Foro oficial Dragon Ball Multiverse

Foro oficial Dragon Ball Multiverse

Comunidad española y latina del comic dragon ball multiverse.
 
ÍndicePortalCalendarioGaleríaFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Últimos temas
» CAPITULO 4: ALFA Y OMEGA
Ayer a las 3:12 pm por Pablich

» fanmanga: dboth saga III revelations special chapter adel&kirie
Sáb Oct 14, 2017 11:12 pm por yami82

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 33 - Los cadáveres más fuertes.
Lun Oct 09, 2017 12:03 am por Tserleg

» Hasta donde llegara kale en el torneo?
Mar Sep 19, 2017 5:46 am por GT si es bueno

» Caulifla alcanzara el ssj 3 en el torneo?
Mar Sep 19, 2017 5:44 am por GT si es bueno

» RCT3 DisneyLand Park
Sáb Sep 16, 2017 4:29 pm por Pablich

» CAPITULO 1: TIEMPO
Vie Sep 15, 2017 1:11 am por Pablich

» mi teoria de dragon ball super el siguiente eliminado
Jue Sep 14, 2017 1:52 pm por er_feyd

» Torneo de novatos
Jue Sep 14, 2017 5:49 am por JOKER

» la invasion,rp
Miér Sep 13, 2017 9:03 am por JOKER

» Su opinión de DB Xenoverse???
Miér Sep 13, 2017 6:40 am por JOKER

» entrevista parodia:adrian barba
Miér Sep 13, 2017 6:30 am por JOKER

» hola SOY GERMAN OK NO
Miér Sep 13, 2017 6:08 am por Pablich

» De qué ciudad o parte del mundo eres?
Miér Sep 13, 2017 5:00 am por JOKER

» La teoria de pixar
Miér Sep 13, 2017 4:55 am por JOKER

» POWER RANGERS NINJA STEEL VALE LA PENA
Miér Sep 13, 2017 4:44 am por JOKER

» Estoy de vuelta
Mar Sep 12, 2017 7:35 am por Pablich

» ¿Quien es mas fuerte? Vegito o bills
Mar Sep 05, 2017 7:26 pm por Super A-17

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 32 - Tortugas de fuerza ilimitada.
Miér Ago 23, 2017 11:06 am por Tserleg

» Cadena de Preguntas
Sáb Ago 19, 2017 1:24 pm por Super A-17

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 31 - Árbol y metal.
Lun Ago 14, 2017 10:47 am por Tserleg

» Mr Satán vs Tao Pai Pai
Jue Ago 10, 2017 3:30 am por Strider

» CAPITULO 4: EL GRAN TORNEO
Sáb Jul 29, 2017 11:53 am por Tserleg

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 30 - Batalla en el planeta de los biosimios.
Vie Jul 28, 2017 11:39 am por Tserleg

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 29 - Budokai XXIV. Los buenos, los feos y los malos.
Sáb Jul 22, 2017 10:51 am por Tserleg

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 28 - La llegada de Raditz.
Lun Jul 17, 2017 10:03 am por Tserleg

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 27 - Lunch Bicolor.
Lun Jul 03, 2017 5:39 am por Tserleg

» Dragon Ball Centuries - Capitulo 3
Miér Jun 21, 2017 10:58 am por arian725

» DBZ: Rompiendo el limite 4
Mar Jun 13, 2017 10:28 am por Tserleg

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 26- Campo de batalla: Múrdor.
Lun Jun 12, 2017 9:30 am por Tserleg

» DBZ-Rompiendo el Limite 3
Miér Mayo 31, 2017 10:24 am por Tserleg

» CAPITULO 3: LA LEGION DEL MAL
Lun Mayo 29, 2017 8:14 am por Pablich

» ¿Alguien sabe como cambiar de nombre de perfil?
Dom Mayo 28, 2017 8:49 am por Pablich

» Trolleadas en chats 3.0
Dom Mayo 21, 2017 5:25 pm por Pablich

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 25- Combate deportivo. Combate real.
Jue Mayo 11, 2017 9:44 am por Tserleg

» Censura de palabras en el foro.
Miér Mayo 10, 2017 6:01 am por Strider

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 24- Magia vs Tecnología.
Lun Abr 17, 2017 9:55 am por Tserleg

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 23- Viaje espacial.
Sáb Mar 18, 2017 11:41 am por Tserleg

» CAPITULO 2: LA GUERRA DEL TIEMPO
Miér Mar 15, 2017 5:37 am por Tserleg

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 22- Budokai XXII. Final.
Lun Feb 27, 2017 7:46 am por Tserleg

Indice
Temas más activos
PALABRAS ENCADENADAS
¿Quien es este personaje?
Dragon Ball Z: Battle of Gods-Post de debate
Adivina el Nombre (Todo lo relacionado con Dragon Ball)
MULTIVERFANS
Cadena de Preguntas
Trolleadas en chats 2.0
Dragon ball legendary
Dragon Ball Heroes: Informacion y deseos
Encuestas de Chicas guapas. (2)...

Comparte | 
 

 KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 21- Budokai XXII

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Tserleg
Mutaito
Mutaito
avatar

Mensajes 53
Fecha de inscripción 26/03/2016
Reputacion 0

MensajeTema: KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 21- Budokai XXII   Lun Feb 06, 2017 10:05 am

BUDOKAI TENKAICHI XXII





Tras haber sido lanzado por los aires de una patada, Gilan se repuso y contraatacó desde el aire. Cuando parecía que iba a embestir, lanzó al Rey Chapa su lazo de chicle; pero este no sólo lo esquivó, sino que lo recogió para tras un destelleante salto hacia Gilan, golpearle en la testa con el chicle solidificado con una mano, al tiempo que con la otra se cogía de un brazo de Gilan, tanto para golpearle mejor como para prevenir posibles caídas fuera del ring. No fue necesario, porque el golpe tumbó al poderoso dragón volador.

El Maestro Tortuga comentaba a sus compañeros:
- Gilan posee una sobresaliente colección de artimañas, y una fuerza monstruosa que rompe los límites del ser humano. Bueno, antes ha derrotado a Upa, quien en su combate anterior había derrotado a un luchador profesional de un solo golpe. Pero el Rey Chapa es demasiado incluso para él.
- Cierto, - respondió Son Gohan- Lunch ha tenido suerte con los emparejamientos. En su siguiente combate peleará precisamente contra el Rey Chapa. Mientras que nosotros no tendremos rivales buenos hasta la fase final. Violet también ha tenido suerte, ahora le toca Namu.

Violet se desplazaba hacia Namu, quien desaparecía para aparecer de repente pegando una patada a Violet. Violet había cambiado su posición, para bloquear la patada con el exterior de su rodilla; fue como si en una escena cinematográfica eliminaran todos los fotogramas menos el primero y el último. Sólo el hecho de que Namu había lanzado su pie con una técnica y orientación perfectas, le libró de terminar con el empeine lesionado. Gracias a haber controlado su potencia, también retiró su pierna a tiempo, antes de que Violet se la atrapara.


Pero la soldado había adivinado con antelación la patada, así que su contrataque fue demasiado instantáneo para el fakir, con una patada interior que castigó el muslo de Namu, al tiempo que lo desequilibraba lo suficiente para encadenar con una patada frontal al abdomen, que casi lo envía fuera del ring. Namu se había librado por unos excepcionales reflejos y unos abdominales de acero, pero estaba dolorido. Violet se permitió decirle:
- No me sorprende que llegases a la semifinal del Budokai anterior. Pero no creas que mis ojos no pueden seguir tu velocidad.
- Todavía no te he enseñado todo mi arsenal. ¡Técnica de la Estela!

No era exactamente como la técnica de la hipervelocidad, en la que el luchador desaparecía a ojos de su rival para reaparecer de golpe en otro lugar. Namu hacía algo parecido, pero dejando por el trayecto una multitud de imágenes suyas como desdibujadas, que la hipervelocidad se saltaba por ser incluso más rápida que la estela de imágenes.

Ahora sí que puso entre las cuerdas a Violet, que ahora tenía que parar una lluvia de golpes desde todos los ángulos. Hasta que vio la ruta de la estela a tiempo para anticiparse y aprovechar un pequeño hueco. Namu se fue para atrás del jab de Violet. Así que cambió de táctica, pero no de técnica. Repitió la estela, sólo que cuando Violet creyó adivinar un crochet de izquierda, Namu no sólo la golpeó con un ángulo diferente, sino que también desde una posición diferente. Violet se llevó una patada lateral por el lado contrario, a pesar de supuestamente no estar en ese lado.

- Muy bien hecho, me ha hecho daño. Repítelo, por favor. Quiero comprobar algo.

Namu le hizo caso, como buen caballero que era. Pero esta vez se llevó un golpe en el esternocleidomastoideo con el canto de la mano, de una Violet situada en su espalda.

Una vez recuperó el conocimiento, la soldado le explicó la treta:
- Aunque demasiado tarde, antes me di cuenta de algo bastante curioso. En tu primera estela, dejabas una sucesión de imágenes que se iban desdibujando poco a poco, conforme pasan milésimas de segundo respecto a cuando pasabas por ahí. Pero en la segunda, poco antes de golpearme, algunas cobraron consistencia, así que supuse que las habías aprovechado para retroceder tapando tu trayectoria. Así que en tu tercera estela, una vez vi que estabas "desandando" movimientos para engañarme, decidí mostrarte una técnica similar pero más avanzada, la hipervelocidad.
- ¿La que usaban Jackie Chan y compañía en el budokai anterior?
- ¡Esa! Ellos me la han enseñado a mi.
- Eso lo explica todo. Enhorabuena señorita, como mínimo llegará a la fase final. Quizá incluso a semifinales.
- Gracias. Pero no lo crea, mi amiga Lunch tiene posibilidades de ganarme. En todo caso, quiero decirle que me consta que a la mayoría de demonios les encantaría ser tan fuertes como usted.
- Vale, gracias.

Chichi, recién terminado uno de sus combates de trámite, apareció  para avisarles:
- ¡Violet! Un placer Namu, ¡cuanto tiempo! Ahora hacen un combate de Pamputt. Me suena haber visto alguna de sus pelis, con Krilín y los demás, y que estaban bastante bien. Veamos como de bueno es en la vida real.
- Ese tipo debe ser homosexual. - Afirmó Mutenroshi. Al quedarse todos mirándolo, añadió. - Antes de las preliminares Bulma ha ido toda eufórica a pedirle un autógrafo y el tío la ha despachado como a una molestia. Para eso además de maleducado hay que ser gay.

En cualquier caso, a falta de nada mejor que hacer, decidieron satisfacer su curiosidad asistiendo al combate de Pamputt. Estrella del cine de acción y ganador de diversos torneos de artes marciales.

Pamputt se enfrentaba a un barbudo rubio tirando a castaño, que transmitía una gran serenidad y confianza en sí mismo. Antes del combate Pamputt le lanzó una advertencia:
- Esto te viene grande. ¿No has visto que rocas rompo en mis películas? Pues son de verdad.
- Esas rocas son arenilla comparadas con las que tengo en el riñón. Comencemos.
- ¡Ahora verás!

- ¡Guau! Ese tipo mola incluso más que Ten Shin Han. - Se emocionó Lunch.

El arbitro dio comienzo al combate, con Pamputt corriendo bramando hacia el tipo barbudo, mientras este avanzaba calmosamente. Cuando Pamputt entró en su distancia, el barbudo lo lanzó contra una pared del recinto de una patada circular.

- ¡Sí, lo sabía! - Gritó Lunch.
- ¡El ganador es Chuck Norris! - Anunció el arbitro.



Planeta Valinor.

- Los orcos son una raza tan civilizada como cualquiera del cosmos, y más avanzada que muchas, como lo prueba su codiciada tecnología; tecnología que también les convierte en un posible candidato a ser conquistados por Freezer, como ocurre por ejemplo con el planeta Helinor.

- ¿Insinúa que son más civilizados que nosotros por tener más tecnología? - Inquirió Ganymedetes. Heranio, que ahora se daba cuenta de que había comenzado con mal pie por restregarles a sus orgullosos congéneres su atraso tecnológico respecto a sus vecinos, tuvo que defenderse diplomáticamente.

- ¡Oh, por supuesto que no! Nosotros no hemos desarrollado tanto la tecnología porque hemos podido desenvolvernos con nuestras artes arcanas. Lo que quiero decir es que aunque tecnología más moderna no implique mayor grado de civilización que tecnología menos avanzada, sí garantiza que se trata de seres racionales y no simples animales.

- Usted está hablando de unos bárbaros caníbales asesinos como del colmo del refinamiento. - Esta vez se sumó Theodas, el hasta entonces callado Guardián de las Tradiciones.

- Bueno, es verdad que técnicamente son caníbales pero...

- "Técnicamente..." - El insidioso Ganymedetes tenía ganas de guerra.

- Bueno, dejémosle hablar. - Sugirió Gábalo.

- Gracias, Capitán General. - Reemprendió el azorado Heranio. Veía cada vez más claro que tendría que escoger sus palabras con mucho tiento. - Aunque a mi también me escandaliza tan extraña costumbre, debo mencionar que no matan a nadie con el propósito de comerse su cerebro. Para ellos es un rito funerario, como para nosotros el enterramiento o para otros pueblos la incineración. Nuestras aliadas las fatas abandonan los cadáveres en los bosques para que los devoren los animales, y sus difuntos se fundan con la naturaleza.

- ¡Compara a nuestras antiguas amigas las fatas con esos caníbales! - Se escandalizó Akileo.

- No, por supuesto. El rito de los orcos es equivocado, sólo pretendía mostrar como lo ven ellos mismos. - Una gota de sudor resbalaba por la frente de Heranio. Pese a lo abrumador de la situación, aún supo reaccionar a tiempo apenas ver otro amago de interrupción. - Dejando de lado esta sí bárbara costumbre, lo que nos interesa saber de los orcos es si serían aliados fiables. Y créanme, lo serían: valoran el honor y el cumplimiento de los acuerdos. Y además necesitan alianzas, seguro que son conscientes de que nuestra fuerza y magia combinaría muy bien con su armamento y naves, y que van a necesitar toda la fuerza disponible para defenderse de las amenazas que en cualquier momento pueden surgir en cualquier momento. Nosotros mismos estamos asustados frente a Freezer.

Heranio hubiera añadido antes que los orcos no comen el cerebro de los criminales, pues lo consideran un gran honor para la víctima, y un modo de que su fuerza y esencia permanezca con la gran tribu murdoriana. Es más, los orcos que emigran a planetas que toleren semejante costumbre, suelen dejar en su testamento que su cerebro criogenizado sea enviado de nuevo a Murdor para que sus parientes hagan los honores. Y eso suponiendo que no hayan emigrado junto a su familia. En cuanto a los extranjeros, no suelen ofrecerles ese honor, pues sólo es para quienes se han integrado tanto con los orcos que estos los vean como a de los suyos.

Por ejemplo, el propio Heranio hizo muchos amigos en su etapa como embajador en Murdor, pero aunque les caía muy bien a los orcos en general, no dejaba de ser visto como un extranjero. De hecho, de habérsele ofrecido este honor, el propio Heranio habría rechazado que a su muerte su cerebro se convirtiera en una comida orca. Pero más porque seguía sintiéndose elfo que por escandalizarle la idea.

Por supuesto, calló todo esto, porque no le parecía que mencionarlo fuese la mejor manera de convencer a sus contertulios para una alianza. La prueba venía con la respuesta del rey Vasilakis:
- No se equivoque Heranio. Los elfos no tememos a Freezer, sólo somos prudentes.



Planeta Tierra.

A media tarde:

Ten Shin Han a su amigo Chaoz:
- Es una lástima que no participen el Maestro Tortuga, Son Gohan y Gyumao; aún así hay que reconocer que los demás también son muy fuertes. Con los que más quiero pelear es con Yajirobe y Chichi, que eran los que les seguían en fuerza. Como a nadie le impresionará que venza a una niña, por muy ex semifinalista que sea, mejor me dejas comenzar por Yajirobe. Luego el que gane que se enfrente al vencedor de Chichi contra Chuck Norris. Ese tipo es terrorífico, así que cuando Chichi le gane, la gente le dará más mérito cuando la elimine yo. Los demás repártelos como quieras.

- Yo comenzaré con Yamcha, era el más débil de todos.

Emparejamientos para los cuartos de final:
- Ten Shin vs Yajirobe.
- Chichi vs Chuck Norris.
- Green vs Krilín.
- Yamcha vs Chaoz.


Por la noche:

Casi todos los guerreros tortuga estaban cenando juntos en un restaurante. La excepción era Yajirobe, pues buena parte de su aldea había ido a animarle en el torneo, por lo que se había ido con ellos. A sus compañeros los tenía muy vistos últimamente.

Pero su ausencia se compensaba sobradamente por las incorporaciones de: Green y Pinky; Bulma, que además de animar a sus amigos también quería aprovechar para ligar con Yamcha; Oomori; Tights, que se había traído a su nuevo novio, un tipo bastante majete; Pilaf, Eihei, Mai, Shu, Violet y Lunch. La presencia del emperador estuvo a punto de requerir reservar un restaurante para ellos solos, por razones de seguridad, Eihei insistía en ello, a pesar de la presencia de tan magnos luchadores, hasta que la nueva incorporación le "convenció" de que estando él no hacía falta tanta tontería. Sí, era Chuck Norris, junto a su entrenador y a su representante artístico; Lunch se las había arreglado para convencerle.

Se conversó de todo: batallitas, caza de dinosaurios, caza de animales normales, ciencia, cocina, cotilleos y un largo etcétera que no viene al caso.

- ¿Y no va siendo hora de que nos vayamos a dormir? - Sugirió Krilín a la hora de los cubalibres.
- Espero que no estés todavía cabreado conmigo por eso de haberte matado hace unos años. - Dijo Green, mientras le ponía la mano en el hombro.
- No, tranquilo. Ya te he dicho que para mi eso son gajes del oficio. Y ante todo, ahora somos compañeros. Me refiero a que tendremos que estar descansados para la pelea de mañana.
- Entonces no te preocupes, - rió la rana- al fin y al cabo mañana te toca conmigo. ¿Qué problema hay en que te canses yendo de fiesta, si yo me canso lo mismo yendo contigo?
- Eso, anímate calvito. -Terció la energética Lunch, frotándole el cráneo cariñosamente. - Que de normal no estás tan apagado.

Violet y Lunch tampoco tenían problema en salir de fiesta. Habían derrotado respectivamente a Namu y al Rey Chapa, pero Chuck Norris las había eliminado a ambas, clasificándose él para la fase final.

Quienes podrían tener un problema trasnochando eran el propio Chuck y Yamcha. Sobretodo el primero, pues su rival era el fortísimo Ten Shin Han. Inicialmente Lunch sólo le había parecido una chica guapa y fuerte, pero al conocerla la había encontrado de lo más interesante; y sus relatos sobre como una terrorista "casi mató" a Violet (no quería hablar sobre las bolas del dragón con un recién conocido), junto al relato del origen de su extraño cabello bicolor, le habían impacto. Chuck había conocido muchas mujeres hermosas, pero Lunch era realmente única. No tenía prisa por irse a descansar, ninguna prisa.

En cuanto a Yamcha, su noche fue casi tan agotadora como la de Chuck, pues también había ligado. O más bien Bulma había ligado con él. La chica hacía tiempo que le tenía ganas, pero la astuta Violet había aprovechado el mucho tiempo compartido en sus misiones y guardias para hacerse con él en el pasado. Todo para luego Violet pillarle con una infidelidad y arrepentirse de su éxito, pero Bulma confiaba en controlar mejor al guaperas.



Planeta Murdor.

- ¡Vamos mariquitas! A quien pare antes de llegar le dejo caer la piedra encima.

Un grupo de orcos soldados, armados hasta los dientes, estaban entrenando su físico en su clase diaria de artes marciales. A su uniforme militar le sumaban: protecciones de kevlar, chaleco antibalas... y diversas prendas elaboradas con tejidos de hilo de plomo, sin más función que la de añadir peso al conjunto. Además llevaban cinturones y muñequeras, también de plomo, para una mejor sujeción de sus ropas y distribuir mejor el peso. Y a modo de extra, la mochilita a tope de lingotes de plomo. Aunque mejor que la piedrecita de media tonelada que iba cargando el instructor.

Tras 20 kilómetros de trayecto, no caminando, sino corriendo, llegaron a la base. Su sensei les gritó de nuevo:
- Ya podéis parar. No ha estado tan mal para unos mariquitas como vosotros, pero la verdad es que para ser orcos estáis mejorando. Esta parte ya es opcional, los nenazas que ya tengan bastante pueden ir a hacer el gandul por ahí. A quien quiera seguir entrenando, ahora le toca la parte de gimnasia en la sala de gravedad aumentada.

El sensei no era un orco, era un yardrat. Se llamaba Hiro y había vivido en Murdor toda la vida, como un orco más. Era hijo de Hikari, una prominente yardrat desterrada debido a una condena por corrupción y tráfico de influencias. Todos sus bienes y cuentas corrientes habían sido incautadas, con el problema de que el aislacionismo yardrat le había dificultado trasladar parte de sus riquezas a un banco extraterrestre (o extrayardat). Así pues, sólo partió con lo que no había sido incautado a su marido Yuki por enriquecimiento injusto.

Afortunadamente para sus padres, este caso coincidió con la visita de un mercader murdoriano, llamado Graccus Ianus, que les convenció para partir para su planeta, donde les contrataría como instructores de artes marciales para sus hijos. Tanto el matrimonio yardrat, como el mercader Graccus con su propia esposa, tuvieron más hijos. Buena parte de los hijos de Hikari, que tuvo más de lo habitual en su especie, se centraron en continuar adiestrando a los hijos de Graccus, hasta que el estado murdoriano convenció a la familia Ianus para compartir sus instructores con las tropas de élite del ejército.

Los orcos eran conscientes de que su tecnología era insuficiente contra la sobrehumana (o sobreorca) fuerza de otras razas extraterrestres, como sus vecinos elfos u otros mucho más poderosos y hostiles, pero con el tiempo irían corrigiendo esta carencia. No es que no practicasen artes marciales con anterioridad, pero no a este nivel que más bien parecía mitológico.

La mayoría de los orcos se retiró en lugar de seguir con el entrenamiento opcional. Unos porque tenía otras ocupaciones, otros porque tenían en mente ocupaciones más divertidas y menos agotadoras. Uno de ellos fue interpelado por su compañero:
- ¡Ey Aníbal! ¿Cómo es que te vas tan pronto. ¿Es a hacer el perraco en el sofá o al pubeto a ligar con chavalitas?
- Mejor sería eso que ir a ligar con chavalitos, que es lo que vas a hacer tú después. Ya sabes que aunque sea duro, entrenamientos si puedo no me pierdo ni uno. Pero tengo exámenes dentro de poco y tengo que estudiar. No querrás que te haga un estropicio cuando te hieras tú solo haciendo alguna imbecilidad.

Aclarar que Galeno, el amigo borde de Aníbal, no era ni homosexual, ni suicidad, ni torpe. Todo ello formaba parte del sentido del humor tan bruto que compartían ambos soldados. Puede que choque que el estudiante de medicina se llamara igual que un célebre general y el que tenía alergia a los libros se llamara como el famoso médico; la razón era que el primero era hijo de un médico y el segundo de un militar de carrera, deseando ambos padres que sus hijos siguieran sus pasos, para que a los hijos de mayores les salieran con las vocaciones cambiadas.

Y sí, es casualidad que dos planetas tan alejados como la Tierra y Murdor coincidan con tener un médico y un general famosos que se llamen igual, pero las casualidades existen. Así que cambiando de tema, la cuestión es que en ese momento el sensei Hiro interrumpió a ambos soldados:
- Chicos, lamento interrumpir vuestra charla romántica, pero el alto mando me acaba de llamar con carácter de urgencia. Galeno, ya que te vas a quedar, ¿te importa dirigir tú el resto del entrenamiento.
- ¡Por supuesto, sensei! - Asintió el orco, cuadrándose.

Tras un leve gesto de agradecimiento hacia su pupilo, Hiro se colocó un par de dedos en la frente, se concentró y desapareció.




Cuartos de final.

Ten Shin vs Yajirobe.

Ten Shin y Yajirobe estaban a punto de salir para su combate:
- Esta vez no tendrás a nadie para que te rescate.

Al recordar su rostro de Dios Buda Furioso, a punto de matarlo unos tres años antes, Yajirobe se amilanó por un segundo. Pero sólo por un segundo:
- Esta vez no necesitaré que nadie me rescate.
- ¡No estés tan confiado! ¡No eres el único que ha entrenado! Yo ya era más fuerte que tú entonces, y he consagrado estos tres años a superar a tu maestro. Contigo no tengo ni para empezar.
- Suerte. - Girándole la cara.
- ¡Maldita sea! ¡Me las pagarás!

Mutenroshi estaba entre el público, charlando con su hermana Baba, quien no pensaba perderse este torneo tan espectacular; cuando el Maestro Grulla apareció de nuevo para incordiar:
- Ahora mi Ten Shin Han va a apalizar a tu gordinflón. - Dijo sin saludar, ni nada.
- Hola Tsuru.
- ¿No me has oído?
- Que sí hombre, que sí. Si alguno de tus alumnos gana el torneo te felicitaré.
- ¡Pues claro que van a ganar! ¡Y además humillarán a tus luchadores!
- Vaaaaaaale.
- ¡Aaaaargh!

Arbitro: ¡Que comience el combateeeeee!

Ten Shin Han comenzó directamente con su técnica de los cuatro brazos. Pero Yajirobe lo compensó sobradamente con la velocidad de los suyos propios, y de sus piernas. El samurai iba ganando claramente. Ten Shin se separó:
- ¡Dodonpa!

Pero Yajirobe lo esquivó, llegó hasta Ten a toda velocidad y le obligó a defenderse de una lluvia de golpes. Abrumado, Ten Shin Han volvió a separarse, pero volando:
- ¡Ki-ko...

No llegó a completar su técnica, pues Yajirobe también salió volando y se adelantó. De un golpe lo estampó contra el ring y lo noqueó.

- ¡Ten Shin! ¡Me has avergonzado! ¿Cómo te ha podido vencer ese payaso?
- Tsuru, eres tú quien lo avergüenzas a él. Ten Shin Han es ya mucho más fuerte que tú. Sencillamente Yajirobe ha tenido buenos maestros, mientras que a Ten le habría ido mejor como autodidacta.
- ¡Cómo te atreves a decirme eso!
- Por cierto, Green sí ha sido un autodidacta estos últimos años, aunque antes entrenaba con Blue. Quizá por eso también es más fuerte que tú, como ya intuiste ayer.

Tras unos segundos de no saber que decir, Tsuru volvió con su "¡Ya demostraré que mi escuela es la mejor!".  Pero su firmeza no era la de antes, y de hecho Mutenroshi ya no se dignó en volver a contestarle.




Chichi vs Chuck Norris.

Gohan le preguntó al Maestro Tortuga:
- Sensei, ¿quién crees que ganará este combate?
- A saber. Sabemos que ese hombre tiene un nivel que supera el de un ser humano ordinario. Pero no tenemos ni idea de cuanto. Chichi también es capaz de derrotar dinosaurios, veamos si también a su cazador.

El árbitro llamó a Chichi, pero no junto a su rival, sino junto al otro veterano del torneo anterior.

ÁRBITRO [A]: En primer lugar, quiero felicitaros por haber llegado de nuevo a la fase final. Ya lo conseguisteis en la pasada edición, con sólo 12 y 13 años. ¿Cómo conseguisteis volveros tan fuertes siendo tan pequeños?

CHICHI [CH]: Entrenando mucho, no hay otro secreto. Bueno, y también ha ayudado que nos hayan enseñado los mejores.

A: A eso iba, porque sois compañeros, según me han dicho por ahí, ¿verdad? ¿Quién os ha entrenado?

KRILÍN [K]: Pues el Maestro Tortuga y el Maestro Son Gohan. Antes de conocerles a ella la entrenaba su padre, Gyumao, el otro discípulo más antiguo del Maestro Tortuga. Pero aparte de ellos también hemos conocido mucha gente muy buena que nos ha ayudado muchísimo.

A: ¡Él legendario Maestro Tortuga y sus dos mejores discípulos! ¡Eso explica que seáis tan buenos! ¿Qué expectativas tenéis para este torneo y para el futuro?

CH: La verdad es que no tengo claro hasta donde voy a llegar en esta edición. A visto pelear a los ocho cuarto finalistas y son todos luchadores excepcionales, que habrían podido ser campeones en muchos otros budokais. En cuanto al futuro, voy a entrenar con la idea de ver si algún día puedo conseguir el campeonato, pero sobretodo para darme a conocer y conseguir que otros deportistas de élite me contraten como preparadora física y entrenadora de artes marciales.

K: Como bien ha dicho mi compañera, aquí todos son de gran nivel y cualquiera puede ganar a cualquiera. Si me apura diré que en mi opinión los que tienen más posibilidades son Yajirobe y Chichi misma. Con la posible sorpresa del señor Chuck Norris, a quien he visto lo suficiente como para saber que es fortísimo, pero no tanto como para saber cuanto. En cuanto al futuro, mi motivación antes era convertirme en el más fuerte, pero con el tiempo ha pasado a ser la de superarme a mi mismo constantemente y alcanzar todo mi potencial. Pero sobretodo entreno tanto porque me hace sentirme realizado como persona.

A: Vaya, me dejáis sin palabras. Veo que sois unos jóvenes excepcionales, supongo que precisamente por eso es por lo que habéis llegado tan alto. Antes de despediros para dar paso al combate, os agradezco vuestras palabras.


Entra Chuck Norris. Él y Chichi se saludan y el árbitro da comienzo al combate:

A: Ambos contendientes se lanzan el uno contra el otro. ¡Increíble! Ambos se mueven a una velocidad endiablada, tal que no se puede distinguir la lluvia de golpes que están intercambiando. Pero parece que Chuck Norris esté cogiendo ventaja. Chichi se separa para lanzarle... ¡bolas explosivas! ¡De su propio cuerpo! Pero Chuck Norris las bloquea sin problemas.

CH: ¡Kamehameha!

A: ¡Asombroso! Hasta hace unos pocos años, la legendaria y devastadora técnica del kamehame sólo la dominaba el mítico Maestro Tortuga. En el anterior torneo también la usaron los finalistas Jackie Chan y Son Gohan. Y ahora Chichi, la veterana adolescente de 15 años también la utiliza. ¡Oh, no! Chuck Norris la para y la devuelve, si Chichi no llega a esquivarla habría sido derrotada.

CH: Caray, este tipo es incluso más fuerte que nosotros, así no podré ganar este torneo. ¿Torneo? Je, je, je. ¡Kamehameha...

A: ¡Inaudito! La jovencísima Chichi repite una técnica tan agotadora como si nada. ¿Cómo se las arreglará para no repetir el resultado?

CH: ... de Dispersión!

CHUCK NORRIS [CN]: ¡Maldita sea! Ha fragmentado este rayo para destrozar todo el ring menos donde estoy pisando. Si me muevo y toco el suelo pierdo. Probaré mi propio ataque a distancia. ¡Patada Giratoria!

¡Floash!

CH [Exultante]: ¡Uffffffff! El tío es capaz de generar ondas de presión con sus patadas. La he esquivado de milagro. Caray, esto todavía tiene peligro.

¡Floash! ¡Floash! ¡Floash! ¡Floash! ¡Floash! ¡Floash! ¡Floash!

CN: La última le ha dado, estoy seguro. Pero parece que la ha atravesado, ¿qué nuevo truco se trae la cría esta?

¡BOOOOOM!

CH: Lo siento, he combinado la técnica de la imagen múltiple junto con la de la hipervelocidad para engañarte. Y así poder detonar el suelo que pisas con la telequinesia.

A: ¡Chuck Norris ha pisado fuera del ring! ¡Chichi ha ganado!


Chuck Norris se encaminó todo serio hacia Chichi. El árbitro y el público temían por la adolescente. Chuck Norris le tendió la mano:
- Enhorabuena chiquilla, me has vencido con astucia. Te propongo un trato: tú me enseñas a volar y estas pirulas; y yo no sólo estaré dispuesto a entrenar contigo de vez en cuando, sino que te buscaré algún papel en mis próximas películas.
- ¡Trato hecho! Pero en los próximos años tendrán que ser papeles pequeños, he de poder compaginar el trabajo con mis estudios y con mi entrenamiento.
- Muy bien pensado, chica. Si lo haces bien, cuando termines de estudiar ya me plantearé darte papeles con más protagonismo.

- Maestro Tortuga, - le preguntó Yamcha- ¿cree que este tipo nos podrá resolver la papeleta contra los guerreros del espacio?
En lugar de Mutenroshi, quien le respondió fue su hermana Baba:
- No. A este hombre le pasa algo parecido a Arale, aunque no tan exagerado. Él al menos habrá veces que esté disponible y os ahorre trabajo. Pero habrá momentos clave en que estará tan ilocalizable como ella, y tendréis que sacaros vosotros mismos las castañas del fuego.
- Tan sólo recuerda - añadió Mutenroshi- la razón por la que se perdió el anterior Budokai. Encima ahora que ha conocido a Lunch, pues olvídate. Y eso sin contar lo ocupado que está haciendo películas como rosquillas y cazando bichos. Sobretodo bichas.

Green vs Krilín.

Comentario de Gyumao:
- Green ha mejorado algo, pero sólo hasta cierto punto por el tiempo que le ha robado tanto su trabajo como sus otros menesteres. Pero creo que le ha superado el propio Ten Shin Han a pesar de Tsuru. Green me cae bien, me alegro de que Krilín haya reservado parte de su fuerza, para equilibrar el combate y que el hombre haya podido lucirse también.
> Quien lo hubiera dicho hace unos años, cuando tuvimos que resucitar a Krilín, precisamente por haberlo matado la rana Gustavo. Desde luego no hay nada como una buena comilona y unas cervezas para unir a la gente.

Yamcha vs Chaoz.

- El pequeño Chaoz tiene una técnica de parálisis muy peligrosa. Pero Yamcha es muy superior a él y debería ser capaz de evitarla. - Comentaba el Maestro Tortuga.
- Me lo creo, pero que no se confíe. - Añadió Chuck Norris. - Sólo hay que recordar mi anterior combate.

- ¡Garras del Lobo!
- ¡Disco Solar!
- ¡Aaaaah!

- Este Yamcha, parece que quiere hacerme quedar mal. - Se lamentaba el joven pero venerable maestro.

Con Yamcha cegado por el deslumbrante (nunca mejor dicho) ataque de Chaoz, el pequeño aprovechó emulando al gran Tao Pai Pai, pero usando la lengua correctamente:
- ¡Do-don-pa!
- ¡Uaaaargh!

- ¡Señor árbitro! Mi adversario ha sido noqueado. ¡Proceda a la cuenta atrás!
- ¡Ah, sí! ¡Claro! Diez, nueve...

[¡La cuenta atrás, ahora mismo me levanto!] - Pensó Yamcha, demasiado fuerte como para no recuperarse enseguida ante un ataque tan débil. -

- ...ocho, siete...

- ¡Argh! ¡Este enano me ha paralizado!

- seis, cinco... [¿Porque estará este chico levantando los brazos?] ...cuatro...

- ¡Señor árbitro! ¡Trampa!

- tres, dos

- ¡No me oye! ¡Me ha paralizado la boca!

- uno

- ¡AAAAAAAAAAAAAAAAAARGH!

- ¡Increíble! ¡El luchador Yamcha despierta en el último segundo! ¡Y encima rugiendo!

- ¡Parálisis! - Intentó el ahora asustado Chaoz. - ¡No funciona! ¡Disco Solar! ¡Sí, lo he vuelto a cegar, tengo otra oportunidad!

Y lo había cegado, pero en el Palacio Celestial Yamcha había aprendido a sentir las energías. Así que no falló su fulgurante golpe, que envió al pobre Chaoz fuera del ring.

Momentos después:
- Enhorabuena Chaoz. Habrás perdido, pero igual que me dejaste indefenso contra Blue la otra vez; ahora lo habrías conseguido de nuevo en una pelea como esa. En combate real yo no habría tenido una cuenta atrás para reaccionar.
- Gracias, pero tanto que he entrenado y aún me he quedado atrás.
- Si quieres, nosotros te podríamos ayudar. Entrenar mucho es imprescindible, pero con ayuda todo resulta más fácil.

Luego añadiría para sí: "Bueno, lo malo es que ahora Yajirobe y Lunch se van a cachondear de mí a base de bien. En fin, tendré que aprender de la experiencia".

La historia del loco universo alternativo donde Yamcha consiguió pasar de la primera ronda.



Esa noche volvieron a salir de fiesta todos juntos, sólo que esta vez con la adición de Ten Shin Han y Chaoz:
- Aún no he digerido lo bien que nos habéis acogido, a pesar de pertenecer a escuelas rivales y de haber intentado mataros en el pasado.
Green abrazó a Ten Shin con un brazo:
- ¿Verdad que estos tipos son la monda?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 

KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 21- Budokai XXII

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 

 Temas similares

-
» y otra mas para tortuga, moneda de ebusus, del tipo 17
» Legio XXII Deiotariana
» "Mi primer maestro fue un perro".
» El Maestro aparece cuando el alumno esta listo.
» AL MAESTRO MARIANO BEQUER, RONDEL.
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Foro oficial Dragon Ball Multiverse :: Zona Fan-Art :: La zona del fan :: Fan-fics-