Foro oficial Dragon Ball Multiverse

Foro oficial Dragon Ball Multiverse

Comunidad española y latina del comic dragon ball multiverse.
 
ÍndicePortalCalendarioGaleríaFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Últimos temas
» CAPITULO 2: LA GUERRA DEL TIEMPO
Hoy a las 9:38 am por Pablich

» fanmanga: dboth saga III revelations chapter 37 beggins
Jue Feb 23, 2017 7:27 am por yami82

» Anime de Dragon Ball Multiverse?
Jue Feb 16, 2017 11:44 pm por sokushageta

» 10.000 juegos del ZX-SPECTRUM para Tu PC, Con Menu Incluido !
Jue Feb 09, 2017 5:17 am por usa-software

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 21- Budokai XXI
Lun Feb 06, 2017 10:05 am por Tserleg

» Versus de DB
Dom Ene 29, 2017 4:23 am por er_feyd

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 20- El quinto hombre.
Lun Ene 23, 2017 6:50 am por Tserleg

» CAPITULO 1: LA PATRULLA DEL TIEMPO
Dom Ene 22, 2017 7:13 pm por Pablich

» Los dos mejores y los dos peores enemigos principales de película de DB
Dom Ene 15, 2017 9:41 am por Janemba20

» Capitulo 6 final
Sáb Ene 07, 2017 3:15 pm por thetis

» Capitulo 5
Sáb Ene 07, 2017 3:14 pm por thetis

» Capitulo 4
Sáb Ene 07, 2017 3:13 pm por thetis

» Capitulo 3
Sáb Ene 07, 2017 3:12 pm por thetis

» Capitulo 2
Sáb Ene 07, 2017 3:11 pm por thetis

» Capitulo 1
Sáb Ene 07, 2017 3:09 pm por thetis

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 19- ¡Lucha contra Piccolo!
Lun Dic 26, 2016 7:15 am por Tserleg

» DBS alcanzó a GT en capítulos. ¿Hasta ahora cuál es mejor?
Dom Dic 25, 2016 8:31 am por John Fénix

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 18- Piccolo Daimaoh
Sáb Dic 24, 2016 10:54 pm por Tserleg

» Sprites actualizados 23/12/16
Vie Dic 23, 2016 6:48 pm por Pablich

» Presentacion + Aporte
Miér Dic 21, 2016 4:20 am por Strider

» CAPITULO 4: EL GRAN TORNEO
Sáb Dic 17, 2016 3:04 am por Pablich

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 17- La Postguerra Cintarrojista
Lun Dic 05, 2016 7:01 am por Tserleg

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 16- Batalla en el Cuartel.
Lun Nov 28, 2016 5:25 am por Tserleg

» Las lineas temporales de Dragon Ball Super
Miér Nov 23, 2016 9:44 am por Pablich

» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 15- Asalto al Cuartel General.
Lun Nov 21, 2016 5:30 am por Tserleg

» 5- El ayuntamiento
Sáb Nov 19, 2016 3:01 am por Pablich

» 4- El instituto
Sáb Nov 19, 2016 2:45 am por Pablich

» 3- Biblioteca
Sáb Nov 19, 2016 2:29 am por Pablich

» 3- Comisaria
Sáb Nov 19, 2016 2:23 am por Pablich

» 3- Centro Medico
Sáb Nov 19, 2016 2:06 am por Pablich

» 2- Bloque de pisos
Sáb Nov 19, 2016 2:03 am por Pablich

» 1- Callejon
Vie Nov 18, 2016 7:23 pm por Pablich

» Black Goku vs Baby Vegeta
Miér Nov 16, 2016 11:16 am por Ocnarf 9000

» Hope en Barkston: el Edificio
Vie Nov 11, 2016 3:17 pm por er_feyd

» Hope en el Callejon
Vie Nov 11, 2016 2:00 pm por er_feyd

» Tarzán en el cashejón.
Jue Nov 10, 2016 11:02 am por Strider

» Pedido de Ficha
Miér Nov 09, 2016 3:08 pm por Pablich

» TUTORIAL Y REGLAS
Miér Nov 09, 2016 3:05 pm por Pablich

» Bill en el Callejon (Tutorial)
Miér Nov 09, 2016 2:58 pm por Pablich

» Mapa del area y reglas de vehiculos
Sáb Nov 05, 2016 8:24 pm por Pablich

Indice
Temas más activos
PALABRAS ENCADENADAS
¿Quien es este personaje?
Dragon Ball Z: Battle of Gods-Post de debate
Adivina el Nombre (Todo lo relacionado con Dragon Ball)
MULTIVERFANS
Cadena de Preguntas
Trolleadas en chats 2.0
Dragon ball legendary
Dragon Ball Heroes: Informacion y deseos
Encuestas de Chicas guapas. (2)...

Comparte | 
 

 KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 17- La Postguerra Cintarrojista

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Tserleg
Videl
Videl


Mensajes 33
Fecha de inscripción 26/03/2016
Reputacion 0

MensajeTema: KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 17- La Postguerra Cintarrojista   Lun Dic 05, 2016 7:01 am

LA POSTGUERRA CINTARROJISTA


- ¡Kamehameha!

Krilín destruye parte de estructura inferior de la Torre del General White. Mientras sus compañeros Yajirobe, Yamcha y Lunch (equipada con un droide de combate) aplastan los soldados y droides del campamento.

¡BOOOOM!

Esta explosión no la han causado ellos, más bien han tenido que esquivarla. Su autor es el droide Apolo, pesadilla de tío, quien sujeta un cañón enorme como si fuera un simple subfusil:
- Venga, hacedme una visita. - Dice Apolo amigablemente, mientras se oculta en los bordes del boquete abierto por el disparo de Krilín.
- ¡Yo sí que te voy a dar plomo, so cenutrio! - Responde Lunch, cargando como una loca.

El cuarteto pilafiano cierra la distancia a la Torre en apenas unos segundos. Los soldados y droides convencionales no tienen tiempo de ametrallarles casi, Apolo ni siquiera de cargar de nuevo su cañón. Ni falta que le hace.

Los héroes entran en la Torre. Apolo se adentra en ella mientras le perseguen. Los héroes tumban unos cuantos soldados y droides más, lo que ocasiona la risa de Apolo:
- Esto se me antoja un déjà vu.

Se abre la trampilla y los héroes cayeron en un foso. Allí se encuentran con Buyon y Aqua. Apolo aterriza tras ellos...



Pero...  ¿acaso no había terminado ya la guerra contra el Ejército de la Cinta Roja? ¿Y no había finalizado la aventura de la Torre, pero con Mutenroshi, Yamcha y Puar como protagonistas? Remontemos en el tiempo.

Cierto que el Gran Pilaf había derrotado al Ejército de la Cinta Roja, pero no completamente. Cierto que los generales Red y Black habían sido capturados, y tras juicio sumarísimo condenados a la horca. Pero a la noche siguiente a la aparición del Dragón Sagrado, el capitán Gero Junior, equipado con todo un arsenal de cápsulas (armadura cibernética, caza aéreo, etc.) los rescató en una espectacular misión, digna de la mismísima Husky La Gata. O incluso mejor, pues actuó con una mayor limpieza, haciendo innecesarias muertes no deseadas. No es que Gero Junior tuviera reparos en matar gente inocente, pero sólo lo hacía si era necesario.

Con la caída de su principal bastión y sus mejores hombres, el Ejército de la Cinta Roja había sido seriamente dañado. Pero si ya algunos de sus principales mandos se negaban a reconocer la derrota, y a abandonar una vida dedicada al terrorismo, la liberación de Red les había insuflado nuevos ánimos. De él se desconocía su paradero, pues con la nueva, y forzada, estrategia de guerra de guerrillas, era más importante dificultar su nueva captura que los ánimos que pudiese insuflar a sus tropas mostrándose públicamente.

Lo que ya no pudo hacer la Cinta Roja, ni ganas, fue sabotear la fiesta de las resurrecciones y la victoria. Chichi se empeñó en preparar sus "costillas de dinosaurio, rellenas de salamandras y crema de abejas machacadas". Tenía sólo once años, pero cocinar le gusta tanto como practicar artes marciales. Y su padre era un comedor agradecido, lo que la motivaba aún más.

Durante tal fiesta pasaron muchas cosas divertidas, pero que pertenecen a la intimidad de estas personas. Así que resumámoslo en que salvo los perdedores, que lógicamente no participaron, los demás lo pasaron bomba. Finalmente, se separaron en grupos. Veamos que aconteció a esta gente, incluidos los no participantes.

Mutenroshi y Gohan se fueron a entrenar al Palacio Celestial. Chichi, tras despedirse de su padre, regresó con el Gato Ermitaño. Ninguno de ellos volvió a su lugar de trabajo en ningún vehículo. Para un mejor entrenamiento, lo hicieron por sus propios medio: Los dos ancianos volando y la niña corriendo miles de kilómetros.

En el caso de Chichi, sólo en el primer viaje. Al llegar el curso escolar sólo pasaba con Karin los fines de semana, y con su padre los días lectivos. Una cosa era entrenar para salvar el mundo de una amenaza en ciernes, otra dejar de preparar su propio futuro, para cuando volvieran los tiempos de paz. Además, aunque fuera algo menos eficaz, en su hogar también podía entrenar con su padre, quien debía permanecer en su tierra, que le necesitaba como gobernante.

Aún estando de acuerdo en que Tsuru, Ten Shin Han y Chaoz merecían la pena capital, Mutenroshi convenció al Gran Pilaf para que les indultara. Estaba convencido de que podrían ser útiles en la defensa contra los guerreros del espacio. Además, intuía que los dos discípulos de su rival no tenían el corazón tan podrido como su maestro. Con el tiempo tal vez se convertirían en héroes. Eso ya dependería de sus decisiones.

- Tsuru, te propongo que entrenemos juntos: tu, yo, tus alumnos y los míos. Todo lo que podamos mejorar será poco ante la amenaza. Posiblemente sea superior incluso al ancestral Piccolo Daimaoh.
- ¡No me enredes, Roshi! No quiero que contamines a mis pupilos con tu debilidad. Cuando llegue el próximo Budokai os vamos a dar una buena sorpresa.
- Eso no importa. Puedo ayudarte a hacerlos más fuertes, igual que tu puedes ayudarme a mi a entrenar a los míos. Nuestro propio sensei nos alentó a aprender de donde pudiésemos, y no sólo de él mismo.
- ¡Pero no de ti!

Violet seguía realizando misiones, pero no como carne de cañón. Son Gohan ya les había advertido que las bolas del dragón no podían resucitar a nadie por segunda vez. Tampoco es que no corriera peligros, pero no tanto como su compañera Lunch, que ahora estaba aumentando su ventaja sobre su amiga y rival. Por si fuera poco, cuando un entrenamiento se volvía demasiado duro para Lunch Morena, esta se podía transformar a voluntad en la rubia, por lo que ahora podía ejercitarse sin los problemas de antaño. La pega era que Lunch Rubia sólo se transformaba en la Morena cuando estornudaba, por lo que sus compañeros ahora tenían que lidiar con su violento genio durante un mayor porcentaje de tiempo.

A Yajirobe, Mutenroshi le había sugerido escalar la Torre Celestial, pero como tenía miedo a caer y no era tan puro de corazón como para que la nube supersónica le rescatara, decidió entrenar un poco más. ¿Y qué mejor manera que ganando un sueldo, como uno de los mercenarios de Pilaf? Krilín y Yamcha le ayudaban, para rematar la amenaza cintarrojista, entrenar y ganarse también un dinerillo. Ya tenían unos ahorros por la recompensa por el rescate de Bulma, pero había que asegurarse el futuro.

¿Y qué fue del Coronel Green? La resurrección de Shu había ablandado a Pilaf lo suficiente como para conmutar la pena capital. Además, tanto Shu como sus otros compañeros en la Garra del Diablo informaron al Emperador que este ya les había advertido antes de disparar a matar, para que escaparan antes de que le ordenasen hacerlo. No obstante, al contrario que con los guerreros grulla, Pilaf se negó a indultar completamente a Green, condenándolo al presidio. Sólo la intermediación de Violet redujo la pena a dos años de prisión, además en una celda cómoda y con máquinas de entrenamiento. Y libros, buena parte de ellos de ciencia ficción.

La razón para esta reducción de pena fue un trato similar al que tuvo en su día la propia Violet: Información a cambio de menos años. Otro factor que ablandó a Pilaf fue el hecho de que, al contrario que con Red, el enemigo no lo considerara tan importante como para liberarlo. ¡Sí hasta los cadáveres de Blue y Black fueron saqueados de su tumbas!

Green en el fondo entendía que el rescate de los dos generales debía ser lo más rápido y fulgurante posible, para maximizar las posibilidades de éxito. Rescatarle a él lo retrasaría peligrosamente. También entendía que el cadáveres de Blue no sólo podía ser útil para los experimentos científicos de la Cinta Roja, sino que las medidas de seguridad de un simple cementerio de mala muerte, nunca mejor dicho, eran inferiores a las de su prisión.

Aún así, tanto el abandono de los "suyos", como el hastío de la estupidez de sus mandos, y no digamos tener que colaborar con una hipotética versión zombi de Blue (aunque preferible a la versión normal de ese imbécil) movieron a Green a no intentar fugarse. Así que traicionaría a su ex ejército; pasaría dos años en prisión, aprovechando finalizar sus estudios derecho a distancia, y entrenar artes marciales y físicamente, y por supuesto para leer novelas; y una vez en libertad reharía su vida creando alguna empresa de seguridad.

Precisamente fueron sus informes los que habían movido a Yajirobe y compañía a la base del General White. Green les había informado que al ubicarse en una posición estratégica, iba a ser reforzada con nuevos droides y mejor tecnología. Además, en ella se encontraban diversos talleres y laboratorios con información de gran valor. La caída del campamento de Red ya había proporcionado planos y esquemas de los droides Apolo y Bliss, y mucho más. Así como las armaduras de Red y Black estaban siendo estudiadas por Pilaf, con la colaboración a distancia de Bulma y Oomori. Aparte de las de sus propios secuaces, Mai y Shu, que sin ser unos genios científicos, sumaban conocimientos de electricidad y electrónica a sus habilidades de espionaje.



Yajirobe era el más fuerte del grupo, pero de entre ellos en quien más confiaba Pilaf era en Lunch. Por lo que a ella le fue asignado el mando del pelotón:
- Yamcha, tú a por Aqua. Yajirobe y Krilín a por Apolo. Yo me encargo del blandiblú. - ¡BRZAM! El metal del droide de combate facilitó la puntería el rayo eléctrico de Buyon. - ¡Aaaaaah!

Yajirobe lanzó su katana en dirección a los ojos de Buyon, forzándole a desviar su rayo para desviar la espada. Krilín se interpuso entre Apolo y Lunch, siendo estampado boca arriba contra el suelo de un puñetazo. Yamcha esquivó una brazo-cuchillada de Aqua, para contraatacar con una patada con la lanzó contra la pared. Aprovechó el tiempo que le dieron sus compañeros para romper la cabina del averiado droide de combate, y sacar a la freída Lunch antes de que la volviesen a electrocutar.

Krilín compensó su mala caída con su cabeza tan dura. Se levantó del suelo:
- Necesitarás algo más para acabar conmigo.

Apolo le lanzó una ráfaga de puñetazos: Los primeros fueron bloqueados por Krilín, causándole moretones en los brazos, pero sin romper sus duros huesos. El gigantesco androide tenía una pegada terrorífica, pero inferior a la del difunto y demente General Blue. Los siguientes golpes fueron esquivados por un cada vez más espabilado Krilín.

El entrenado físico de Lunch le permitió recuperarse de la electricidad relativamente deprisa:
- Yamcha, ayuda a Krilín. Yo me encargo de esa zorra.

Mientras tanto, Yajirobe corría a toda velocidad hacia Buyon. Antes de que el monstruo pudiera recargar un nuevo rayo, el samurai desapareció de su vista, para reaparecer enfrente suyo. Y meterle los dedos en los ojos. Y acto seguido un directo atrasado en toda la boca, que le hizo bastante daño. Puede sorprender en un monstruo blandiblú a quien le rebotan los golpes, pero quien tras esa carne elástica guardaba una dentadura rígida, como la de cualquier otro animal. Esos dientes no eran fáciles de romper, y menos con esa capa que amortiguaba buena parte de fuerza. Pero el cross de Yajirobe aprovechaba toda su potencia mediante la rotación de su cadera. El anciano Ryu lo había instruido bien, y las facultades naturales de Yajirobe eran enormes, así como su pegada.

Aqua se rehizo y volvió al ataque. ¡BAM! Pero Lunch la frenó con su recortada:
- No vas a hacer nada. ¡Perra!



La intervención de Yamcha ayudó bastante a Krilín, al mantener a Apolo lo suficientemente ocupado como para:
- ¡Kamehameha!
Krilín no desintegró la cabeza de Apolo, pero sí la daño seriamente. Había destrozado la mayor parte de carcasa protectora, exponiendo parcialmente la maquinaria y circuitería internas. Y nublando su visión hasta cierto punto. Apolo se giró hacia Krilín, pues no podía permitirse más ataques de tamaña potencia. Era una lástima que todavía no hubiesen reparado a los terracotas.
- ¡Garras del Lobo!
Yamcha se había subido a su testa de un salto, atacando con precisión los conductores eléctricos y los componentes electrónicos más vulnerables. No es que fuera un experto en tecnología, de hecho no tenía ni idea. Pero no era tan tonto como para no distinguir carcasas resistentes de componentes delicados.

Yajirobe terminó de destrozar la dentadura de Buyon siguiendo su cross con una serie de crochets. A continuación aprovechó la distracción para:
- ¡Kamehameha!
Le introdujo el ataque de ki por la boca, en dirección al cerebro. Protegido completamente por fuera, pero no tanto por dentro de su organismo.
- ¡Kamehameha!
Y por si acaso otro en dirección al corazón. Fuera por el primer kamehame, o por el segundo, el monstruo cayó muerto.

- ¡Kamehameha!
Esta vez Krilín destrozó completamente la rodilla de Apolo. Por si fuera poco acudió Yajirobe, quien ayudó a Yamcha a entretener y castigar al androide con más golpes. Unos cuantos kamehames de Krilín y Apolo fue destruído.

- ¡BAM! ¡BAM! ¡BAM! ¡BAM! ¡BAM!
Para reducir su resistencia, Lunch agujereó a Aqua. A continuación, Krilín y Yajirobe al unísono:
- ¡Kamehameha!
Al igual que su compañera Bliss, Aqua había sido literalmente desintegrada.

- Por cierto chicos, ¿cómo es que los demás soldados no han ayudado a estos bichos? - Preguntó Lunch.
Entonces apareció otro droide Apolo:
- Eso es porque he convencido a uno de sus oficiales, para que no nos interrumpan mientras os matamos. - Dijo el falso Apolo, Puar, mientras recuperaba su verdadera forma.



Dos años después.

El capitán Gero Jr. se presentó ante el general Red, y ante su padre, el Dr. Gero:
- General Red, le he traído la urna, como me ordenó. No obstante, me permitiré insistirle en que, por favor, no la abra. De nada serviría dominar el mundo si Piccolo Daimaoh decide dominarlo para sí mismo. O destruirlo.
- ¡No insista de nuevo, capitán Gero! Disponemos de la fuerza necesaria para asegurarnos su apoyo. El Ejército de la Cinta Roja no admite la derrota, y si eso supone despertar al Rey de los Demonios que así sea. - Respondió Red.
- Hijo, has hecho un buen trabajo. Pero no dejes que tus miedos lo estropeen. Sabemos lo que hacemos. - Añadió el Dr. Gero, sin duda el hombre más inteligente del mundo, pero con dudas el más sensato.

Gero Jr. se resignó, guardando para sí sus pensamientos:
- Si realmente tenemos la fuerza para controlar a Piccolo Daimaoh, eso significa que ni por asomo él tendrá la fuerza para derrotar a Pilaf y sus hombres. Y espero que así sea, porque como sea cierta la leyenda de esta urna, y sí sea tan poderoso, vamos a tener problemas.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 

KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: 17- La Postguerra Cintarrojista

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 

 Temas similares

-
» KRILÍN, EL MAESTRO TORTUGA: Capítulo 0 - Un superélite salvando la Tierra.
» y otra mas para tortuga, moneda de ebusus, del tipo 17
» "Mi primer maestro fue un perro".
» El Maestro aparece cuando el alumno esta listo.
» AL MAESTRO MARIANO BEQUER, RONDEL.
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Foro oficial Dragon Ball Multiverse :: Zona Fan-Art :: La zona del fan :: Fan-fics-