Foro oficial Dragon Ball Multiverse

Foro oficial Dragon Ball Multiverse

Comunidad española y latina del comic dragon ball multiverse.
 
ÍndicePortalCalendarioGaleríaFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Últimos temas
» CAPITULO 4: EL GRAN TORNEO
Sáb Jun 24, 2017 11:11 am por Pablich

» Dragon Ball Centuries - Capitulo 3
Miér Jun 21, 2017 10:58 am por arian725

» Mr Satán vs Tao Pai Pai
Dom Jun 18, 2017 2:50 pm por GT si es bueno

» Cadena de Preguntas
Vie Jun 16, 2017 6:35 am por Strider

» DBZ: Rompiendo el limite 4
Mar Jun 13, 2017 10:28 am por Tserleg

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 26- Campo de batalla: Múrdor.
Lun Jun 12, 2017 9:30 am por Tserleg

» fanmanga: dboth saga III revelations chapter 37 ends
Jue Jun 08, 2017 2:53 am por yami82

» DBZ-Rompiendo el Limite 3
Miér Mayo 31, 2017 10:24 am por Tserleg

» CAPITULO 1: TIEMPO
Lun Mayo 29, 2017 9:50 am por Pablich

» CAPITULO 3: LA LEGION DEL MAL
Lun Mayo 29, 2017 8:14 am por Pablich

» ¿Alguien sabe como cambiar de nombre de perfil?
Dom Mayo 28, 2017 8:49 am por Pablich

» Trolleadas en chats 3.0
Dom Mayo 21, 2017 5:25 pm por Pablich

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 25- Combate deportivo. Combate real.
Jue Mayo 11, 2017 9:44 am por Tserleg

» Censura de palabras en el foro.
Miér Mayo 10, 2017 6:01 am por Strider

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 24- Magia vs Tecnología.
Lun Abr 17, 2017 9:55 am por Tserleg

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 23- Viaje espacial.
Sáb Mar 18, 2017 11:41 am por Tserleg

» CAPITULO 2: LA GUERRA DEL TIEMPO
Miér Mar 15, 2017 5:37 am por Tserleg

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 22- Budokai XXII. Final.
Lun Feb 27, 2017 7:46 am por Tserleg

» Anime de Dragon Ball Multiverse?
Jue Feb 16, 2017 11:44 pm por sokushageta

» 10.000 juegos del ZX-SPECTRUM para Tu PC, Con Menu Incluido !
Jue Feb 09, 2017 5:17 am por usa-software

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 21- Budokai XXII
Lun Feb 06, 2017 10:05 am por Tserleg

» Versus de DB
Dom Ene 29, 2017 4:23 am por er_feyd

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 20- El quinto hombre.
Lun Ene 23, 2017 6:50 am por Tserleg

» CAPITULO 1: LA PATRULLA DEL TIEMPO
Dom Ene 22, 2017 7:13 pm por Pablich

» Los dos mejores y los dos peores enemigos principales de película de DB
Dom Ene 15, 2017 9:41 am por Janemba20

» Capitulo 6 final
Sáb Ene 07, 2017 3:15 pm por thetis

» Capitulo 5
Sáb Ene 07, 2017 3:14 pm por thetis

» Capitulo 4
Sáb Ene 07, 2017 3:13 pm por thetis

» Capitulo 3
Sáb Ene 07, 2017 3:12 pm por thetis

» Capitulo 2
Sáb Ene 07, 2017 3:11 pm por thetis

» Capitulo 1
Sáb Ene 07, 2017 3:09 pm por thetis

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 19- ¡Lucha contra Piccolo!
Lun Dic 26, 2016 7:15 am por Tserleg

» DBS alcanzó a GT en capítulos. ¿Hasta ahora cuál es mejor?
Dom Dic 25, 2016 8:31 am por John Fénix

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 18- Piccolo Daimaoh
Sáb Dic 24, 2016 10:54 pm por Tserleg

» Sprites actualizados 23/12/16
Vie Dic 23, 2016 6:48 pm por Pablich

» Presentacion + Aporte
Miér Dic 21, 2016 4:20 am por Strider

» CAPITULO 4: EL GRAN TORNEO
Sáb Dic 17, 2016 3:04 am por Pablich

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 17- La Postguerra Cintarrojista
Lun Dic 05, 2016 7:01 am por Tserleg

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 16- Batalla en el Cuartel.
Lun Nov 28, 2016 5:25 am por Tserleg

» Las lineas temporales de Dragon Ball Super
Miér Nov 23, 2016 9:44 am por Pablich

Indice
Temas más activos
PALABRAS ENCADENADAS
¿Quien es este personaje?
Dragon Ball Z: Battle of Gods-Post de debate
Adivina el Nombre (Todo lo relacionado con Dragon Ball)
MULTIVERFANS
Cadena de Preguntas
Trolleadas en chats 2.0
Dragon ball legendary
Dragon Ball Heroes: Informacion y deseos
Encuestas de Chicas guapas. (2)...

Comparte | 
 

 KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 23- Viaje espacial.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Tserleg
Ozaru
Ozaru
avatar

Mensajes 43
Fecha de inscripción 26/03/2016
Reputacion 0

MensajeTema: KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 23- Viaje espacial.   Sáb Mar 18, 2017 11:41 am

VIAJE ESPACIAL



Planeta Murdor.

- ¿Qué, Aníbal?  ¿Se te ocurre alguna forma mejor de morir que no implique sexo ni comida?
- Hombre, pues cualquiera. ¿No te fastidia?
- Tranquilo hombre, imagínate que... ¿Alguna vez se te ha muerto alguna amiga maciza? Pues que resulta que ahora es uno de esos zombis y dentro de un ratito se te come a besos.
- Tío, podrías morirte tu también. Creo que te prefiero devorando gente antes que aguantar tus gilipolleces.
- Oye, ¿no te parece irónico que los orcos, a quienes los elfos y demás aliens pijos nos llaman La Horda, nos estemos enfrentando a una horda de zombis?
- ¡Buf!

- ¡Preparen los lanzallamas! - Les gritó el capitán, a ellos y a todo el escuadrón.

A pesar de la abrumadora inferioridad numérica de los vivos, el fuego, los machetes y las armaduras les permitieron neutralizar la amenaza zombi sin sufrir bajas en esa batalla concreta. Quizá también ayudó la costumbre orca de devorar los cerebros de sus difuntos queridos, lo que restó la coordinación y habilidad de los zombis. Aunque los elfos nigromantes seguían operando en otros sitios.

Una vez pudieron descansar, Aníbal se dirigió a su amigo Galeno:
- Oye, ¿no te parece raro que los elfos se hayan atrevido a invadirnos? Sus tropas terrestres serán más fuertes que las nuestras, pero nuestras naves espaciales son mucho mejores, aparte de tener más. Ellos tendrán problemas para enviar refuerzos, mientras que nosotros podremos bombardear a placer la superficie de su planeta.

jocolor

Planeta Tierra. Mar Papaya.

En ocasiones se agrupan un porrón de orcas para cazar ballenas. Mientras que los monstruos tiburón lo hacen para cazar leviatanes. Este en concreto iba solo, así que como mucho podría cazar una ballena de las especies menos grandotas:
- ¡Uhm! Huelo a sudor de presa. Metro y medio y poco más de cincuenta kilos, pero me puede servir de aperitivo. Caray, es incluso más rápido que yo. Pero ya se cansará, así que le sigo el rastro y cuando no pueda más me lo zampo. ¿Puede ser que esté viniendo hacía mí, el muy despistado?

Y sí, la presa aperitivo iba directa hacía él, sin cambiar de dirección. Inicialmente porque su falta de sentido del olfato sólo le permitiría detectar el monstruo tiburón cuando lo tenía demasiado cerca; pero después porque para cuando lo vio, a Krilín le dio pereza desviarse de su camino. El pobre bicho fue noqueado tras recibir el impacto de la bala humana, que seguiría entrenando con su vuelo buceador.

El tío de Lázuli había alquilado a Krilín un apartamento bastante chulo a un precio razonable. Tanto Krilín como sus compañeros habían entrenado tanto el en el Palacio Celestial, que cada vez importaba menos donde entrenaran. Su nivel ya estaba parejo con el del propio Todopoderoso, quien aunque aún les podía ser útil en los entrenamientos técnicos para pulirles detallitos, ahora sólo era un modo entre otros de seguir progresando. La escasez de oxígeno a grandes altitudes había potenciado sus pulmones, pero también lo haría entrenar bajo las aguas del mar Papaya.

Pero sobretodo, ¿para qué forzarse a un entrenamiento tan rutinario, cuando también podía entrenar cerca de donde vivía su atractiva amiga?



En un cine del Planeta Murdor.

- ¡No puedo creerlo! - Se quejaba Galeno mientras zampaba palomitas. Por supuesto durante los tráilers, pues el orco vía mal que la gente hablara una vez comenzada la película. - Pase a que algunos de los residentes elfos en lugar de dejarse trasladar a su planeta se escondan, por el terrorismo y eso. Al fin y al cabo los nigromantes han tenido el detalle de esperar al plazo de traslado, tras el cual todo elfo que no se hubiera marchado sería declarado enemigo. Pero eso de que los elfos se entreguen para su deportación para aprovechar para atentar a la gente ha sido rastrero.

- ¿Lo dices por el incidente ese en que ha muerto tu primo Bautista, no? - Preguntó su amigo Aníbal. - Lamento lo de tu primo. O mejor dicho, lo lamentaría si no fuera un imbécil racista. Linchar a los nigromantes lo entendería, pero intentar linchar a unos elfos inocentes que se habían entregado voluntariamente para la deportación... Eso no tiene excusa por muy primo tuyo que sea, bien que hicieron los orejudos esos de defenderse.

- ¡Ah, sí! Perdona, había olvidado que Bautista siempre ha tenido sus cosas. Tienes razón, bien hecho ha estado eso de cargárselo. Además, aunque los elfos en general me caen mal, sí que es verdad que si conoces muchos, a la larga siempre te encuentras alguno majete, aunque sea por equivocación. Como la elfa esa que me ligué aquella vez.

- No te la ligaste, era una prostituta.

- ¡Ostras, pues es verdad! Como ese día me pillé una buena cogorza no me acordaba. Oye, ¿es preciso ver una peli de zombis después de ESTA misión?

- Te recuerdo que yo la que quería ver es la de Marinieves y los siete trasguitos. A mi me mola la actriz esa que hace de bruja elfa. - Era una estrella orca disfrazada. - Vale que cuando reservamos las entradas no sabíamos que nos las íbamos a ver con zombis en la vida real, pero estamos viendo la peli que tú querías. Que si quieres podemos ir a otra sala, pero las entradas las pagarás tú.

- Vale vale, dejemos el tema que la peli está a punto de comenzar. Espero que no nos interrumpan el permiso antes de acabarla.

Aníbal dejo el tema, por no hablar con la peli comenzada. Pero seguía preguntándose como se podían haber atrevido los elfos, cuando la flota espacial orca era muy superior.



Planeta Tierra.

Como el provecho de seguir entrenando en el Palacio Celestial ya no era tan exagerado, los demás discípulos del Todopoderoso y Mr. Popó también siguieron con sus vidas en otra parte. Curiosamente los únicos que entrenarían ahí serían Ten Shin Han y Chaoz, que ahora viajaban corriendo hacia la Torre Celestial, con idea de subirla, entrenar con el Gato Ermitaño y luego pasar al Palacio Celestial. Y las aventuras de episodio de relleno que se encontrasen, buenas serían para entrenar.

Gyumao y Chichi regresaron a su hogar. Donde el padre seguiría gobernando sus tierras y la hija estudiando una FP de deportes. Chichi había ideado un nuevo plan de entrenamiento mezclando lo aprendido en sus clases del curso anterior, junto al entrenamiento de kaioken. Seguiría con el plan de entrenamiento del Todopoderoso y Popó, pero compensando las horas que no entrenaba activando el kaioken.
No doblaría sus fuerzas porque según el Gran Kaito eso sería demasiado castigo para el cuerpo. Pero sí las incrementaría un porcentaje para:
- Acostumbrar a su cuerpo a tener una fuerza mayor a la real.
- Para que su cuerpo adquiriera esa nueva fuerza más rápidamente.
- Entrenamiento mental. El kaioken aumentaba la frecuencia cardíaca, ritmo de respiración, metabolismo, etc. Además la aceleración de su cuerpo la ponía más agresiva. Así que usar el kaioken tanto para actividades tranquilas (pasear, ver la tele, etc) como para actividades que requerían tranquilidad (hacer los deberes) la ayudaría a conseguir un mejor control de sí misma, y de usar el kaioken más eficientemente.

Sólo se lo quitaría para dormir, y para el momento apenas anterior al entrenamiento activo, para coger fuerzas durante esos minutos.

Green regresaría a su mansión con Pinky, donde entrenaría pero como antes. Para ponerse a tono con sus nuevos amigos Green tendría que dejar su puesto de guardaespaldas y no quería ser un mantenido. Lo único por lo que no le mosqueaba demasiado que Pinky lo contratara más por ser su amante que por otra cosa, era porque sí era realmente mejor guardaespaldas que cualquiera que hubiera podido contratar la cerdita.

Son Gohan se fue por unos días al pueblo de Namu. Tras ver la multiplicación de luchadores fuertes creyó buena idea impartir ciertas bases a uno con potencial. El Maestro Tortuga hizo otro tanto en el monasterio del Rey Chappa, que ya había escarmentado lo suficiente como para aprender humildad. Yajirobe hizo algo parecido pero en su aldea samurai original, donde todavía recordaban orgullosos su contribución a la derrota de la Cinta Roja; su ex sensei Ryu había confirmado lo que sólo él había intuido previamente en el rollizo gruñón.

Lunch acordó con Pilaf una excedencia de su trabajo como militar, pues a Chuck Norris se le había ocurrido enchufarla en una de sus películas.

Yamcha se fue a vivir a la mansión de Bulma, donde el Dr. Brief le prepararía un gimnasio de gravedad aumentada. Bueno, a él y a los demás, la mayoría pagados por el Gran Pilaf, que quería la Tierra bien protegida. Y dos por el propio Chuck Norris, que quería uno personal para Lunch y él, y otro en un gimnasio público que iba a abrir; Gohan y Mutenroshi no serían los únicos que difundirían las artes marciales, el negocio estaba asegurado.



Inmediaciones del Planeta Válinor.

- Capitán Douglas, ya tenemos al planeta Valinor en nuestro rango de alcance. En cuanto dé la orden, lanzaremos enviar la bomba y Lunithel (la capital élfica) será historia.
- Muy bien, no es que me guste liquidar civiles inocentes, pero si esos elfos imbéciles quieren obligarnos a hacerlo que así sea. Disparen.

Medio minuto después:
- ¡Capitán Douglas! ¡Los elfos han interceptado nuestro misil nuclear con un láser! ¡Y nos contraatacan con otro misil!
- ¡Pues intercéptenlo! - Luego añadió para sí- Después de eso cambiaremos de posición, o incluso de objetivo y lanzaremos todas las bombas de reserva a la vez.
- ¡Capitán Douglas! ¡Naves elfas han aparecido como de la nada alrededor de nuestra flota! ¡Nos superan en número!
- ¡Pero si los follabellotas esos no disponen tecnologías de camuflaje! En combate espacial tenemos las de ganar... Pensándolo mejor. ¡Retirada! ¡Formación de retirada de todas las naves!

Según los conocimientos del capitán Douglas, y de todos los orcos, las fuerzas élficas no tenían nada que hacer contra las orcas en combate espacial. Pero según esos mismos conocimientos, la tecnología de hacer desaparecer naves espaciales de los avanzados radares orcos estaba al alcance de muy pocas civilizaciones de la galaxia. Y entre ellas no estaban los magiadependientes elfos. No era momento de un combate alocado contra un enemigo que había roto sus esquemas, así que la flota del capitán Douglas marchó en formación hacia los confines del sistema solar de Manwe, la estrella alrededor de la que giraba el planeta Válinor.

Una decisión prudente que salvó a parte de su flota, aunque no la nave del propio capitán Douglas, pues las naves élficas resultaron combinar una gran maniobrabilidad con una buena potencia de fuego, además de escudos magnéticos que salvaron a algunas de sus naves.

Más tarde el capitán general Gábalo informaría al rey Vasilakis:
- Majestad, hemos conseguido evitar el ataque nuclear orco y destruir siete de sus naves espaciales. El coste ha sido la pérdida de una de nuestras naves, junto a la vida de sus cinco tripulantes.
- ¡Perfecto! Nuestro escudo antimisiles ha sido una gran inversión que los infames orcos no esperaban.
- No obstante, majestad, recordad que nuestros oponentes idearán maneras para sortearlo.
- No se preocupe, como bien sabe, tenemos previstos mecanismos para evitarlo.
- De acuerdo. Ahora, si no le importa informaré a las familias de los soldados caídos.
- Por supuesto. Esos hombres son héroes y deberán ser homenajeados.

Gábalo calló cuanto pensaba que los homenajes consolarían a las familias de los difuntos. No tenía la afición de buscarse problemas del Embajador Jefe Heranio, y al fin y al cabo ya no había nada que hacer al respecto.

queen

Planeta Tierra.

- Así que ya sabéis, en una o dos semanas habremos terminado la nave. Ya os avisaremos para que quien quiera pueda ir al planeta Namek para que le entrenen. Si aceptan los namekianos, claro.

Fue por ese aviso del Dr. Brief que Krilín había acordado con el tío de Lazuli que el alquiler fuera por semanas. Y menos mal:
- Krilín, soy yo, Mutenroshi. - Le había telefoneado. - Mañana mismo partís del Palacio Celestial.

¡PLAAAAAF!!!!!!!!

Tras un combate, sí de entrenamiento, pero a su modo más importante que los realizados apenas unas semanas antes en el Budokai, Yamcha derrotó fácilmente a su compañero Krilín, poco después de hacer otro tanto con Yajirobe y Chichi.

No, no es una errata, ni es que yo esté borracho. Lo ocurrido es que sólo Yamcha se había atrevido a probar el "agua ultrasagrada". La idea era del Todopoderoso y según él este líquido, custodiado por el Gato Ermitaño, destapaba las fuerzas ocultas de quien lo tomase. El problema es que no sólo no había garantía de que fuera a aumentar las fuerzas (en los ocho siglos anteriores nunca había ocurrido), sino que en caso todos los casos el bebedor moría. Razón por la que Yajirobe no había osado tomarla a la primera.

Pero Yamcha, que junto a la tranquilidad de poder resucitar una única vez, y verse más débil que sus compañeros, decidió arriesgar su comodín (recordemos que las bolas del dragón permiten una única resurrección). Tras él decidió arriesgarse Yajirobe, ahora sí. Krilín no se atrevió, pues su comodín ya fue consumido tiempo atrás por el coronel Green. En cuanto a Chichi, no necesitaba todavía el agua ultrasagrada porque ella no iba a viajar al espacio, para poder terminar con sus estudios de Formación Profesional.

Ahora, los tres luchadores viajeros (Krilín, Yajirobe y Yamcha) aprovecharon la noche para entrar por última vez a la Sala del Espíritu y el Tiempo. No habían estado ahí desde el budokai, pues querían aprovechar sus últimas semanas en la Tierra con sus seres queridos. Pero ahora que se habían despedido de ellos (paisanos de Yajirobe) o que los tenían durmiendo en el Palacio (Bulma y los guerreros Tortuga), pues no pasaba nada por entrenar un poco para el viaje.

- ¿Seguro que no hay espacio para nadie más? En la nave caben provisiones para rato.
- Lo siento, Tights. - Respondía el Todopoderoso. - En teoría sí que hay provisiones de sobra para varios meses, pero aunque supuestamente el viaje durará uno, hace tiempo que no navego por el espacio. Y como nunca se sabe, mejor espera al viaje siguiente.
- Vale, vale. Ya sé que la ingeniera es la suertuda de mi hermana, pueden necesitarla para chapucillas en la nave, etc. Espero que al menos - ahora se encaró a Bulma-  me lo relates luego todo con mucho detalle.
- Tranquila, Tights. Faltaba más.


Los cuatro astronautas se despidieron efusivamente de sus amigos, tanto guerreros tortuga, como pilafianos, como demás allegados.

Tiempo de viaje calculado: Un mes, suponiendo que no hubiera incidentes. Quizá demasiado suponer.



Planeta Hélinor. Despacho del Sr. Radom, líder del Consejo de Ancianos.

El hombre más poderoso, hasta cierto punto, del supertecnológico planeta Hélinor, recibió a su hómologo murdoriano, a su asistente yardrat teleportadora y a su secretaria:
- Señor Juvenal, señora Hikari, señorita Monipeni. Por favor, tomen asiento. A ver, si no me equivoco están teniendo problemas con la invasión élfica y con el escudo antimisiles valinoriano.
- En efecto Sr. Radom. Como bien sabrá, los elfos son más fuertes en tropas terrestres por su magia y artes marciales, mientras que nosotros supuestamente lo somos en combate espacial. Así que mientras algunos de sus nigromantes iban por nuestro planeta resucitando hordas de muertos vivientes, nosotros contraatacamos con una flota para lanzar una bomba nuclear. Algo que frustró un escudo antimisiles que, según nuestros ingenieros, tiene toda la pinta de haber sido diseñado por ustedes. Amén de unas naves incluso más modernas que las nuestras, que han derrotado la flotilla que les lanzamos.

El Sr. Radom se atusó la barba:
- Estoy al tanto de que todo cuanto dice es cierto. Créame que lo lamento, les vendimos tecnología creyendo que la usarían para defenderse de diversos atacantes, no para ser ellos mismos los conquistadores.
- Por supuesto, no les estamos culpando. Nosotros mismos les hemos vendido tecnología que ahora están usando en nuestra contra. Lo único que pretendemos es negociar con ustedes la información sobre las tecnologías que les han ofrecido, para poder defendernos en esta guerra que no deseamos nadie salvo el gobierno valinoriano.
- No se preocupe, los elfos serán aliados nuestros pero ustedes también. Y no son meras palabras como las que suelen intercambiar nuestros homólogos de otros gobiernos, en tantas y tantas reuniones. Ahora mismo enviaremos con ustedes un equipo de ingenieros nuestros que les informarán sobre como funciona el escudo antimisiles. No prometo milagros, pues igual que ustedes podrían encontrar modos de burlarlo, incluso sin nuestra ayuda, un arma es un arma y algo sí les dificultará los ataques pese a todo.
- Soy consciente de ello. Por supuesto nos hemos dado cuenta de que consiste en una red de plataformas espaciales con diversos tipos de detectores, defensas antiaéreas y espacio para guardar naves para complementar el sistema. Pero su ayuda será útil. ¿Qué nos van a pedir a cambio?
- Tecnología por tecnología. Pero no se preocupe, seremos razonables con nuestras contraprestaciones, como lo hemos sido siempre. Ahora lo más urgente son la información del escudo y las naves. Ahora mismo llamo a los ingenieros para que les acompañen a su planeta.

study

Planeta Murdor.

Por supuesto el permiso de dos días para los cazadores de muertos vivientes estaba condicionado. La condición para Aníbal y Galeno era estar pendientes de sus respectivos móviles, pues era considerado probable el volver a llamarlos para alguna misión en cualquier momento. Y eso fue lo que ocurrió, pues aunque el rastro de apariciones zombi unas horas antes había sugerido que el grupo nigromante más próximo (se ignoraba si eran más de uno) se había trasladado a otras regiones, la reciente aparición de soldados muertos por las proximidades de su ciudad sugería que algún comando élfico operaba por la zona.

Aunque siempre es una puñeta ser despertado durante una resaca, al menos ya hacía alguna hora que habían terminado de copular con unas hermosas doncellas. Lo de doncellas es un decir, pues ambas señoritas eran bastante ligeras de cascos. Y lo de hermosas también, y no lo digo porque las orcas sean poco atractivas según los cánones de belleza humana, sino porque estas dos eran feas para los cánones orcos y los de cualquier especie.

- Oye, - le susurró Aníbal - ¿seguro que es buena idea? Pero sí esta tarde nos hemos cargado a zombis más guapas que ellas.
- Ya, pero estas tienen más vidilla. - Respondió Galeno. - Y caray, no seas tan remilgado. A estas horas no creo que vayamos a ligar con nada mejor. Y a oscuras tampoco no les veremos la cara. Además, que la otra alternativa es pasarnos la mano por la pared, y como que tu harás lo que quieras pero yo paso. Si no quieres tu monstruíta me la pasas a mi también.

La buena cuestión es que se despertaron junto a sus ligues, todos bien escondiditos en unos matorrales por si a algún senderista de la zona le daba por madrugar pese al toque de queda, cuando oyeron una voz élfica:

- ¡En pie patanes! ¡Ya habéis descansado bastante! ¡Tenemos que largarnos de aquí cuanto antes, para poder hacer detonar la bomba atómica que hemos escondido!

La razón del despiste fue que el jevimetalero timbre de móvil de Aníbal era exactamente la misma melodía que el de la alarma del líder elfo. Por supuesto que al instante se dieron cuenta todos de la presencia de los demás. Todoquisque se quedó congelado, sobretodo los elfos, porque si las dos chicas orcas ya eran feas estando animaditas, con resaca estaban incluso peor.

Gracias a ello Galeno y Aníbal tuvieron el tiempo justo de pulsar un botoncito a un mando que llevaban, para que se desplegaran sus armaduras robóticas. Tortas no van a faltar, sólo queda conocer el reparto.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 

KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 23- Viaje espacial.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 

 Temas similares

-
» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: Capítulo 0 - Un superélite salvando la Tierra.
» estacion espacial de la seie viaje a las estrellas Abismo espacial 9
» Planeando un viaje a Buenos Aires en Febrero, alguien tiene datos de alojamiento?
» EL VIAJE ASTRAL............Y LOS TESOROS.
» El gran viaje (Ultimo mensaje de Norbert Legget)
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Foro oficial Dragon Ball Multiverse :: Zona Fan-Art :: La zona del fan :: Fan-fics-