarles un misil una vez libres. Los guerreros Tortuga buscaron el planeta más cercano que les viniera más o menos de paso hacia Namek. Se trataba de una misión de descubrimiento, no de peregrinación a un lugar fijo; en cuantos más lugares pudieran encontrar gente fuerte para entrenar, mejor. Casualmente fue el planeta Válinor, y dado que aunque las tramas terrestre y extraterrestres hayan sido relatadas al mismo tiempo, el budokai sucedió varias semanas antes de comenzar la invasión de Murdor, Bulma y sus colegas llegaron a su nuevo destino mientras Aníbal y Galeno se las veían con el comando élfico.



Aníbal salta al aire lanzando una granada hacia los cuatro elfos, que todos esquivan sobrados. A continuación carga como un kamikaze contra el Galeno del que haban surgido las demás copias.

"Van dos y se cae el del medio."

Algo parecido ocurre en esta pelea. Galeno y sus réplicas rodean a Aníbal y, tras un breve intercambio de golpes, este aparece al lado de la elfa castaña, quien es noqueada de un sólo golpe:

- ¡Galeno! ¡Si sigues alucinando inyéctate adrenalina!
- No hace falta, apenas tumbaste a esa tipa he vuelto a ser yo. Lo siento, tío.
- No te preocupes, ahora centrémonos en los otros tres.

El líder pelopincho le preguntó a Aníbal:
- ¿Cómo has sabido que tenías que ir a por ella?
- Si nos ayudáis a desmantelar vuestra bomba os lo cuento.
- Lo lamento, lo haría gustoso, pero órdenes son órdenes.
- ¿Aunque incluyan exterminar millones de inocentes?
- No nos gusta hacerlo, pero la supervivencia de nuestro pueblo depende de ello.
- ¿Pero supervivencia porqué? ¿No sabéis pedir ayuda a vuestros vecinos? Nuestras relaciones siempre han sido tirantes, o incluso malas, pero nunca habíamos sido enemigos hasta ahora que nos estáis invadiendo. Y nuestros tratados comerciales han sido siempre beneficiosos para ambos.
- La política no es cosa nuestra. Si queréis la bomba primero tendréis que derrotarnos.

A la señal del rubio, el moreno pálido hace surgir un pelotón de elfos zombis, y el castaño intenta atrapar a los orcos con unas enredaderas. Las armaduras orcas cortan los tallos con las mismas minisierras de antes, saltan y fríen a todos los zombis con sus lanzallamas. Los elfos sólo se salvan porque han sido más rápidos que el fuego, pero el líder les alcanza con rayos eléctricos. Al final los fritos son los orcos:

- Teniente Zúnder, - le pregunta el castaño al rubio - ¿rematamos a esos dos soldados?
- Me sabe mal, son bastante majetes. Pero nuestras órdenes son causar toda la devastación posible, aparte de que estos dos podrían ser peligrosos luego tanto para nosotros, como para otros comandos. ¿Les dais vosotros el golpe de gracia o lo hago yo?
- Ya nos encargamos nosotros, teniente.

El moreno y el castaño se desplazaron hacia ellos mediante la técnica de la hipervelocidad, sacaron sus espadas y... recibieron un impacto de ki en el plexo solar, seguido de un uppercut en la mandíbula que les noqueó. Galeno habló:
- Esto también te lo explicaremos cuando la bomba. Si hemos tumbado a tres, pues terminar con uno solo será bastante más fácil.
- ¡Uhm! Admito que mis tres compañeros juntos podrían conmigo, pero les habéis tumbado sólo porque han bajado la guardia. Yo no cometeré ese error. Además, ¿quién ha dicho que yo esté solo?

¡Flam! El teniente Zúnder invocó un pedazo de dragón más grande que un triceratops.



Planeta Válinor.

El alférez Solenos estaba en su despacho, hablando con Bulma y sus compañeros:
- Sí, uno de nuestros hombres tiene la capacidad de detectar la fuerza de los luchadores, y parece ser que la de ustedes tres es superior a la de la mayoría de nuestra gente. Por tanto es creíble su historia de su peregrinaje en busca de entrenamiento y mejora en las artes marciales, especialmente si provienen de un planeta de donde, según nuestros informes, jamás ha surgido nadie con su nivel.
Una buena solución para ambos, sería contratarles como mercenarios para nosotros. Ustedes ganarían dinero, además de mejorar con nuestro entrenamiento; mientras nosotros reforzaríamos nuestro ejército con gente competente. El problema es que no sabemos si ustedes son de fiar, a no ser que puedan proporcionarnos referencias, cosa que dudo.

Bulma tomó la palabra:
- Quizá les pudieran valer las referencias del Emperador Pilaf. - No mencionó al Todopoderoso, pues a petición de éste no deberían informar de él a nadie salvo a los namekianos. En el universo podría haber gente al tanto de las leyendas de las bolas del dragón, y mejor no arriesgarse. - Aunque de todos modos, mucho tendríamos que conocer a ambos bandos antes de tomar partido en una guerra.

- Efectivamente, no conocemos a ningún terrestre tanto como para que nos valga su palabra. Y de todos modos, como bien ha dicho, tampoco se alistarían en nuestras filas. Así que si lo desean, les daré media hora para comprar víveres para su viaje de perfeccionamiento, por supuesto bajo vigilancia. A continuación volverán a su nave y reemprenderán su viaje.

Iba Bulma a agradecerle su tiempo (normalmente habría refunfuñado, pero el atractivo rostro del alférez la puso "diplomática") cuando una nueva aparición irrumpió en la sala:

- ¡Capitán Mikaelos! - Se cuadró el alférez.
- Saludos, alférez Solenos. Me han informado de la llegada de estos extranjeros tan fuertes, y le comunico que me los llevo conmigo para hablar con ellos. Creo que nos serán muy útiles en nuestras filas.
- Señor, si me lo permite decirlo. Acabo de hablar con ellos, y efectivamente son muy fuertes, pero no sabemos si son de confianza, de hecho ni ellos mismos están seguros de querer trabajar para nosotros.
- Eso no será ningún problema. - Mikaelos se encaró al grupo de Bulma. - Por favor, vengan conmigo. Tengo una oferta que hacerles antes de su partida.

Al salir del cuartel, partieron supuestamente a un cuartel vecino, Mikaelos en una nave de una sola plaza, seguido de la nave espacial de Bulma y los tres guerreros foráneos. Pero donde aterrizaron fue en una guarida cercana a una playa remota. Al salir todos de sus naves, el capitán Mikaelos se fue transformando completamente hasta recuperar su verdadero aspecto: el del Embajador Jefe Heranio.



Planeta Murdor.

- ¡Pedazo de bicho! - Con semejante perla literaria, Galeno describió a la perfección la aparición del dragón.

- Hola Ramses. Te he invocado para derrotar a estos dos enemigos.
- Hola Zúnder. ¿Qué lugar es este? Hasta el aire es diferente. ¿Y quienes son esos dos y porqué estamos peleando con ellos?
- Estamos en el planeta Murdor, tanto para prevenir la amenaza orca, como para reforzar nuestro planeta ante la amenaza de Freezer.
- ¡Ah, sí! Algo he oído de eso. Y no, esta vez no te voy a ayudar.
- ¡¿Cómo?!
- Una cosa es ayudarte contra bandidos, terroristas, piratas espaciales, etc. Otra muy distinta es matar gente por la ambición de un rey egoísta.
- Pero la guerra es por...
- Por el bien de Válinor. Como cuando en tiempos de tu padre, el rey Vasilakis sometió a los elfos marinos para prevenir su amenaza de guerras futuras, precisamente con una guerra. Que me parecería bien si los elfos marinos realmente estuvieran preparando un ataque contra los de la superficie, pero me consta que sólo quieren que les dejéis en paz. Y que respetéis las cuotas de pesca, y les compenséis con permisos de cazar en las postrimerías de ciertas playas.
Esta es otra guerra de conquista, y tu grupo y tú estáis siendo los esbirros de Vasilakis, no los protectores de tu gente. Tu propia cara me dice lo incómodo que te sientes en esta situación.

El dragón Ramses se dirigió a los dos orcos:
- ¿Si respeto vuestras vidas, permitiréis a Zunder y los suyos regresar sanos y salvos a su planeta? Si Zunder os da su palabra de no volver a atacar vuestra gente, os aseguro que la cumplirá.
- No tendremos problema si antes nos ayuda a desactivar la bomba atómica que han escondido por algún sitio.
- ¿Una de esas que lo destruyen todo en muchos kilómetros a la redonda?
- Pues sí, millones de vidas dependen de ello.

Ramses se dirigió a su colega:
- Zúndeeeeer, ya vas tardando en arreglarlo, si no quieres que te socarre yo a tí.



Planeta Válinor. A unos 150 metros por debajo del nivel del mar.

Arielano, líder de Tritonia, uno de tantos poblados de elfos marinos que había en el planeta Válinor, hablaba con los exóticos extranjeros:
- Entonces, según mi amigo Heranio, se ha detectado que sois tremendamente fuertes y que podríais ayudarnos.
- Quizá, pero la recompensa tendría que ser buena. - Dijo Yajirobe.
- Además, - agregó Bulma - que tampoco estamos seguros de que seáis los buenos. La verdad es que no sabemos nada de ningún bando, aparte de lo que cada uno nos ha contado.
- Claro, claro, lo entendemos. - Respondió Arielano. - Habéis dado un paseo por nuestro poblado, y vosotros mismos habéis encontrado nuestra gente bastante normal, algo empobrecida pero es verdad que tampoco nos han dejado en la miseria. Eso sí, seguro que no habéis visto una economía capaz de sostener grandes conquistas ni esfuerzos bélicos. Pero también es verdad que si miraseis los poblados de la superficie, veríais el mismo tipo de gente que aquí pero sin escamas, con la única diferencia de que ellos sí pueden permitirse grandes ejércitos. Sí que es verdad que nosotros podríamos ser terroristas con ansias de apoderarse de unos terruños. Por eso se me han ocurrido:

a) No podemos aprovechar la influencia de Heranio para que recorráis el planeta Válinor y lo conozcáis mejor, porque en cuanto aparezca el verdadero capitán Mikaelos por su campamento, se van a  dar cuenta de que alguien trama algo con vosotros. Pero sí podemos aprovechar su contacto con el mundo exterior para llevaros al planeta Murdor, y veréis que si bien aquí todavía no hay orcos intentando invadir nada, ahí sí hay elfos atacando civiles.

b) Ofreceros algunas perlas en el caso de que nos liberéis de los elfos terrestres. No es que sean ningún supertesoro, pero es todo el gesto simbólico que podemos permitirnos para pagar en dinero. Lo demás sería la satisfacción de ayudar a un pueblo oprimido, a otro en peligro, y de nuestra ayuda para entrenar y defenderos de vuestra propia amenaza. De lo último algo os podríamos adelantar ahora mismo. En esta prueba os vamos a fastidiar pero bien, bien, bien. ¡Je, je, je! Pero tranquilos, no sólo no os mataremos, sino que en caso de heridas graves tendremos medios para curaros y dejaros como nuevos. Además, seréis aún mejores guerreros de lo que ya sois ahora. ¡Ja, ja, ja!

farao

Planeta Murdor.

El teniente Zúnder, su dragón Ramsés, y sus tres hombres reanimados, ya habían llevado a Galeno y Aníbal hasta la bomba atómica:

- Bueno, ya tenéis la bomba desarmada. Si no recuerdo mal, me asegurasteis de que una vez conseguida nos explicaríais como demonios nos habéis derrotado, porque en nuestra pelea hay varias cosas que no me han cuadrado. Para empezar, tú Aníbal, cuando la alucinación pareciste darte cuenta de que había un único Galeno hechizado, cual era el real, e incluso de que era Fedra quien os causaba las alucinaciones.

- Te acordarás de que le pregunté a Galeno que peli vimos anoche, y me la acertó. No obstante, cabía la posibilidad de que hubierais manipulado mis propios recuerdos para dar cuerpo a la alucinación, y que sólo "creyera" que el supuesto Galeno fuera falso de todos modos. Suponiendo que el Galeno enloquecido fuera real, también faltaba por ver si las copias eran reales o si ellas sí eran ficticias. Decidí considerar que las copias eran ficticias, no porque nada lo indicara, sino porque de equivocarme en ello daría igual: Si Galeno de por sí ya es más fuerte que yo, ni de coña voy a poder con siete.

> Luego lo que hice fue soltaros una granada, a sabiendas de que todos sois demasiado rápidos como para que funcione. Todo para que los sensores de mi armadura midieran vuestro tiempo de reacción. Una magia psíquica le pega más a un guerrero físicamente débil. - Antes de que Fedra le contestara desabridamente añadió. - Por supuesto sólo relativamente, todos sabemos que es más fuerte que Galeno y yo sin armaduras. Obviamente cabían otras posibilidades, como que el más fuerte además tuviera poderes adicionales por ser más fuerte, pero ya puestos a ir a ciegas, mejor ir a por el lento.

> Así que me lancé contra Galeno, y si le aguanté unos segundos es porque había conseguido mentalizarme para ignorar las copias. Además mi desesperada agresividad era completamente fingida: ni era mi objetivo adecuado; ni era el deseado, pues aunque sea un zoquete no deja de ser mi amigo. Así que aproveché una finta para realizar la técnica de la doble imagen, apareciendo tras la supuesta ilusionista. Con tanta potra que resultó ser la ilusionista de verdad y que su noqueo liberó a Galeno.

- ¿Y la adrenalina que le recomendaste a Galeno?

- Cabía la posibilidad de que Fedra provocara sus ilusiones alterando los flujos eléctricos que circulan por el sucedáneo de mente que tiene Galeno. En tal caso acelerarlos podría servir. Suponiendo que él no creyera que era una trampa. O que sencillamente no hubiera servido para nada.

- Posiblemente no habría bastado, pero efectivamente un cerebro acelerado habría dificultado mi trabajo. Aún así haría falta que el afectado pusiera algo de su parte. - Explicó Fedra.

Zúnder retomó la palabra:
- Vale, ahora pasamos del "once" que son ocho contra uno, al tres contra dos. - Supuestamente la distracción de las plantas y los zombis me permitió lanzaros unos rayos eléctricos cargados con ki. ¿Fue mentira que os abatiera, que os distrajera incluso? ¿O todo verdad y sólo os recuperáis muy deprisa?

Ahora fue Galeno quien respondió:
- Nos abatiste de verdad, pero por el ki, no por la electricidad. Nuestras armaduras disponen de capas de grafeno, herramientas metálicas, etc. Pero también de capas aislantes, no ya para defendernos de posibles ataque eléctricos enemigos, que también; sino para no electrocutarnos nosotros solos al lanzar nuestros propios rayos. Así que fue como recibir una torta de las de toda la vida. Nos hizo daño, claro. Pero ya se sabe que no hay dolor, sino que es todo psicológico.

> Y eso, que de perlas. Porque una vez en tierra se me ocurrió lo de fingir el KO, así que usé los comunicadores telepáticos de nuestras armaduras para decirle a Aníbal de que se hiciera el muerto. Si se lo hubiera dicho a gritos creo que no habría colado.

> Y en cuanto al dragón. Pues menos mal que nos ha salido buena persona, porque con ese pedazo de bicho, ni tecnología, ni estrategia, ni leches en vinagre.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 

KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 24- Magia vs Tecnología.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 

 Temas similares

-
» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: Capítulo 0 - Un superélite salvando la Tierra.
» La magia de los animatronics famosos..VíCórdova.
» La Magia de la Fotografía Artística
» MUESTRAME TU MAGIA
» y otra mas para tortuga, moneda de ebusus, del tipo 17
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Foro oficial Dragon Ball Multiverse :: Zona Fan-Art :: La zona del fan :: Fan-fics-